Kurdistán: “El Estado-nación es el origen de los problemas de Oriente medio”

_____Kurdistan

Sivan Zerdesti, delegado del Congreso Nacional Kurdo: “El Estado-nación es el origen de los problemas de Oriente medio”

Alvaro Hilario, desde Bilbao

Sivan Zerdesti, delegado del Congreso Nacional Kurdo, lleva meses recorriendo América Latina y la Península Ibérica presentando el “Manifiesto por una civilización democrática”, obra del encarcelado líder kurdo Abdullah Öcallan, que él ha traducido al castellano. El libro, compuesto de cinco tomos, es indispensable para conocer la realidad del pueblo kurdo. A fines de junio, estuvo en Euskal Herria, invitado por la Asociación vasco-kurda Newroz.

El movimiento kurdo ha pasado de la defensa de un Estado independiente y del marxismo-leninismo a la reivindicación y puesta en marcha del confederalismo democrático inspirado en los trabajos del anarquista estadounidense Murray Bookchin. ¿Por qué se da este cambio? ¿En qué consiste el confederalismo democrático?

Es claro, en Oriente medio y el propio Kurdistán, el fracaso de todo tipo de regímenes, tanto teocráticos (Irán), como oligárquicos (Turquía), monárquicos (Arabia Saudita y las monarquías del Golfo) y otros derivados de la tradición del socialismo real (el baazismo de Irak y Siria), que no han sido capaces de solucionar los problemas económicos, sociales, étnicos y religiosos y que, además, se han convertido en el principal obstáculo para su resolución. Así, desde la óptica kurda, la creación de un estado nacional propio no haría otra cosa que agregar problemas a los ya existentes. El estado nación es el origen de los problemas, del nacionalismo, de los genocidios y de la limpieza étnica. Fracasado el modelo de estado nación, no merece la pena ahondar en él. Así las cosas, creemos que es el momento de probar el modelo basado en el confederalismo democrático. En nuestra opinión, este es la esperanza de todos los pueblos y grupos étnicos de Oriente medio: es un modo viable de superar la violencia, la guerra, los conflictos étnicos y religiosos.

El confederalismo está siendo implementado desde hace cuatro años en Rojava, en la parte siria de Kurdistán. El modelo es viable, algo que, por ejemplo, se refleja en la reducción a la mínima expresión de la violencia étnica y social, del femicidio y el odio contra la mujer.

Este modelo, con el protagonismo de la mujer, funciona en los tres cantones de Rojava (Cizîr, Kobanê y Efrîn) a través de asambleas populares donde todos los grupos étnicos están representados: además de kurdos, hay turcomanos, árabes, siríacos, asirios, armenios y minorías religiosas (cristianos, yezidíes). Todos los grupos de Rojava han contribuido en la lucha contra el fascismo del Estado Islámico (EI), apoyado por Turquía y los regímenes autoritarios de Oriente medio, y siguen luchando por liberar más territorios: esto es un milagro; es una oportunidad para buscar y llegar a una solución concreta, salvándonos de la guerra y la violencia. A la vez, observamos cómo los regímenes de Turquía o Irán tienen pánico al triunfo, a la implantación del confederalismo democrático: si se expande por Oriente medio, los regímenes autoritarios de la zona perderían su hegemonía sobre sus propios pueblos, los cuales son reprimidos igual que las minorías.

¿Hay posibilidades reales de que el confederalismo se extienda a otros lugares?

El pueblo kurdo hace un llamamiento a las potencias colonialistas que dividieron el Kurdistán para que respeten el diálogo y la transición democrática defendida por los kurdos; en caso de que no lo hagan, el modelo se establecerá de modo unilateral, como ya se hace en Rojava, y en otras zonas de Irán o Irak. Las contradicciones surgen porque estos regímenes no reconocen el derecho de la nación kurda a tener su propia autonomía: esta es la razón, por ejemplo, de la guerra en curso que mantiene el Estado turco contra la población kurda que quiere implementar el confederalismo democrático. Debemos tener en cuenta que la actual Constitución turca nació del golpe de estado militar del 12 de septiembre 1980. Es, por lo tanto, una constitución antidemocrática que no reconoce los derechos de las minorías y es por ello que el pueblo kurdo quiere establecer unilateralmente sus normas e instituciones, algo que genera una doble autoridad, un doble poder. Debemos, por lo tanto, esperar desacuerdos y conflictos, incluso la guerra… De hecho, Erdogan y su ejército están, ahora, destruyendo las ciudades y aldeas kurdas, encarcelando a miles de personas y asesinando a la población civil, incluidos mujeres y niños, algo terrible. Hay una tremenda hipocresía a nivel internacional: no hay ninguna noticia que informe de esto porque Turquía es miembro de la OTAN, del Consejo de Europa y hacen la vista gorda sobre sus crímenes. Esperamos que la prensa y sectores contrarios a la modernidad capitalista en Latinoamérica y otros lugares nos ayuden a llegar a la opinión pública y así generar una corriente de amistad para con el pueblo kurdo.

