México_Ejido Tila: Recién empezamos a caminar

____Mex_Tila

Ejido Tila: Recién empezamos a caminar
http://laotraejidotila.blogspot.com
Por Ratarrey
19 abril, 2016
http://subversiones.org/archivos/122807

Ya van cinco meses desde que el ejido Tila expulsó al ayuntamiento municipal y declaró su autonomía ejidal. Cinco meses de autodeterminación, de reestucturación organizativa y comunitaria, de pensar cómo hacer un gobierno donde mande el pueblo, de tomar decisiones colectivas sobre el rumbo de la comunidad. Casi medio año de empezar a caminar en autonomía. «La autonomía es un proceso para toda la vida. La lucha nunca acaba. Y recién empezamos a caminar», dice un compañero ejidatario.

Tres compañeros ejidatarios nos cuentan cómo ha avanzado el proceso, cuáles han sido los logros y los obstáculos. Cuando la comunidad se dio cuenta que no podía seguir esperando el golpe del ayuntamiento y de las fuerzas policíacas y paramilitares que lo secundan, comenzó a plantearse una nueva manera de gobernarse y hacerse cargo del territorio. La primera decisión de la asamblea fue nombrar comisionados de seguridad y montar guardias en las entradas del pueblo. Guardias donde también participan mujeres y jóvenes. La policía es rotativa, a todos los habitantes del pueblo les toca hacer guardia en algún momento. Es la comunidad la que se cuida a sí misma: «El 16 de enero hubo un baile y comisionamos a 50 personas para cuidar, al final éramos 150. La gente se sorprendió de que el baile fuera tan seguro. Antes, cuando estaba el ayuntamiento, se robaban niños y celulares y la gente tenía miedo, pero ahora no pasó nada».

Otra decisión de la asamblea, surgida de una propuesta impulsada por las compañeras, fue cerrar las cantinas y detener el consumo de drogas en la comunidad. «Antes, cuando estaba la policía [municipal], eran ellos los que vendían [drogas] y al año de estar ahí ya tenían su coche nuevo». Hoy, si la comisión de seguridad del ejido encuentra a alguien consumiendo, se le pregunta dónde y a quién la compró para poder llegar a la persona responsable.

Como tantas otras decisiones de la asamblea, esta forma de resolver los problemas internos parte de una idea clave para la comunidad: que hay que educar a los jóvenes para defender su territorio y estar concentrados y atentos. Hasta ahora, las escuelas estatales y sus programas se han respetado; la comunidad entiende que la formación comunitaria y la defensa del territorio se aprende en colectivo: en las guardias, en los trabajos comunitarios, en la conversación en casa. Los jóvenes también tienen la obligación de hacer trabajo comunitario. La lengua ch’ol y la defensa organizada de la tierra se aprenden y se comparten fuera de los muros de la escuela, en la cotidianidad de la vida comunitaria.

Para administrar la justicia, la asamblea designó a un juez ejidal. No se paga con multas o cárcel, sino con trabajo comunitario. En lugar de un sistema legal irrefutable y corrupto, se toman las decisiones por usos y costumbres, caso por caso. «Si hay uno que le pegó a la mujer se le manda a hacer limpieza o cargar piedra; a otros se les manda a limpiar los desagües; si alguien roba tiene que reponerlo. Dependiendo la falta, se decide el castigo. Por ejemplo: a los borrachos se les encierra una noche, pero acabando se les devuelven sus pertenencias. Siempre con respeto. No como cuando estaba el ayuntamiento que les quitaban sus cosas y hasta una multa les cobraban».

La asamblea también designó un comité de limpieza y un comité de agua. Además de cuidar y administrar la basura y de cuidar las tuberías y desagües, estos comités se encargan de hacer consciencia sobre la basura: que no hay que producir tanta, que no hay que dejarla afuera. El autogobierno también implica hacerse cargo de las calles, saber que el espacio se comparte y se cuida en colectivo.

Las distintas comisiones y comités son alternadas, las y los ejidatarios son, como ellos mismos dicen, «multi-usos». A veces uno es policía y después se encarga de la basura, o a veces toca ir a traer leña para la cocina. Para facilitar los trabajos colectivos, la comunidad cooperó, de a cincuenta o cien pesos por familia, para comprar un camión de tres toneladas.

