Memoria combatiente: Ramon Vila Capdevila un revolucionario anarquista

______Maquis

Ramon Vila Capdevila: en memoria y homenaje de un revolucionario anarquista

El 1 de abril –muchas fuentes citan erróneamente el 2 de abril– de 1908 nace en Peguera (Berguedà, Cataluña) el militante anarcosindicalista y maquis anarquista Ramon Vila Capdevila, también conocido bajo varios pseudónimos (Caracremada, Pies Largos, Capitán Raymond, Ramon Llaugí Pons, El Jabalí), según los diversos periodos de su actuación. Había nacido en una familia modestísima y era conocido como En Maroto, nombre de la masía donde vivía. Sus padres fueron Ramon Vila Llaugí y Carme Capdevila Solé. Pasó la niñez en la colonia minera de Peguera, donde quedó huérfano el agosto de 1920. Dos años después, se puso a trabajar en el ramo del textil en la Pobla de Lillet, afiliado a la Confederación Nacional del Trabajo (CNT) y participó en la publicación El Trabajo, editada en las cuencas del Llobregat y del Cardoner. En 1926 asistió, con Antonio Vidal, Manuel Buenacasa Tomeo y otros compañeros, al Pleno Intercomarcal clandestino del Alto Llobregat. Entre 1929 y 1930 saboteó la maquinaria de una fábrica de la Pobla de Lillet que había despedido obreros y realizó otro acciones ludistas; por este hechos fue detenido y condenado a ocho años de prisión. En la prisión conoció destacados militantes anarquistas y anarcosindicalistas, y, también, consiguió la exención del servicio militar.

Con la llegada de la II República española y su amnistía, salió en libertad. Nuevamente se estableció en la Pobla de Lillet, se afilió a las Juventudes Libertarias y, debido a su condición de expresidiario, se vio obligado a trabajar en las minas de Fígols. El enero de 1932 participó activamente en el levantamiento anarquista de Fígols. Después de los hechos capitanea la fuga de unos 400 hombres, que también tuvieron participación, pero fue detenidos en la Nou de Berguedà y él fue encarcelado en Manresa y más tarde en Barcelona. Al salir, a finales de 1932, no encontró trabajo en Fígols hizo de leñador en Berga, donde conoció Marcelino Massana Vancell. El abril de 1936 tuvo un importante enfrentamiento con la policía en Castelló de la Plana, en el cual cayo herido Ramon Rives Capdevilla y un agente; detenido, se le intentó aplicar la «Ley de fugas».

Salió de la prisión el 18 de julio de 1936, con el levantamiento fascista, y se enroló el septiembre en Manresa en la «Columna Tierra y Libertad», combatiendo en primera línea al frente de Teruel, junto con Marcelino Massana, Ramon Casals, Josep Ester y Josep Viladomiu, entre otros. En octubre, con la rotura del frente, fue a parar a una columna comunista, dentro de la cual fue detenido y traído a Montjuic, de donde fue liberado, poco después, gracias a las gestiones de la CNT. También perteneció al Servicio de Información Periférica Militar (SIPM) e incluso se infiltró en la retaguardia enemiga en Zaragoza. El marzo de 1937, con la militarización, abandonó los frentes y volvió a Fígols, donde hizo una gran amistad con el director de las minas colectivizadas, Maximiliàno Puertas. Después fue nombrado delegado de Abastecimientos de la central térmica de Fígols y comandante del Cuerpo de Carabineros. Con el triunfo franquista, pasó en Francia con Puertas y pateo los campos de concentración (Santo Cebrià y Argelers). En 1941 huyó del campo de Argelers y se integró en la lucha clandestina encuadrado en los primeros grupos antifranquistas como guía y enlace.

Después realizó acciones de sabotaje, como por ejemplo la voladura de los Carburos de Berga y de diferentes líneas de alta tensión en el Bages, el Berguedano y Osona. En 1943 fue detenido por la policía nazi en uno de sus frecuentes desplazamientos por el Midi por no traer suficiente documentación, fue encerrado dos meses en el Castellet de Perpiñán y después fue enviado a trabajar por la organización alemana Todt a las minas de aluminio de Bedarius, de las cuales huyó para integrarse en la resistencia gala de Limoges («La Armée Secrete» y «Franco-Tireurs-Partisans»). Adscrito en la red de Menessier y a la guerrilla, sobresalió en operaciones de castigo contra las divisiones de las SS y de sabotaje bajo el pseudónimo de Capitán Raymond. Después de actuar a Gironde y Charente en las unidades de la Unión Nacional, a Rochecouart comandó un grupo de 200 guerrilleros de «El Armée Secrete», que asaltó y aniquila toda una división alemana a Oradour-sur-Véze, y después encabezó una compañía del «Batallón Libertado» a la costa atlántica. Al frente de este batallón, en 1945 consiguió liberar algunos prisioneros de los últimos reducto nazis, a Royan y a Pointe-lleva-Grabo.

_____Ramon Vilajpg

Con la derrota nazi, se incorporó en la lucha antifranquista en las comarcas pirenaicas, apoyando grupos de acción que se dirigían a Barcelona, especialmente Francisco Sabaté Llopart, y actuando muchas veces con Marcelíno Massana en la comarca del Berguedà, especialmente entre 1946 y 1949, realizando espectaculares sabotajes. El 17 de mayo de 1947, a raíz de una visita de Franco a las minas de Sellent, dirigió un grupo de 50 guerrilleros que tenía que atentar contra el dictador, pero un incidente chafa el plan. Entre 1947 y 1948 hizo de guía, pasando hacia Francia Antonio Gil Oliver. También, en este periodo, colaboró con Josep Lluís Facerias, especialmente a través de la sierra del Canigó y la del Cadí. Trajo, también, el grupo francés encargado de instalar en Barcelona la imprenta de Solidaridad Obrera. Hacia el 1949 operaba al Alto Berguedano con Francesc Denís (Catalán), Manel Sabaté y el italiano Elio Ziglioli. En la Pobla de Lillet, cayó gran parte de su grupo y fue gravemente herido. A partir de 1951 empezó a ser muy buscado por la policía franquista, puesto que se le atribuía el asesinato de dos ingleses a la collada de Tosses. En 1953 la CNT en el exilio desautorizó la lucha armada, pero él mantuvo el combate por su cuenta. En esta coyuntura, se le presentó la oportunidad de emigrar a América, cosa que rehusó.

El 7 de agosto de 1963, después de haber realizado cinco días antes el que sería su último sabotaje en una línea de alta tensión que alimentaba la ciudad de Barcelona, fue sorprendido y abatido por un pelotón formado por 200 miembros de la 231 Comandancia de la Guardia Civil de Manresa a la Cruz de Perelló, cerca del castillo de Balsareny (Castellnou de Bages, Bages, Cataluña), y fue enterrado a la otra banda del muro del cementerio de Castellnou, sin cruz ni referencia. Ramon Vila Capdevila fue el último maquis catalán y con su muerte se puede dar por desaparecida la resistencia armada al franquismo. El 7 de octubre de 1978, con la conmemoración de su septuagésimo aniversario, se le organizó una acto de homenaje en Sellent, al cual tenía que asistir Frederica Montseny, junto con más de 2.000 personas; pero fue disuelto por la Guardia Civil a instancia del gobernador civil. Posteriormente se le han organizados varios actos similares por todas partes Cataluña.

En 2002 y 2006 Josep Clara publicó Ramon Vila, Caracremada, el último maquis catalán.

_____cumpaRamon___01

 

Ramon Vila Capdevila (1908-1963)

____Ramon__A__

Anuncios

About this entry