Mèxico: Guerrero, el laboratorio del miedo ( I, II y III )

( https://youtu.be/JRCSwal3AwE )

 

_______________Subversiones

 

https://subversiones.org

subversiones.aac@gmail.com

 

        -I-

Guerrero, el laboratorio del miedo I

Esta serie de reportajes, dividida en pequeños capítulos, son resultado de una investigación periodística, que, tanto en campo, como a través de documentación, muestra que el estado de Guerrero en México se ha convertido en un laboratorio social, desde donde se experimentan y desarrollan complejos instrumentos de Ingeniería social, que en ocasiones se replican en todo el país acorde a su funcionamiento. El miedo de la población civil, derivado del terror impuesto por diversos grupos de poder, es una de las más poderosas políticas de control social. La periodista norteamericana Naomi Klein, ha desarrollado profundamente esta teoría en su libro “La doctrina del shock”. Sin embargo, los retos para estados como el mexicano, son cada vez más complejos, por ejemplo, lograr encubrir el totalitarismo a través de una supuesta democracia representativa y mantener sometida a la población a través de las Fuerzas Armadas sin ser descubierto como un régimen abiertamente militarista.

El gobierno de los Estados Unidos ha logrado transformar estos retos en un modelo a seguir, que perfecciona constantemente, pero qué además, exporta y contextualiza eficazmente con gobiernos afines a la necropolítica-capitalista. Para poder continuar ajustando está política de terror estatal encubierto, se necesitan laboratorios, donde puedan realizar sus experimentos sociales y que mejores lugares que donde habitan los más pobres de los pobres, ¿qué tal África, Medio Oriente o el estado de Guerrero en México?

Los dueños de la finca llamada México.

El pasado 8 y 9 de Marzo del 2018 se celebró en el puerto de Acapulco, Guerrero la 81 Convención Nacional Bancaria bajo el lema “La banca comprometida con México”, en las instalaciones del hotel Princess Mundo Imperial. El evento no fue menor. La clase empresarial más poderosa del país, sentó a la y los candidatos independientes, así como de partidos políticos, para escuchar qué les ofrecen en sus propuestas de gobierno. Sin lugar a dudas la y los candidatos se esmeraron para tratar de quedar bien con la burguesía mexicana, ya que la inversión político-económica que presten a la campaña que más les convenga, es sin dudas determinante.

A pesar del revelador esfuerzo de absolutamente todos los candidatos para intentar acariciar a la alta clase financiera mexicana, la verdadera decisión fue tomada desde hace un año, y se reflejo a manera de aplausometro, cuando incluso de píe vitorearon a José Antonio Meade. Pero esto no fue el resultado de la mejor propuesta o un gran discurso, la decisión aplaudida se tomo el 22 de Marzo de 2017 en la 80 Convención Bancaria. “El Dilema Global: Liberalismo vs Populismo.”

Basta analizar muy exiguamente el discurso de Luis Robles Miaja, entonces Presidente de la Asociación de Bancos de México, quien comentó terminantemente:

“Los logros del modelo liberal, democrático, de libre mercado, e igualdad de oportunidades al que me he referido, han sido cuestionados por modelos llamados populistas, que han resurgido en el mundo. Estos movimientos han avanzado en algunos países, y hoy ocupan posiciones parlamentarias significativas, o inclusive controlan gobiernos… Dado el avance que han tenido estos movimientos en el mundo y los peligros, y la incertidumbre que los mismos, representan para el futuro de la humanidad, durante esta convención diversos académicos y expertos, compartirán diferentes visiones, que nos permitirán reflexionar sobre cual pueden ser los alcances y los riesgos del populismo, así como que alternativas se plantean ante ello.”… “El gremio bancario siempre estará a favor de las instituciones y del modelo de país que hemos venido construyendo en las últimas décadas, mismo que sin duda es la mejor opción para lograr una mayor equidad y bienestar para las familias Mexicanas.”

Esta clara y contundente visión del gremio financiero mexicano fue aplaudida rotundamente por José Antonio Meade, quien estuvo presente en calidad de Secretario de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. Pero ¿para qué escuchar y darle foro al Señor López Obrador en esta nueva convención, a unos meses del endeble proceso electoral mexicano? Sencillo; la simulación de la democracia es esencial para mantener el efecto psicológico de la duda en la población.