¿Y el edificio dónde estaba el viejo ayuntamiento? La asamblea aprobó que se instalaran allí los comerciantes que tenían puestos alrededor de la plaza central. «De por sí el ayuntamiento quería expropiar el casino ejidal para hacer un centro comercial, pues nosotros decidimos que el ayuntamiento sea el lugar para que la gente venda su producto».

Una muestra de la nueva organización colectiva sucedió en marzo pasado: cada año, cientos de personas peregrinan al altar del Cristo Negro de Tila. Este año, los operadores políticos del Partido Verde promovieron una campaña de desprestigio acerca del estado del pueblo. «Decían que había conflicto, que no había agua, que no había luz, que estaba sucio». Sin embargo, llegaron fieles desde Tabasco y de toda la zona norte de Chiapas. Los visitantes se sorprendieron al ver una Tila tan segura, tan limpia; una Tila, además, donde no había intimidación policíaca y corrupción como en los años anteriores. «Nosotros queremos dar una buena imagen de Tila, que sepan que con la autonomía estamos mejor». Tila le demostró a los visitantes que sin gobierno se está mejor.

La paciente construcción de la autonomía ejidal se ha logrado, además, en medio de un clima constante de amenazas y hostigamiento: el 8 de febrero pasado, el gobierno estatal de Chiapas emitió veinte órdenes de aprehensión contra ejidatarios bajo los cargos de motín y atentados contra la paz pública. La asamblea decidió reforzar la vigilancia en todo el ejido para impedir a toda costa que se llevaran a algún compañero preso. Por esto, se implementó un sistema de radios entre los distintos puntos de vigilancia y se instalaron bocinas en distintos puntos del poblado para mantener informada a toda la comunidad.

«Nuestra mejor arma son las bocinas, no las armas que tienen los paramilitares», dice un ejidatario. «Y bueno, nos han dicho que traemos el palo con clavo. Eso también. Pero es nomás para poncharle la llanta a los coches que quieran llevarse a un compañero». También se han instalado zanjas en las entradas del pueblo para que los vehículos militares y federales —cuyos neumáticos soportan un clavo sin poncharse— no puedan salir. Las guardias permanecen atentas toda la noche y la gente sabe que hay que estar en alerta continúa, porque los enemigos tampoco duermen. «Como dice el dicho, hay que ser más tigre que el tigre», dice otro ejidatario.

La asamblea, pues, permanece atenta. Como dice un compañero ejidatario, «la tormenta se avecina». La paramilitarización de la zona ha aumentado a raíz de un proyecto de mina de uranio que, según algunas versiones, ya está en proceso de construcción. La veta se encuentra a 25 kilómetros del pueblo, en el ejido de Tumbalá, dentro de los límites oficiosos del municipio de Tila. Esta mina no aparece en los mapas de concesiones disponibles públicamente, debido a que las minas de uranio son catalogadas bajo el rubro de «Seguridad Nacional». La mina está en la llamada zona alta de Tila, lo que preocupa fuertemente a los ejidatarios: es muy probable que el agua y la selva se vean contaminados, amenazando su forma de vida y su salud. Frente a esto, la asamblea ha empezado a plantearse qué hacer y cómo responderán a eso.

Todavía hay mucho camino por recorrer, reconocen los compañeros: la educación, la salud y un mayor involucramiento de las mujeres son algunos de los puntos a trabajar. Aún así, las y los ejidatarios saben que el camino de la autonomía es largo y que se camina paso a paso. Que la lucha nunca termina.

_______TILA-enMarcha

 

JUNTOS DEFENDEMOS NUESTRA MADRE TIERRA

Desde tiempos ancestrales los indígenas del pueblo ch’ol han habitado el Ejido Tila. Actualmente las mujeres y hombres propietarios legítimos de la tierra, deben defender su territorio del gobierno municipal y del estado de Chiapas quienes quieren despojarlos de 130 hectáreas, el poblado de Tila, en el corazón del ejido, sin importarles los vínculos sociales y culturales que dan vida a su comunidad.  (https://youtu.be/1iQz7S4-P_E)

 

Anuncios

About this entry