Uruguay: La esperanza non nata y sacrificada

________uruguay_traidores

por Hugo Bruschi en el Año de la Resistencia      HugoBruschi2@hotmail.com    

LA VIDRIERA IRRESPETUOSA          

24 de septiembre de 2016

“HA NACIDO UNA ESPERANZA”….

Cuánta gente con las valijas prontas no se habrá arrepentido en el último minuto, no lo sabemos. Pero el mensaje caló hondo en un pueblo cansado de promesas, en un pueblo que veía pasar la vida esperando la luz al final del túnel. “Hermano, no te vayas” escuchábamos una y otra vez hasta el cansancio.

Unas 300.000 personas votaron por aquella esperanza, que nacía a pocos meses de las elecciones. Y juntos marcharon Partidos de Izquierda, junto a Cristianos y grupos escindidos de los Partidos Tradicionales, en busca de los cambios que el país reclamaba a gritos.

Por la nacionalización de la banca, por la reforma agraria, por la libre determinación de los pueblos en su lucha por un camino propio y en el marco de los paises no alineados, en una concepción tercermundista, por la solidaridad con los pueblos que derramaban su sangre, por romper los lazos imperiales.

Fueron principios inalterables que se defendieron hasta la muerte. Luego vino el período oscuro e inevitable. Al capitalismo dependiente, sólo le quedaba aceptar las imposiciones llegadas del extranjero y recurrieron a los militares como forma de contener la marea que no aceptaba el reajuste económico que significaba rebaja salarial, pérdida de libertades y más postergación.

La lucha contra la subversión, fue la excusa que emplearon. La Patria estaba en peligro! Como decía Peloduro: “La Patria nuestra, de los campos de ellos”. Y llegó la tortura, los muertos, las cárceles llenas de gente y el exilio forzoso de miles de uruguayos.

Luego comenzó la tarea de disimular y hasta justificar, aquél período negro en la historia del país. Pactos y leyes que nos proponían olvido y resignación, un “nunca más entre orientales” y no faltó tampoco quienes desde aquella fuerza nacida para la esperanza, le dijera a la gente que ya desconfiaba de aquellos compromisos a espaldas del pueblo, “ahora en forma pacífica y disciplinada, marchen a sus hogares”. Sólo le faltó decir: “dejen todo en nuestras manos”. Y así nos fue…….

Qué quedó de aquella esperanza, de aquél “hermano no te vayas”? Acaso un grupo de gente que confundió las espectativas de un pueblo, con logros personales, buenos sueldos, viajes, publicidad y otros privilegios?

Hoy ya podemos decir: Ha muerto una esperanza y como en el poema español, “escapad gente tierna que esta Tierra está enferma y no esperes mañana lo que no te dió ayer”. Pues qué tienen para ofrecerle a la juventud, acaso marihuana, consumo y venta, acaso trabajo mal remunerado, changas semanales?

Han matado una esperanza y el daño que esta gente le ha hecho al proceso de liberación es tan grande, que recién dentro de algunos años lo podremos calibrar en toda su extensión.

Condenaron a toda una generación a elegir entre el menos malo, a la ignorancia acerca de los verdaderos problemas, a la indiferencia y a la aceptación, porque “esto es lo que tenemos”. LO QUE TENEMOS QUE CAMBIAR, para que entonces pueda surgir otra esperanza, la verdadera ahora estafada por falsos representantes de aquella vieja aspiración.

Y la causa, como decía el Viejo (*), no admite la menor demora.

(*) Artigas

 

Enviado por rana059@gmail.com

Anuncios

About this entry