Uruguay: Homenaje en los 90 de Raul “Bebe” Sendic

Urug_xLaTierra.jpg

PROCLAMA LEÌDA LA NOCHE DEL 16 DE MARZO DE 2015 FRENTE A LA ASOCIACIÓN RURAL DEL URUGUAY AL CUMPLIRSE 90 AÑOS DEL NACIMIENTO DE RAÚL “BEBE” SENDIC ANTONACCIO

Raúl Sendic nace en Chamangá, zona rural del departamento de Flores el 16 de marzo de 1925. Su padre es un pequeño productor agropecuario (arrendatario) y a veces peón rural.

Aprende desde muy chico a llevar adelante las tareas ganaderas y la dureza de la vida rural de la época.

Ya siendo estudiante liceal en la capital departamental, Trinidad, funda junto a su hermano mayor (Alberto) y a Carlos María Gutiérrez un periódico donde comienzan a publicar artículos con contenido socialista.

Cursará preparatorios nocturno de abogacía en el IAVA y simultáneamente trabajará en un estudio jurídico como procurador. Ya en facultad de derecho se integra al partido socialista. Considerando que el título de procurador es suficiente para dedicarse a la defensa de los trabajadores en el plano legal abandona los estudios con dicho título sin obtener el de abogado.

Dentro del PS forma parte del grupo de dirigentes que, encabezados por Vivián Trías, llevará al partido a abandonar la línea socialdemócrata más derechista y trazar otra que propondrá la transformación socialista en lo nacional y el internacionalismo tercermundista y anti imperialista en lo internacional.

A mediados de la década del 50 Sendic se traslada al interior del país. Se dedica a promover la sindicalización y a apoyar conflictos obreros. Hace uso intensivo de su título de procurador. Al realizar ese trabajo, conviviendo con los trabajadores y sus luchas comprueba una realidad: las reivindicaciones de éstos son enfrentadas violentamente por la policía y el ejército. Cárcel, apaleamientos y violencias de todo tipo son la respuesta de las patronales cuando los trabajadores reclaman el cumplimiento de la legislación laboral.

Por esos años escribe en el periódico socialista El Sol un trabajo que incluye un párrafo que marcará su opción política futura:

“El régimen que impera en nuestro país tiene una cara y una careta. La careta es esa apariencia de libertad y democracia que sólo experimenta la gente rica y que se muestra para el exterior. Pero la democracia burguesa en nuestro país, como la democracia burguesa en todos lados, no resiste la prueba de fuego de la lucha de

clases. Aquí ha caído por completo la careta y ha quedado al descubierto una cara siniestra, que evoca las macabras fauces del fascismo”

A principios de los 60 acude a Bella Unión. En un manifiesto para el primero de mayo de 1968 UTAA afirmará:

“Ppero algo ocurrió hace seis años en Bella Unión. Todo parecía tranquilo, porque los gringos malagradecidos y prevalecidos abusando de nuestra ignorancia, no pagaban los salarios mínimos, ni licencias, ni aguinaldos ni indemnización por despido. Se reían de las leyes uruguayas. Y un grupo de uruguayos, traidores a su patria, se juntaban con los gringos para explotarnos.

Entonces llegó un hombre a Bella Unión. Era un estudiante de abogado, que no quiso ser doctor, que dejó la carrera y se vino al campo. Le faltaba un solo examen para recibirse de abogado. Era un hombre manso y tranquilo, de ojos claros, que hablaba fácil y despacio para que todos lo entendieran. Había dejado en la ciudad a su esposa y a sus hijos, se largó al campo y apareció en lo cañaverales. Ese hombre se llamaba:

Raúl Sendic”.

Para esos años se ha convencido de que en Uruguay al igual que en el resto de América Latina la transformación social radical sólo puede procesarse a través de un camino: la lucha armada revolucionaria. La revolución cubana ha señalado el camino:

es posible derrotar a un ejército y a una policía represivas si el pueblo se decide hacerlo. Y es posible iniciar el camino socialista.

Vendrá, en consecuencia, la organización de grupos dispuestos a la acción guerrillera que terminarán conformando el Movimiento de Liberación Nacional Tupamaros.

Hasta 1972 alternará la prisión con la libertad en condiciones de clandestinidad. En setiembre de ese año caerá preso gravemente herido. Y sólo saldrá libre al terminar la dictadura cívico­militar en 1985.

