Kurdistán/Argentina: Entrevista a dos militantes solidarias e internacionalistas

1422494936129-Cumpa_Argentina_en_Kurdistan_Solidaridad_internacionalista.jpg

Entrevista a María Álvarez, militante de Convergencia Socialista y brigadista en Kurdistán y a Leguerin Azadi, miembro del Comité de solidaridad hacia el pueblo kurdo

Argentina_Buenos Aires
Enero 27 del 2015
http://opinionsocialista.org

1- Estuviste combatiendo con el pueblo kurdo, ¿qué nos podes decir de tu experiencia personal?

Yo viajé al norte de Kurdistán, como parte de una política del movimiento kurdo que fue la de pedir apoyo internacional para conformar brigadas sanitarias para asistir a la población refugiada y eventualmente poder ayudar en la zona de guerra.

2- Cómo podes evaluar estos últimos acontecimientos, este triunfo que venimos a celebrar hoy, a la luz de lo que presenciaste. ¿Y qué puede abrir este triunfo para el pueblo kurdo en lo inmediato?

Cuando salí de Kobanê ya se había recuperado aproximadamente el 90% del territorio, solo faltaba tomar una colina para expulsar a ISIS definitivamente. Se perdieron muchas vidas en ese intento hasta que finalmente se dio el triunfo. La presión del pueblo kurdo provocó que las bombas que se necesitaban que cayeran en esa colina, empezaran a caer. El triunfo tiene un significado. Lo que vi, por un lado, es que Kobanê estaba destruida en un 70, 80 %. El valor de los combatientes y su moral son inmensos. He visto actos de heroísmo, de grandeza humana a todo nivel, pero lo más importante es que vi una movilización de masas del pueblo kurdo en todas las ciudades que he estado. Una movilización que tomó en sus manos la resistencia, consiguiendo todo lo que se necesitaba para alimentar a la gente refugiada, para vestirla, para incluso transportar municiones, armas livianas para los combatientes, ropas, lo que fuera necesario. Esa movilización enorme en Kurdistán, movilización de carácter internacional, es la que terminó definiendo la derrota de ISIS y del fascismo, al que apoyaron el imperialismo y el ejército turco, permitiéndoles inclusive que ataquen dentro de su territorio y al que asistieron curándolos en los hospitales. Cuando llegué allá, todos comparaban a la resistencia del Kobanê con lo que fue Stalingrado, donde se derrotó al ejército nazi. Este triunfo tiene esa valoración. No solamente va a alentar la lucha del pueblo kurdo que se volcó masivamente a las calles, que está siendo reprimido en Turquía, sino que va a alentar la movilización de las masas en todo el cercano y medio oriente. La victoria de Kobanê puede cambiar el destino de la humanidad, empezar a torcer el destino de barbarie que nos asegura el capitalismo.

3- ¿Considerás una verdadera inflexión en el proceso de la primavera árabe este triunfo?

Sí, porque no es solamente en los cantones de Rojava donde hay una revolución sino en todo el Kurdistán y a la cabeza de esa revolución están las mujeres. Eso afecta fundamentalmente en el territorio de Turquía, que es un país miembro de la OTAN, cuyo presidente ya ha declarado que no va a permitir la autonomía de los cantones kurdos o sea que está preparándose para bombardear.

4- Apuntaste algo que te quería preguntar, ¿cuál fue tu experiencia con las compañeras kurdas que tienen una doble lucha no solamente contra el régimen que las oprime, sino contra el fundamentalismo religioso que ejerce una particular opresión sobre la mujer?