El actual presidente de la Asociación de Bancos de México Marcos Martínez, en la la inauguración de la 81 Convención Nacional Bancaria, reafirmó lo expresado por su antecesor en el cargo y puntualizo claramente la postura actual de la Banca Mexicana y hacia a donde se inclinan sus decisiones.

“México es hoy, mas solido y más productivo, gracias a la visión plasmada, en esa delicada decisión política, que concluyó con la renovación de las bases institucionales de nuestro país. A través de la más ambiciosa agenda de reformas estructurales en la historia reciente de nuestra nación. Hoy somos uno de los principales destinos más importantes para la inversión privada, en el sector energético por ejemplo, los compromisos de inversión  son superiores ya a los 200 mil millones de dólares, nada más en lo que resta del mandato del presidente Peña, imagínense lo que vendrá después…”

Marcos Martínez continuo elogiando las reformas a las telecomunicaciones, educación, financiera, hacendaria, etc. Para él, y la alta burguesía mexicana a la que representa, existen retos, pero vamos por buen camino. Es decir, concuerdan y pugnarán por continuar con el actual régimen, que pretende garantizar la continuidad del modelo de necropolítica-capitalista.

Y mientras los banqueros mexicanos, el gobierno de la república, el INE y los partidos políticos se recrean simulando la democracia con los banquetes del Princess Mundo Imperial. En nuestro país la realidad para todos los que no podemos convocar a los presidenciables, nos habla claramente; existen más de 33 mil personas no localizadas en México, según el Registro Nacional de Personas Extraviadas o Desaparecidas. México cerró el 2017 con 25,339 homicidios dolosos, una de las cifras más altas desde que iniciaron los registros a nivel nacional en 1997 y qué, continua incrementándose, tan solo en enero del 2018 se registraron 2,156 asesinatos atribuidos a la violencia.

Tan solo dos días después de celebrada la 81 Convención Bancaria, el pasado 11 de Marzo, dieciséis personas fueron asesinadas en distintos hechos ocurridos en Acapulco, Zihuatanejo, Chilapa, Taxco y Tecpan. Todos estos homicidios en poco más de 24 horas. Y es que la violencia desatada en el estado de Guerrero, de acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), se ubica a la entidad como la más violenta del país en 2017. Tan solo entre enero y noviembre hubo en promedio 192 homicidios por mes, 6.4 cada día o uno cada cuatro horas.

La evolución del terrorismo de estado en Guerrero.

Cuando la fundación The Fund for Peace en 2005 empezó a publicar los informes sobre estados fallidos Failed States Index, tanto académicos como periodistas intentaron encuadrar la realidad política y económica de nuestro país en este término, así como con los parámetros e indicadores usados por este centro de investigación estadounidense que pudieran categorizar la desbordada violencia en México.

Sin embargo, el concepto de la Necropolitica, desarrollado por el filósofo africano Achille Mbembe, se ajusta más a la realidad que estamos viviendo, sobre todo en estados como el de Guerrero, convertido en el más violento de nuestro país, por las sangrientas disputas entre el Cártel de Sinaloa, Jalisco Nueva Generación (CJNG), Beltrán Leyva, Los Caballeros Templarios, La Familia Michoacana, Los Ardillos, Los Rojos, “Los Jefes” o “Gente nueva”, el “Cartel de la Sierra” entre otras tantas organizaciones armadas que de forma pública o clandestina viven y se mantienen económicamente del trasiego de la amapola y sus derivados.

Tan compleja y al mismo tiempo clara es la situación que en Abril del 2016 se conformo y movilizó la Unión de Comisarios por la Paz, Seguridad y Desarrollo de la Sierra de Guerrero. Las autoridades municipales de más de 36 poblados de los municipios de Leonardo Bravo, Eduardo Neri, y Heliodoro Castillo, ubicados en la sierra del estado de Guerreo manifestaron por lo menos qué, en su zona existen 1,280 comunidades en las que más de 50 mil pobladores se dedican a la siembra y cosecha de amapola. En su momento Ismael Cástulo Guzmán comisario de Los Morros y Arturo López Torres comisario de Filo de Caballos encabezaron este movimiento de comunidades, y no titubearon en dar claridad de la situación de los cultivos de amapola en el estado.

