Argentina: Mientras tanto

____Norman Briski

Mientras tanto
Por Norman Briski

Los fosforitos se están haciendo fogata. Y los cegeturros están tirando agua sobre el incendio. Y la calle no calla, la calle de las venas abiertas. Y en vez de hablar de revolución, hablamos de La vuelta de Obligado. El progresismo parece un che envejecido, o aquel Peron teñido con la sangre de nuestros amigos. Y que hacemos con los pitucos antes que ellos nos terminen de ahogar que nos valga la inocencia. Y cuanta vergüenza creer que las urnas nos lleven a la igualdad. Que exótica sexualidad la urna embarazada.

Con las reformas gatopardistas, cuantos siglos se tiran con la violencia democrática en cómodas cuotas. Delicados psicoanalistas en adaptarnos a ser victimas con buenos modales. La gentileza de las paritarias, la civilización de los peajes, de los semáforos,  junto con las angustias existenciales -lujo que alcanzaremos algún día-  cuando por lo menos no haya tantas herencias y no aceptemos lo que está dado de antemano…  Qué lejos están las protestas de que no sea el derecho laboral la solución, escapar del rendimiento estúpido, de la eficacia del viagra. ¿Un virus será la esperanza? Porque no podemos ser tan inmunes a la injusticia.

Entonces no es la izquierda, no es el peronismo de ningún partido, del PJ ni de la gloriosa JP, es la calle que no calla, gritara los nuevos nombres del coraje, del entusiasmo por bajar las estatuas y no rejuntar los enfermos de la clase política. Como si la política tuviese buenas historias. Sin duda la política es el pacto. Y el pacto es el negocio, y el negocio es el Estado, todos los Estados, de los cínicos, que simulan, que creen en Dios y son gerentes de los bancos.

Que la realidad no es solamente algo heredado… hay que saber que el urbanismo nos militariza… Que el soterramiento nos humilla. (El subterráneo se invento para construir el Empire State y no ver a los esclavos en la galería de la modernidad).

Las palabras no hacen nada sino nacen para emanciparnos. Las palabras rotas son la vacuna contra la enajenación de pensar que el Papa nos va a liberar. El miedo nos atonta frente a los inmigrantes que no pueden ser neuróticos como los propietarios.

Y todo este pesar, en tu propia trinchera, lo hace más pesado aun. Con alegría levantaremos la pesadumbre que nos hace musculosos como los cuadros de Carpani, pero con los dientes de risa y de saber morder cuando despertamos.

Amigos de la libertad de expresión,
somos vocaciones
Somos cuerpos
Somos
y así ahuyentaremos la muerte y habrá novedades en el paisaje.
Ayudemos a lo imprevisible.
No seamos tan concretos. Lo invisible no se ve, pero lo respiramos.
Mientras tanto “Estoy tan contento que Macri me da asco”
Mientras tanto, me da alegría que los ricos no puedan ni abrir la puerta para ir a jugar.

*Texto leído en en Festival de Movimientos hacia el ALBA

_____Resumen_Arg
Resumen Latinoamericano, 18 marzo 2017
http://www.resumenlatinoamericano.org/2017/03/20/opinion-mientras-tanto-por-norman-briski/

Anuncios

About this entry