Asturias: Berta Cáceres. José Zanella. En la Memoria fértil.

Asturias: arbolinos por Berta y Zanella en la Pola

Berta Cáceres. José Zanella. En la Memoria fértil.

La figura de Berta Cáceres, indígena lenca asesinada en marzo en Honduras, se acrecienta cada día: resistente al golpe de estado de 28 de junio de 2009, lideresa indígena de renombre continental, feminista en resistencia, había sido amenazada de forma reiterada y en teoría tenía medidas cautelares de la CIDH que no la salvaron del asesinato anunciado.

Fue galardonada con el Premio Shalom en Alemania, participó como testigo en la sesión del Tribunal Permanente de los Pueblos dedicado a las empresas europeas en América Latina, finalista del Premio Front Line Defenders en Irlanda, fue galardonada con el Premio Medioambiental Goldman, el máximo reconocimiento mundial para activistas de medio ambiente.. en EEUU.

Golpeó duro la noticia..

Berta asesinada en su casa, en la Esperanza, Intibucá. Cerca está el local del COPINH que ella lidera. Un poco más lejos la casa de encuentros de nombre UTOPIA para la formación comunera, para encuentros donde tantas complicidades se han tejido, nacionales, internacionales, para seguir defendiendo con la valentía que Berta inspiraba, lo más elemental, el territorio, los Derechos, la Vida.

Había recibido muchos premios, entre ellos el Nota SOL: a Doña Berta Cáceres, Coordinadora del Consejo de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras(COPINH), por su labor en la defensa de los derechos de los Pueblos Originarios de Honduras y de Abya Yala.

El crimen de Berta es una afrenta a la humanidad.

En su siembra multitudinaria en Intibucá, se preguntaba a los asistentes: ¿Nos comprometemos a seguir con firmeza la causa por la que dio su vida Berta Cáceres”

Y la respuesta afirmativa fue acompañada de otros gritos desde la digna rabia y el dolor:

Justicia para Berta, Berta Vive, la Lucha sigue.

El Copinh, la organización que lideraba Berta, suele concluir sus comunicados con el recordatorio de sus liderazgos indígenas de miles de años: CON LA FUERZA ANCESTRAL DE LEMPIRA, MOTA, ENTEMPICA, ISELACA SE LEVANTAN NUESTRAS VOCES LLENAS DE VIDA, JUSTICIA, DIGNIDAD Y PAZ.

Tras su asesinato, las hijas, el hijo, la mamá de Berta, toda su familia y todas las organizaciones de Honduras han seguido en movilización permanente, y han vuelto a reiterar:

Con la espiritualidad y fuerza de nuestros ancestros y ancestras, los movimientos sociales y populares del mundo nos auto convocamos, para honrar la lucha de Berta Cáceres, compartiendo sus ideales y el profundo amor por la madre tierra y los bienes comunes de la naturaleza.

En este tiempo se nos ha ido también Jose Zanella un 16 de junio.

El sábado anterior se manifestaba por las calles de Siero contra los crematorios a cuyas empresas el ayuntamiento ha concedido apertura cerca de los colegios en contra del sentir popular que aportó miles de firmas.

El lunes se concentraba ante el ayuntamiento de Siero rechazando la violencia machista que había acabado con la Vida de tres mujeres aquel fin de semana y condenando la reciente matanza homofóbica de Orlando.

José Zanella llegó de Cantabria, muchos años ha, para trabajar en la banca, donde recientemente se pensionaba. Y se afincó en esta Pola, donde fue de los fundadores de la Asamblea por la Paz y el Desarme, y un activista consecuente en la campaña contra la entrada de nuestro país en la OTAN.

Posteriormente, de ese núcleo pacifista se originaba la naciente IU de Siero, de la que llegaría a ser dirigente autonómico, y ocuparía la secretaría de organización en el concejo.

Internacionalista solidario, participó también en la creación de Soldepaz.Pachakuti y estuvo siempre preocupado y activo en las causas solidarias.

Zanella ha estado de forma permanente consecuentemente fraterno con los colectivos y organizaciones de carácter social y solidario, apoyando también en los últimos tiempos las iniciativas del nuevo Llar Mataderu.

Hasta Siempre compañeru.

Efectuamos esta siembra, hoy, para alcordanza permanente de Berta y de Jose.

Cuando recibía el premio Goldman, Berta decía:

En nuestras cosmovisiones somos seres surgidos de la tierra, el agua y el maíz.

De los ríos somos custodios ancestrales, el pueblo Lenca, resguardados además por los espíritus de las niñas que nos enseñan que dar la vida de múltiples formas por la defensa de los ríos es dar la vida para el bien de la humanidad y de este planeta.

El COPINH, caminando con otros pueblos por su emancipación, ratifica el compromiso de seguir defendiendo el agua, los ríos y nuestros bienes comunes y de la naturaleza, así como nuestros derechos como pueblos.

¡Despertemos¡ ¡Despertemos Humanidad¡ Ya no hay tiempo.

