Policía militar chilena reprime brutalmente a manifestantes mapuche

Imagen

Territorio Nación Mapuche, 8 de febrero de 2014

Con el inicio de juicio estatal en contra del machi Celestino Córdova y el apoyo de comunidades que buscan el ejercicio de los derechos mapuche, el día 3 de febrero de 2014 la policía militar chilena realiza una verdadera cacería contra mapuche desarmados por las calles de Temuko, entre los cuales se encontraban muchas mujeres y niños. Uno de ellos, Weliwen, de 2,5 años de edad, debió observar como la policía efectuaba una brutal golpiza en la cabeza y cuerpo a su padre Alberto Pascual Curamil –werken de la ATM-Alianza Territorial Mapuche–, que se encontraba caído en la vereda, producto de la arremetida uniformada… Cerca de las 12 horas, Weliwen junto a su hermano Moisés, de cinco años de edad, quedaron solos en la calle de una ciudad que desconocen, luego de la detención, hasta que otros mapuche les acogieron y condujeron hasta su madre, a unos cien kilómetros de Temuco… El lugar de detención de Curamil era desconocido hasta las 18 horas de ese día, cuando fue derivado desde el hospital a constatar lesiones. Junto al werken Curamil fueron detenidos otros 17 mapuche. Una de las menores de edad detenida es la machil(machi en iniciación) del territorio lafkenche, Wanglen Painequeo, que es secuestrada por la policía junto a varios menores de edad.

 

 Así ha relatado el vocero mapuche lo vivido y su interpretación de los atropellos que vive su pueblo. “Cuando me suben al carro policial, fui tan fuertemente golpeado en todo mi cuerpo que no recuerdo todo; perdí la conciencia, alcé un grito desesperado –recuerdo–, para poder vomitar toda la sangre que me estaba ahogando… estaba esposado y boca abajo, luego recuerdo a un paco que se sentó sobre mí y no sé por cuántos minutos golpeó mi cara con su mano empuñada y, después, ya no recuerdo nada, hasta llegar al cuartel policial, donde no podía sostenerme en píe… me obligaron a aceptar bañarme con mi ropa y cuerpo ensangrentado con una manguera a presión, ante lo cual me negué… como cinco horas después me llevan recién al Hospital de Temuco, para constatar lesiones. Para mí, y según entiendo también para las convenciones internacionales, yo fui torturado por agentes del Estado, no sólo por los golpes sino por las agresiones verbales sobre mi condición de mapuche y contra mi familia y mis hijos. Creo que hay un seguimiento, incluso a mis hijos, donde el menor tiene apenas tres años…. Espero el apoyo de los expertos sobre el tema; pero, creo que no se puede dejar pasar por alto”.

 

 El werken concluye su relato acusando a los sucesivos gobiernos y sus roles en la destrucción permanente a su pueblo “Entiendo que este gobierno derechista termine su mandato con torturas y persecuciones, porque ellos actúan así, son herederos de la dictadura de Pinochet; trabajaron, allí, especialmente los latifundistas ultraderechistas de esta región… y todos los que hoy trabajan con ellos son cómplices del maltrato a mi pueblo. Pero, la pauta para esa actuación la entregaron los gobiernos anteriores, la Concertación que ahora se presenta como `mayoría´. Yo les preguntaría algunas cosas, como, por ejemplo: ¿Aprendió la lección de lo que significa ser los responsables de ejecuciones de mapuche? ¿Aparecerán, ahora, con los títeres de siempre, `dialogando´ para someter, a través de alguna `consulta´ fraudulenta? ¿Cuándo presentarán un plan detallado de retiro de las forestales, de las centrales de paso de nuestros ríos, de las concesiones mineras, de la devolución de nuestras aguas, de la ocupación de nuestro mar y de la devolución de nuestros territorios históricos? ¿Liberará, inmediata e incondicionalmente, a nuestros prisioneros políticos e indemnizará a las víctimas mapuche del maltrato estatal? Son los puntos que todo mapuche que lucha por los derechos de su pueblo y sufre las consecuencias de aquello, debiera tener en cuenta, antes que todo. Porque en nada se puede creer, excepto en mantener nuestra voluntad de continuar luchando por aquellos derechos, aun sabiendo las consecuencias”.

 

 Los representantes de la ATM, han indicado que presentarán las acciones legales que correspondan, ante los tribunales chilenos, frente a esta nueva flagrante violación a los derechos humanos, para lo cual esperan el apoyo y la solidaridad nacional e internacional, dadas las dificultades que dichas acciones implican. Cuyos correos de contacto sonpulofxawun@gmail.com , o pkuramil@hotmail.com.

Anuncios

About this entry