Yo tuve la oportunidad, además de estar en Kobanê con las milicias de mujeres, de estar en unos de los cantones de Rojava, en una ciudad que se llama Qamishli. Ahí las mujeres no solamente dirigen su autodefensa, sino que hasta tienen su propia policía; las mujeres son parte de organizaciones de autogobierno –eso que los trotskistas denominamos soviets- donde son la vanguardia absoluta y además de distribuir la cuota de ingreso que tienen, porque están bloqueados, se ha constituido una especie de carta orgánica, de constitución, en la que -no es casualidad- los principales artículos refieren a condenar la violencia hacia las mujeres. Estas compañeras han hecho algo que nosotros acá no tenemos que es la separación entre las religiones y el Estado. Han definido que los cargos de los organismos de autogobierno estén ocupados por co-presidentes, un hombre y una mujer, y eso se respeta y funciona. Han definido que las oficialidades de las milicias sean electas por la tropa, que los cargos de presidente y co-presidente sean revocables. Por ejemplo, cada 15 días hacen una evaluación, un balance de lo actuado. Pueden destituirlo o no, pero siempre hay errores o injusticias que se marcan, y es una forma que tienen de decirles a sus autoridades: “vos estás al frente, pero estás vigilado”. Hay tribunales populares, hay tribunales de mujeres. Quienes integran esos tribunales son compañeras elegidas en asambleas, en base a su experiencia. Muchas de ellas han sido encarceladas y torturadas por el régimen sirio. Esas compañeras están al frente de los tribunales populares.

5- El proceso de Kobanê y en general lo que está llevando a cabo el pueblo kurdo es también un aprendizaje para Occidente.

Sí, no hay un lugar en el mundo donde se esté haciendo junto con la revolución social una revolución de las mujeres. Estas mujeres han avanzado de una manera que nos ha superado largamente a las mujeres de Occidente. Son un ejemplo. Habría que conocer, estudiar y trasladar la experiencia de su lucha. Y en este momento, por sobre todas las cosas, apoyarla. Algo que me parece importante recalcar es que los hombres que tienen antecedentes de violencia hacia las mujeres no pueden ocupar ningún cargo. Y eso se cumple.

S_Arg2015_Kurdistan_Solidaridad.jpg

Entrevista a Leguerin Azadi, miembro del Comité de solidaridad hacia el pueblo kurdo

1- ¿Qué es lo que motiva al comité?

La lucha del pueblo kurdo, que dura ya más de 40 años y ha transcurrido por diferentes momentos, se dio a conocer en parte, cuando prorrumpió el Estado Islámico y comenzó el asedio a la ciudad de Kobanê. Los medios masivos de comunicación manipularon bastante lo que estaba pasando como si fuera una resistencia reaccionaria al Estado Islámico, estos mercenarios financiados por diferentes países de Europa, Estados Unidos y especialmente Turquía. Entonces, nosotros veníamos trabajando desde hace años en Latinoamérica, pero con el auge de Kobanê y la heroica resistencia, que fue inspirando a las diferentes organizaciones, tuvo más contundencia aquí, en Argentina, y también más repercusión por lo cual se formó más sólidamente el comité de solidaridad que es un espacio muy amplio -tengamos en cuenta que, a diferencia de la solidaridad en Europa, donde hay 4 millones de kurdos, aquí no ha comunidad kurda- entonces la solidaridad se da a través de las organizaciones. El espacio es muy amplio y lo que nos reúne es la solidaridad con el pueblo kurdo, más allá de las tendencias políticas. Lo que nos convoca es el solo hecho de querer apoyar la resistencia kurda y de denunciar este genocidio que se está llevando a cabo desde hace décadas.

2- A raíz de este triunfo, ¿qué perspectivas ven en el comité que se pueden abrir al pueblo kurdo, sobre todo teniendo en cuenta el proceso de lo que se dio en llamar la primavera árabe?

Después de 133 días, decimos que Kobanê fue liberada. Kobanê es, como dicen los kurdos, el principio del fin de ISIS. O sea que el Estado Islámico sigue estando, apoyado por Turquía, por la OTAN. Acá no se acabó la guerra contra el fascismo, hay fascismo y políticas represivas por parte de los estados naciones donde viven los kurdos: Siria, Turquía, Irak e Irán. Esta es una victoria que tiene mucha repercusión no solo afuera sino hacia dentro del pueblo kurdo, porque hay muchos focos que han entrado en ebullición y ahora principalmente hay lugares puntuales donde la población está batallando fuertemente. Por ejemplo en el Kurdistán de Turquía, hay barricadas en las calles. Las familias están armadas completamente, las madres, los jóvenes. No es solamente Kobanê, pero el triunfo realza la moral, inspira y ha organizado muchísimo más de lo que ya estaba al pueblo kurdo. Además las políticas de Turquía han quedado en evidencia con la no caída de Kobanê, a lo que estaban jugados. Y esta nueva correlación de fuerzas beneficia al pueblo kurdo. La idea de este comité, vuelvo a reiterar, no es el apoyo a Kobanê solamente. Se pretende forjar un vínculo permanente, porque la resistencia va a seguir y van a suceder nuevos conflictos tan intensos como el de Kobanê. Ya estamos viendo las noticias, Irán está atacando, el gobierno de Bassar al Assad que hace rato no atacaba, volvió a hacerlo. Entonces no se acaba acá. No hay que desmerecer el triunfo, sino tomarlo como un aliento y un llamado de atención para nosotros, que no tenemos que estar al borde de una masacre para empezar a apoyar al pueblo kurdo.
En medio oriente están sucediendo muchas cosas, hay muchas posturas de si son revoluciones árabes o no.  Lo cierto es que en Kurdistán y con mucha más fuerza en Kojava, que es el Kurdistán de Siria, se está desarrollando una revolución más allá de la resistencia contra el Estado Islámico, se está organizando una sociedad a través del autogobierno a partir de un modelo antiimperialista, anticapitalista, de emancipación del ser humano, principalmente de la mujer, y eso es lo que tenemos que reivindicar.