Nuestras conciencias serán sacudidas por el hecho de solo estar contemplando la autodestrucción basada en la depredación capitalista, racista y patriarcal.

El Río Gualcarque nos ha llamado, así como los demás que están seriamente amenazados. Debemos acudir.

La Madre Tierra militarizada, cercada, envenenada, donde se violan sistemáticamente los derechos elementales, nos exige actuar.

Construyamos entonces sociedades capaces de coexistir de manera justa, digna y por la vida.

Juntémonos y sigamos con esperanza defendiendo y cuidando la sangre de la tierra y los espíritus.

Dedico este premio a todas las rebeldías, a mi madre, al Pueblo Lenca, a Río Blanco y a las y los mártires por la defensa de los bienes naturales.

Le dispararon en el pecho tratando de detener su latido,
pero su latido está en todo el pueblo Lenca.

Berta Zúñiga Cáceres, hija de Berta Cáceres

A BERTA CÁCERES

    Ahora, fecunda la tierra tu sangre,     
    dolor y lágrimas.
    
    El Gualcarque llora   
    clamor de justicia, al mundo ha consternado.
     
    Espada en lanza, dardo, saeta, / jabalina tu palabra,    
    corta un tajo el miedo,     
    estoque dibujando en el aire/ protesta indignada     
    en defensa de los bosques,    
    ríos, tierra, montañas.
     
    Acción infame quebró tu aliento.     
    Derraman tu sangre, se abalanza sobre ellos,     
    no pueden dormir.
     
    Pálidos, muñecos de trapo insomnes,   
    se despeñan en su locura asesina.
     
    La multitud te llora, la humanidad entera se estremece.
     
    Los lencas te lloran y callan.
     
    Multitudes que caminan lentos, en silencio.
     
    Saben que ahora eres     
    árbol, piedra de río, / rocío, granizo,     
    viento, neblina     
    naranjo en flor, Lavinia.     
    Un bosque sos ahora, agua, cauce, río.
     
    Los lencas caminan.     
    Vos los guías. Vos vas al frente.

María del Rosario Calderón Cruz, Lempira, Honduras

TRECIENTAS SESENTA PALABRAS POR LA VIDA Por Berta

    Le dieron la palabra    
    y su voz echó alas     
    y el plumaje de eterno linaje     
    brilló con fuerza.
     
    Los ancianos y ancianas     
    vieron en ella la fuerza del bastón     
    y escucharon en ella     
    el eco de la cordillera.
     
    desde entonces marca el camino    
    señala la ruta    
    y su voz canta libertad.
     
    No hace mucho que camina     
    pero el imperio le teme a su pisada     
    no hace mucho que habla     
    pero su voz    
    rompe la frontera.
     
    Los ancianos le dieron el desafío     
    pero ella -valiente – asumió al pueblo     
    y se fue con el pueblo     
    por el pueblo     
    haciendo pueblo.
     
    Y se volvió Matria    
    vientre fecundo para la esperanza     
    por la vida.
     
    Entonces la     
    Matria parió árboles     
    Y pobló con ellos la cordillera     
    la Matria esparció su semilla     
    y la vida resucitó    
    lentamente.
     
    Desde que camina     
    sus pasos son comparsas     
    canciones de amor     
    de tierra     
    de origen     
    de identidad.
     
    Bailan con ellas los venados     
    se agitan las oropéndolas     
    y se regocija en su tonada     
    el tigrillo en la cordillera Lenca.
     
    Ella peina su cabello     
    y las hojas de los pinos zumban    
    reclaman su belleza    
    el andar libre y digno de cada hilo    
    de cada cana     
    de cada huella del tiempo.
     
    Las ancianas le dieron la sabiduría     
    y su ojos se volvieron luz     
    mechas de ocote     
    alumbrando el sendero    
    la oscuridad que deja
   el modernismo apabullante.
     
    La enseñaron las luciérnagas     
    y su brillo     
    y su pispileo     
    pero ella aprendió que no se apagan     
    ni dejan de alumbrar    
    solo dejan de hacerlo     
    para ver si los otros    
    y las otras     
    están asumiendo     
    su condición de luz     
    su posibilidad de volar solos.
     
    Le dieron la palabra     
    y el eco la puso en el mundo.
     
    Habla con los ríos     
    zarandea en sus corrientes     
    y ríe como loca     
    ella sabe que el agua es vida     
    y que vivir en el agua     
    es permanecer eterna.
     
    Le dijeron que era hija de la tierra     
    del maíz     
    del agua     
    entonces decidió ser tortilla     
    barro para la tinaja     
    y ríos abundantes.
     
    Los ancianos le dieron la palabra     
    y el bastón     
    las ancianas le dieron la sabiduría     
    su don de Matria    
    y ella se asumió     
    se volvió eterna.

Chaco de la Pitoreta- Ho

enviado por taitaquilla@yahoo.es

Anuncios

About this entry