Inmediatamente hará pública una propuesta programática coyuntural pero también de fondo que se expresará, entre otros varios materiales, en su conocido discurso del Franzini, en 1987 del cual citamos algunos fragmentos:

“Es el trabajo de hormigas que tenemos que hacer en los barrios, en el campo, donde conviven enfrentando problemas comunes, hombres y mujeres de distintas tendencias, que ya están formando un Frente Grande para contrarrestar sus problemas. Allí están los más sufridos y relegados de la sociedad (…) Hay que denunciar cómo se le estafa cuuando este trabajador pide tierras y estas se venden al extranjero (…) Cómo se le estafa en los salarios, en los pesos, si es un pequeño agricultor”.

(…) para terminar compañeros, nuestros frentes de lucha están ahí:

­Distribución de la tierra y mejoras para el trabajador rural

­Terminar con la banca privada en manos de extranjeros

­Terminar con la sangría del pago de la deuda externa

­Volcar estos recursos y lo quitado a los especuladores, para un aumento general del salario que traiga el consiguiente ensanchamiento del mercado interno

­Que las industrias y comercios endeudados con la banca pasen a los trabajadores.

­Que se haga un gran frente que se comprometa con estas soluciones.

­Que dentro del mismo nos unamos las fuerzas afines para darle un impulso a esta salida ya a otras más profundas.

“Por la tierra, por el trabajo, contra la pobreza, y con el compromiso de siempre, ¡habrá patria para todos!, compañeros.”

La tierra, y su abrumadora concentración, la banca y la sumisión que el aparato productivo y los ciudadanos tienen en relación a ella y la deuda externa que esclaviza al país serán sus obsesiones y el centro de su planteo programático.

La situaciòn del campo y del país hoy en día

Desde la época de la colonia, Latinoamérica vino a cumplir un rol, dentro del sistema capitalista, de oferente, fundamentalmente, de materias primas, para satisfacer las demandas de un capitalismo naciente. La dependencia así construida y perpetuada a lo largo de la historia impone un rol económico específico para los países periféricos, la exportación de materias primas bajo acuerdos con empresas transnacionales, en el marco de la entrega de los bienes comunes y la soberanía nacional, y la compra de productos manufacturados en tanto el desarrollo productivo no va más allá de la extracción de los recursos para su venta a las potencias centrales.

En la coyuntura actual asistimos a una entrega consolidada de la tierra, las cifras en este sentido son contundentes, 7 millones de hectáreas estan en manos de sociedades anónimas en 2012; 8 de las 10 empresas principales en exportación fueron extranjeras,

acumulando en materias primas como la soja, pasta de celulosa, carne y arroz, un 70% del total de exportaciones. El avance del capital extranjero en la posesión de la tierra y la explotación de ésta a través del monocultivo ha tenido como consecuencia un progresivo desplazamiento de los pequeños productores rurales, la población rural ha disminuido de un 12% a un 3,5% de la total entre los años 1985 y 2012. La concentración de la propiedad se ha profundizado: apenas 8 mil predios (pertenecientes con seguridad a un número aún menor de personas y empresas nacionales y extranjeras) controlan más de 12 millones de hectáreas; el 75% de la tierra agropecuaria del país.

Los propietarios de tierras de más de 200 hectáreas se han enriquecido en más de 60.000 millones de dólares sólo por concepto de aumento del precio de sus campos y renta de la tierra entre 2003 y 2013. Mientras tanto han pagado cifras insignificantes de impuestos.

El monocultivo ha crecido sin precedentes en nuestro pais, hoy en dia los emplazamientos forestales y sojeros acumulan 2 millones de hectáreas las cuales son únicamente para la producción de materia prima y generan muy escaso valor agregado.

Como podemos ver, estos datos nos permiten concluir que nuestro pais presenta una situacion de dependencia hacia el capital extranjero, lo cual inhabilita un desarrollo acorde a los intereses del pueblo y por ende una violación a la soberanía popular sobre los bienes comunes.

Por otro lado, el pueblo uruguayo, el cual tiene que afrontar problemas del día a día se ve excluido de las discusiones y decisiones que se toman respecto a nuestros bienes comunes y esto pasa por el manejo poco transparente de la información que el estado y los medios de comunicación brindan a los ciudadanos.

