Argentina: Recuerdos del futuro

Por Carlos Del Frade

(APe)   www.pelotadetrapo.org.ar

 

Con la excusa del combate contra el narcotráfico, el gobierno de Mauricio Macri repite las recetas impuestas por el imperio en Colombia, México y Brasil. La multinacional paraestatal que regula el negocio en todo el continente, la DEA, agradecida.

“…las fuerzas armadas de Colombia se convirtieron en el tercer receptor mundial de ayuda militar de Estados Unidos, después de Israel y Egipto, y lograron un crecimiento y modernización notables. Washington invirtió entre los años 2000 y 2016 alrededor de 10 mil millones de dólares en el Plan Colombia, en su transcurso incrementó el número de efectivos en territorio colombiano, en donde disponía de siete bases militares y se multiplicó la creación de grupos paramilitares para combatir la guerrilla, una táctica que había sido defendida por el general Barry Mc Caffery, ex comandante en jefe de las fuerzas militares de Estados Unidos en América del Sur… En cuanto al narcotráfico, éste no desapareció sino que se transformó.

“En el marco del Plan Colombia se irrigaron 1,6 millones de hectáreas con glifosato para intentar erradicar plantaciones de coca, sin embargo, en 2014, Colombia registró un incremento de la superficie cultivada de 48 mil a 69 mil hectáreas. En 2015, las fuerzas de seguridad incautaron una cantidad record de cocaína: 252 toneladas”, escribió Carlos Alfieri, en su nota “Drogas y geopolítica”, en el informe especial del Explorador dedicado a Colombia, por “Le Monde Diplomatique”, publicado en 2016.

El gobierno del presidente Mauricio Macri repite esa fórmula, esa matriz.

Son recuerdos del futuro.

El 25 de julio de 2016, la información decía que la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, se había reunido con funcionarios de seguridad de los Estados Unidos.
Los titulares dieron cuenta de avanzar en “una cooperación para la lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado”.

Los medios apuntaron que “la comitiva norteamericana se ofreció a colaborar en una triangulación junto con Colombia para la capacitación de los efectivos argentinos allí. Esta iniciativa se espera será ampliada con la visita del director de la Policía de Colombia que tendrá lugar este miércoles. Para finalizar, en el contexto de la llegada en agosto próximo del secretario de Estado, John Kerry, la ministra Bullrich expresó que “se va a conformar un equipo de trabajo especial en el que van a colaborar todas las fuerzas para la visita” y aseguró: “Vamos a garantizar la seguridad del mandatario al igual que en el caso del operativo desplegado con la visita de Obama””, remarcaron las noticias.

Días, después, según este guión histórico ya interpretado por otros actores, Bullrich y el jefe de la Policía Nacional de Colombia, General Jorge Hernando Nieto Rojas, anunciaron un programa conjunto de “intercambio de información” para fortalecer la lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado, y destacó que la experiencia de esa fuerza es “un ejemplo a imitar” en el país.

Bullrich destacó el proceso de “rescate” de la institución policial colombiana tras haber superado un “momento trágico de su historia” por la “infiltración de los carteles que coparon todo el Estado”, y en ese sentido afirmó: “La experiencia colombiana es un ejemplo que nosotros queremos imitar”.

En esta línea, afirmó que Colombia ha tenido en los últimos años un papel fundamental en la lucha contra el narcotráfico y en la “construcción de un modelo de seguridad ciudadano muy exitoso”, a partir de haber intervenido en barrios “con altos niveles de conflicto” para convertirlos en “barrios de convivencia”.

La jefa de la cartera de Seguridad mencionó que en el marco de estos acuerdos un representante de la Gendarmería Nacional se instaló días atrás en Bogotá como agregado.

Por su parte, Nieto Rojas agradeció la invitación al país por parte del Gobierno argentino y valoró la posibilidad de “intercambiar experiencias y metodologías de trabajo” para enfrentar los “fenómenos de criminalidad” que afectan a las poblaciones de ambos países.

“Estamos dispuestos a intercambiar información y metodologías de trabajo. La unión hace la fuerza. Sin nosotros abrimos la capacidad que tienen nuestras instituciones para contrarrestar esa criminalidad que es globalizada, que es transnacional, podremos ser efectivos contra todas estas organizaciones”, remarcó.

Con la excusa del combate contra el narcotráfico, el gobierno de Mauricio Macri repite las recetas impuestas por el imperio en Colombia, México y Brasil.

La multinacional paraestatal que regula el negocio en todo el continente, la DEA, agradecida.

El costo, tal como sucedió en aquellas geografías de la patria grande, será pagado en sangre joven de los barrios de los grandes conurbanos argentinos.

Ilustraciones: Fernando Bottero y la muerte del narco Pablo Escobar.

fuente: http://www.pelotadetrapo.org.ar/2013-09-05-12-30-19/2016/3259-recuerdos-del-futuro-2.html

Recién editado

Libros de APE

Anuncios

About this entry