La situación de guerra que vive Oriente medio ha creado vacíos de poder que, en el caso de Rojava, han sido aprovechados para construir el confederalismo democrático. Terminado el conflicto bélico, es de imaginar que los kurdos dejen de ser útiles para Occidente y este empleé, como Turquía, la represión contra este nuevo modelo que supondría la democratización de la zona y la caída de los regímenes autoritarios.

Siempre existe el peligro de que la experiencia de Rojava quede aislada y sea devorada por los monstruos del estado-nación, los monstruos de la modernidad capitalista. Contra esto no resta otra opción que crear otros focos en Kurdistán y otras partes del Mundo para poder consolidar este modelo alternativo al estado-nación. Es por ello necesario aumentar la empatía y solidaridad internacional para con el Kurdistán y el movimiento de la mujer kurda que lucha contra el fascismo del Estado turco y del EI que apoya.

Hablando de hipocresía: ¿Qué te parece el tratado entre Turquía y la Unión europea sobre las personas refugiadas?

Turquía hace chantaje para conseguir más plata de la UE, de la cual ya ha conseguido más de 6.000 millones de euros. La hipocresía. La confusión y el engaño, además, se basan en que los campos de refugiados se ubican en Kurdistán. Lo kurdos prestan todo su apoyo, material y económico, no el Estado turco, que abusa de esta situación para tener más apoyo de occidente. Todo el mundo sabe lo que pasa y es el pueblo kurdo quien debiera recibir apoyo de las fuerzas democráticas para fortalecer la resistencia contra el fascismo del EI y las fuerzas reaccionarias de Oriente medio. Nos encontramos ante una injusticia cometida por la modernidad capitalista, la UE, que no quiere dar la espalda a un aliado en la OTAN. Esperamos que la situación cambie.

Cinco tomos escritos en la prisión de Imrali

“El líder kurdo Abdullah Öcalan fue detenido en Kenia el 15 de febrero de 1999 a resultas de una conspiración internacional. Desde entonces se encuentra preso, condenado a cadena perpetua, en la isla de Imrali (mar de Mármara), en condiciones infrahumanas”, cuenta a BRECHA Sivan Zerdesti, explicando la génesis de “Manifiesto por una civilización democrática”, libro de Öcalan que contiene las propuestas de futuro del pueblo kurdo y que él ha traducido al castellano. “Hace 14 meses que no sabemos nada de Öcallan. El mes pasado, a resultas de las presiones y marchas realizadas en Kurdistán y Europa y la concentración que se hizo frente al Comité de prevención de la tortura -organismo dependiente del Consejo de Europa, en Estrasburgo- se consiguió que enviarán una delegación para visitarle; a la salida, sin embargo, no hicieron declaraciones y, por ello, seguimos sin noticias suyas”.

Entre 2008 y 2011, Abdullah Öcallan escribió los cinco tomos que componen el libro: “Los libros están dirigidos al Tribunal europeo de derechos humanos: fueron redactados como la defensa que Öcallan hace de su causa ante este. De haber sido presentados como libros normales, el régimen turco nunca hubiese permitido que salieran de la prisión”, cuenta Zerdesti. Publicado en turco en primer lugar, el libro fue traducido al kurdo, persa y árabe: “Yo he empleado cinco años en traducirlos al castellano. Ahora, hemos traducido el primer tomo al catalán y esperamos traducirlos pronto al portugués, gallego y vasco”. Por otro lado, en abril y mayo, durante 70 días, presentamos los textos en América Latina, en el Cono sur. En Argentina, el libro, con prólogo de Atilio Borón, fue publicado por la editorial Sudestada el pasado 2 de mayo: “Para nosotros es importante que se conozca la realidad y la lucha del pueblo kurdo. Hasta el momento había poco material escrito en castellano y es por esto el esfuerzo de traducirlos, para romper el cerco mediático en torno a nuestro devenir”.

fuente: http://alasbarricadas.org/noticias/node/36692

enlace relacionado:

6 jun. 2016

Sivan Zerdestí, miembro del Congreso Nacional de Kurdistán, estuvo en varias ciudades de Chile participando del lanzamiento del libro “Orígenes de la civilización. La era de los dioses enmascarados y los reyes cubiertos”, el cual corresponde al primer tomo en castellano del extenso trabajo realizado por Abdullah Ocalan titulado “Manifiesto por una civilización democrática”. La edición de este libro fue realizada en Buenos Aires por la gente de “Sudestada” y en Chile estará a cargo de la editorial independiente “Pensamiento y Batalla”.

https://www.youtube.com/watch?v=mneRf-WTzeQ

Anuncios

About this entry