Los problemas que en su momento Sendic, así como otros compañeros luchadores suyos veían, no se han terminado. La urgencia de los pueblos nos muestra esto y es por eso que hoy estamos aca. Recordar el pensamiento y el accionar de Sendic nos sirve como ejemplo, pero también nos sirve para abrir los ojos. Hay nuevas situaciones que evidencian la relación de dominación por parte de una minoría sobre la mayoría, la cual ésta continuamente amenazada de ser excluida de los diversos ámbitos dentro del sistema social.

Es en este contexto que debemos reconocer que más allá de que los tiempos que corren son otros, seguimos enfrentándonos a situaciones en donde los planteos del compañero Sendic tienen plena vigencia. Podemos afirmar ésto si observamos los diversos escenarios donde existen conflictos a nivel sindical o de la comunidad.

1426777348361-Sendic_los90_Vive_y_Lucha.jpgEn Bella Unión, los compañeros de UTAA buscan día a día soluciones reales a las negativas condiciones en las que se ven inmersos en su régimen de trabajo dirigida por el proyecto ALUR. Al mismo tiempo se encuentran disconformes con la postura que ha tomado el INC con respecto a variados temas, tales como de distribución de las tierras, préstamos otorgados y otros aspectos de producción.

Los compañeros de la quebrada empresa Green Frozen no son ajenos a esta situación, más en este momento en el que su lucha y reclamos se están realizando de una forma directa, utilizando todos los recursos posibles para recibir todos los pagos que les corresponden.

En Canelones, las voces de reclamo en contra de la reactivación de la vieja cantera de AFE se hacen oír, ya que el emprendimiento no representaría una fuente de trabajo real, perjudicaría en gran medida el medio ambiente hecho reconocido por la clasificación de actividad de alto riesgo otorgada por la DINAMA, así como la vida en los centros urbanos de la zona.

El proyecto de minería a cielo abierto Aratirí, ­el cual presenta actualmente un futuro incierto­, es otro claro ejemplo en el cual el capital transnacional intenta imponerse sobre la soberanía de nuestro pueblo con respecto a nuestros factores productivos, mediante contratos en los cuales queda expresa una relación de dependencia extrema de grandes grupos económicos con ninguna otra aspiración aparte del lucro. Estamos hablando de un proyecto que no supone avances en materia de generación de fuentes de trabajo duraderas, afectaría a 3573 familias dedicadas a la actividad agropecuaria e implicaría un daño irreversible al ecosistema por la forma violenta en la cuál se explotaría el mineral de la zona. Sumado esto, el hecho de que la empresa no pretende que la materia prima extraída pase por un proceso de industrialización, es decir, se exportaría sin valor agregado , es otra razón más para rechazar abiertamente este proyecto.

En fin, son varios los escenarios en donde la injusticia existe y las voces de reclamo nacen del silencio para dar pelea por los derechos, por la soberanía, por la vida del otro y de los que vendrán.. Es en ese marco que debemos ver las luchas que nos rodean no sólo como cosas que nos competen a todos, sino como reflejo del espíritu del compañero Sendic que no dudó en defender a los trabajadores de las manos opresivas y represoras que amenazaron y amenazan en su afán por el dinero y el poder sobre el pueblo. Ése es el espíritu que debemos reivindicar, día a día, comprometiéndonos con las situaciones de desigualdad en las que continuamente nos vemos inmersos nosotros y otros compañeros. Ya lo decía el Bebe: ” En definitiva, estamos por la unidad, por la unidad sin exclusiones. Pero no reunirnos para transar, para contemporizar con el gobierno. Tampoco estamos para transar con el que transa. Como se ve, somos bastante “imbancables” compañeros. ”

Hoy a 90 años del nacimiento de Raúl Sendic Antonaccio cabe rendirle homenaje al hombre consecuente con sus ideas, honrado a carta cabal, al hombre que lo dio todo por defender a los más humildes. Un hombre que hacía de la austeridad personal ejemplo a seguir.

Un hombre que luchó toda su vida para destruir el sistema capitalista y sustituirlo por una sociedad justa en la cual todo el mundo viviera de su trabajo y no existiera la propiedad privada de los medios de producción.

POR LA TIERRA Y CONTRA LA POBREZA

  ¡EXPROPIAR EL LATIFUNDIO!

Colectivo de Lucha por la Tierra / CELTA-FEUU / Plenaria Memoria y Justicia / Tendencia Clasista y Combativa

enviado por gabriel.carbajales@gmail.com

Anuncios

About this entry