3- Este proceso es altamente progresivo para todos los países, no solamente de medio oriente, ¿pero cuál puede ser la reacción del Estado Islámico o del gobierno de Turquía en lo inmediato, tenés alguna hipótesis?

Afirmativamente, esto repercute en todo el mundo. Mucha gente llama al Kurdistán la colonia internacional porque no solamente operan las potencias turcas o los distintos poderes regionales sino que poderes de todo el mundo están interactuando en su contra, jugándose muchas cuestiones que van a impactar a nivel internacional. La guerra contra el Estado Islámico va a ser de larga duración. Esta fue la primera victoria de una seguidilla, quiero creer. En el transcurso de la guerra contra el Estado Islámico, en el norte de Irán, donde hay un gobierno regional de Kurdistán aliado a los Estados Unidos que no representa al resto de la resistencia kurda, y donde los kurdos estaban asimilados porque tenían, de alguna manera, una acotada representación kurda, que no orientaba hacia el socialismo, que no levantaba una propuesta emancipadora, y donde la lucha de clases estaba un poco debajo de lo que estaba en otras regiones, con las masacres que hizo el Estado Islámico ahí y la pasividad del gobierno, la gente se ha empezado a organizar con la resistencia kurda, se han formado sus cantones, sus asambleas populares; o sea, que el proceso de resistencia contra el Estado Islámico ha despertado al pueblo en sí, a toda la sociedad. En cuanto al gobierno de Turquía, también hay que hablar de las negociaciones de paz que llevan más de dos años. El gobierno turco las ha boicoteado en numerosas ocasiones. La no caída de Kobanê ha complicado sus propósitos. Sabemos que no está buscando paz, pero de alguna manera el 25 % de su población que son kurdos, está presionando por ver cómo resuelve esto. Creemos que la mano de obra primordial de la guerra contra los kurdos, de ahora en más, no va a ser el Estado Islámico, sino que ya se está hablando de ciertas alianzas, incluso entre Turquía e Irán que son enemigos históricos, en contra de los kurdos. Ya están atacando militarmente de manera simultánea. Entonces en poco tiempo se están replanteando esas potencias, igual que la OTAN, pues el ataque militar al pueblo kurdo es la única manera de que éste caiga.

4- O sea que el mapa geopolítico estaría cambiando a la luz de los últimos acontecimientos.

Seguro. En el transcurso de la guerra, las alianzas van tomando más fuerza o menos fuerza. Tenemos que decir que partimos de un acuerdo entre Estados Unidos y potencias europeas de balcanización de la región. Ese plan sigue estando. La manera es cómo lo llevan a cabo. Hay proyectos de gasoductos, de cómo se va a llevar el petróleo del norte de Irak y de Irán hasta Europa. Hay muchos proyectos pero partimos de que el mapa está diseñado hace tiempo por el imperialismo, y necesita la balcanización de la región. Lo que van a adaptar son sus tácticas para llegar a eso, pero ese es el objetivo estratégico.

fuente: http://opinionsocialista.org/2015/01/28/acto-del-comite-de-solidaridad-hacia-el-pueblo-kurdo/

1___heroico_kurdistan_assirad.jpg

 

Anuncios

About this entry