Comunicado desde el Valle del Huasco a Chile y el mundo

no_punta_alcalde.jpg

Los habitantes del Valle del Huasco somos nuevamente testigos de cómo el poder económico logra imponer sus intereses por sobre nuestras vidas. Nuestra comunidad, que ha sufrido por más de cincuenta años la exposición a las emisiones vertidas por nuestros sucios vecinos  CAP y la Termoeléctrica GUACOLDA, se ve ahora amenazada por la instalación de una nueva Central Termoeléctrica: Punta alcalde.

Ante la nula respuesta institucional a la declaratoria de zona contaminada en Huasco y habiéndose comprometido el Ministro de Salud a implementar medidas de mitigación que nunca se realizaron, consideramos la aprobación de la termoeléctrica de Endesa Punta Alcalde como una agresión directa a nuestro derecho de vivir en un ambiente libre de contaminación.

Una vez más la institucionalidad “funciona” para lo que fue creada: para proteger los privilegios e intereses económicos de una minoría de la sociedad que no tiene límite en la acumulación de riqueza y de grandes capitales extranjeros que saquean y matan impunemente en nuestro País. Una vez más la legislación pretende imponernos su dictamen con el argumento de la “legalidad” y el “desarrollo”.

Este hecho viene a confirmar el destino que tienen para nuestro valle: convertirlo en una verdadera Zona de Sacrificio. Todo Chile conoce la lucha que llevamos desde cordillera a mar, para salvar nuestros glaciares de Pascua Lama, no permitir el retorno de Agrosuper y  en Huasco, impedir que sigan contaminando porque ya se ha llegado al nivel de tener nuestra zona saturada de material particulado.

Somos una pequeña Comunidad con nuestras Costumbres y Tradiciones, con una historia que hemos escrito y escribimos en nuestro Valle. Con nuestro río y con nuestras Aguas, en nuestro Territorio. Con la pequeña minería, la pesca y la  agricultura, base de nuestra economía autosustentable.

La pequeña CALETA  LOS BRONCES, insignificante para el poder económico, es para nosotros  la esencia de nuestra cultura. Allí, en nuestra costa, se pesca y se cultivan tradiciones que nos dan identidad como pueblo y como comunidad.

Si contaminan nuestra costa, si saturan el aire de letales contaminantes, si secan nuestro río para que mega proyectos mineros extraigan sin límite, entonces amenazan directamente nuestra vida, la de nuestro Valle y la posibilidad de proyectarnos en este territorio con nuestras costumbres y tradiciones.

Tenemos plena conciencia de que enfrentamos al enemigo más poderoso que cualquiera pueda imaginar: al poder económico y sus grandes empresas, a la institucionalidad diseñada para proteger sus privilegios, y a una clase política que legisla a favor de los intereses de esa minoría que controla el Estado y el  poder político del país.

Sabemos que no escatimarán esfuerzos en comprar consciencias, en mentir desde los principales medios de comunicación de todo el país, en intentar dividir a nuestra Comunidad para debilitarnos, y en usar toda la fuerza represiva que, como la historia lo demuestra, no trepidan en utilizar contra comunidades desarmadas.

Todo eso lo sabemos. Estamos conscientes.

Aún así, desde este Valle en resistencia, le decimos a Chile y al mundo que LUCHAREMOS… Defenderemos nuestro territorio y nuestro derecho a la salud y a la vida. Lucharemos para que nuestros hijos y todas las generaciones venideras sigan haciendo y construyendo comunidad en la misma tierra de sus padres y ancestros.

Llegamos a este punto sin buscarlo.

Somos las víctimas de la agresión criminal del poder económico que lentamente nos está matando: robando nuestra Agua y contaminando nuestro Aire, secando y volviendo estéril 150 km de un Valle fértil, enfermando a nuestros niños y vecinos.

Es nuestra Comunidad la que está siendo agredida.

Es nuestro Valle, última frontera verde antes del implacable desierto de Atacama,  el que está siendo sacrificado para que unos pocos se sigan enriqueciendo.

Entre someternos o emigrar, elegimos luchar y defender este territorio en el cual somos soberanos. Lo defenderemos con la fuerza de la razón frente a las fuerzas de la codicia del  interés privado, y para eso pedimos a todos los Chilenos y a todos los hombres y mujeres del mundo que nos apoyen, que demuestren su solidaridad con esta pequeña comunidad que se niega a ser arrasada por la brutal codicia del poder económico.

Lo dijimos en nuestra lucha para expulsar a Agrosuper y lo reiteramos hoy ante esta nueva ofensiva del poder empresarial: Nunca más, nadie, ni por adinerado y poderoso que sea, nos volverá a pisotear… Nunca más este pueblo humilde y heroico permitirá que avasallen nuestra dignidad.

Lo decimos claramente: Punta Alcalde es inviable en el Valle del Huasco.  NO PERMITIREMOS QUE PUNTA ALCALDE SE INSTALE EN NUESTRO TERRITORIO!

No nos sigan insultando con sus mentiras de tecnología de punta ni sus repetidas falsedades de los más altos estándares a nivel mundial. No sigan con sus mentiras del desarrollo y fuentes de trabajo.

Ningún argumento economicista puede ser más importante que la salud y la vida de los seres humanos. Unos cuantos puestos de trabajo a cambio de catástrofes sanitarias y ambientales, es un chantaje criminal e inhumano que jamás aceptaremos.

Por último, rechazamos la actitud cómplice de la empresa CAP (Planta de Pellets) al involucrarse para facilitar la instalación del mega proyecto Termoeléctrico Punta Alcalde.

Pretender que la instalación de un precipitador electroestático en una de sus chimeneas va a mejorar la calidad de nuestro aire, es una burla a nuestra comunidad y un argumento barato con el que el actual gobierno nos condena a vivir en la miseria de la enfermedad y posterior éxodo.

CAP sabe perfectamente que Huasco es zona de latencia y que aún con las permisivas  normas ambientales vigentes se encuentra bordeando el límite de la saturación.

Los altos niveles de contaminantes letales provenientes de la Termoeléctrica Guacolda y de la Planta de Pellet  de CAP ya han generado un daño irreparable en nuestra salud, en nuestro medioambiente y en el futuro de nuestros niños. CAP y Guacolda son los responsables del aumento de la mortalidad general, las patologías cardiovasculares y del aumento de las tasas de cáncer, son ellos quienes están mal formando a nuestros hijos, enfermando sus pulmones, llenando su sangre de metales pesados y también son ellos quienes están contaminando nuestros cultivos matando nuestra agricultura y nuestro mar de forma irreversible.

fuente:

http://observatorio.cl/node/10777?utm_source=m1&utm_medium=mail&utm_campaign=usuarios

TODA ESTA AGRESIÓN NOS OBLIGA A MOVILIZARNOS COMO COMUNIDAD EN LA DEFENSA DE NUESTRA VIDA, DE NUESTRA FAMILIA, DE NUESTRO FUTURO Y DE NUESTRO HERMOSO VALLE AL QUE CONDENAN SISTEMÁTICAMENTE A LA MUERTE.

No permitiremos la construcción de Punta Alcalde ni de cualquier otro proyecto contaminante en nuestro valle.

No nos detendremos hasta que estas megaempresas que amenazan y destruyen nuestra vida abandonen definitivamente nuestro territorio.

Y lucharemos hasta alcanzar la victoria, porque vencer  es lo único que garantiza un futuro digno a nuestra comunidad.

MOVIMIENTO SOCIOAMBIENTAL VALLE DEL HUASCO

26/01/2014
Anuncios

About this entry