“Les cambiamos la maldita amapola por proyectos productivos” reto al gobierno, Ismael Cástulo Guzmán  en el 2º Foro para Legalización de La Amapola, realizado en la comunidad de Campo de Aviación el 2 de Julio del 2016. Agregó que “Ya estamos hartos, nos persiguen como conejos, cualquiera nos anda cazando.” Este movimiento social de campesinos cultivadores de amapola, dejo muy en claro que no es un secreto que ellos son quienes la cultivan, pero que son tan solo el último eslabón de la cadena y quienes menos ganancias económicas tienen, pero quienes se las compran y trafican con el producto son “otros”, que si son delincuentes o no, eso no lo saben, pero esa situación los pone en riesgo constantemente, manifestaron.

El movimiento culminó con una serie de negociaciones el 22 de noviembre del 2016 en Chilpancingo, específicamente en Casa Guerrero donde se reunieron con el gobernador Héctor Astudillo Flores. Dejando tras de sí una impresionante transparencia del manejo estructural de la amapola en el estado con mayor producción del país y tercero en producción a nivel mundial, solo por debajo de Myanmar y de Afganistán en Medio Oriente.

Cuando las autoridades mexicanas hablan de la guerra contra el narcotráfico, hablan de una gran complejidad del problema, sin embargo la experiencia de la movilización de los productores de Amapola en México nos demuestra que en realidad no es tan complejo, y que estos campesinos que cultivan la mayor cantidad de amapola en nuestro país están dispuestos a dejar de hacerlo, solo piden alternativas económicas a ello. Quizás los 50,000 millones de euros que el estado mexicano gasto en los 10 primeros años de la llamada guerra contra las drogas o los 1,405 millones de euros que destino el gobierno de Estados Unidos, en el mismo periodo a la denominada “Iniciativa Mérida”, podrían haber detonado un desarrollo económico que diluyera por completo la siembra de amapola, terminado con una de las raíces centrales del problema.

¿Bajo qué procesos del laboratorio social pasó o está pasando este movimiento de los campesinos de la sierra guerrerense? No lo sabemos aún con claridad, lo cierto es que el gobierno estatal y federal no deberían de volver a escudarse en la supuesta complejidad del problema para resolverlo. Así una y otra vez se demuestra que el estado no está fallando, sino que es cómplice y promotor de un estado de terror, que busca mantener a la población sometida a través del miedo y de la potesta estatal de poder decidir quien vive y quien muere.

El porqué adoptar la Necropolítica como forma de control social debe entenderse, sin dudar, en el hecho de que no vivimos en una democracia representativa, como refirió el presidente de la Asociación de Bancos de México en 2017. Ni el neoliberalismo es un modelo de igualdad de oportunidades y más bien, en esta época, quienes detentan el poder económico y político combinan diversas formas de dominación ya ensayadas, pero pasadas por el laboratorio social para poder camuflarlas e implementarlas de forma aceptada por convicción, por resignación o por miedo.

El miedo como parte de un terror estructurado de estado, como refiere Frederick Douglass en su libro autobiográfico Vida de un esclavo americano, publicado en 1845, no basta con saber que existe, o que está cerca y en sus propias palabras nos narra: “El esclavo es, por tanto, mantenido con vida pero mutilado en un mundo espectral de horror, crueldad y desacralización intensos. Es manifiesto el transcurso violento de la vida de un esclavo, si consideramos la disposición del capataz a actuar de forma cruel e inmoderada o el espectáculo de sufrimientos infligidos al cuerpo del esclavo. La violencia se convierte aquí en un componente de las maneras, como el hecho de azotar al esclavo o de quitarle la vida: un capricho o un acto puramente destructor que aspira a instigar el terror .”

Lo contextualiza y reafirma el doctor Pablo González Casanova el pasado 1 de Marzo del 2018 durante la presentación de su libro Explotación, colonialismo y lucha por la democracia en América Latina, cuando comentó

“Pero ahora tenemos un predominio de las relaciones de despojo, que ya no es primitivo, sino súper-civilizado y entonces no podemos decir que la explotación se limita al salario,  que se le paga al trabajador y que es inferior al valor producido. Tenemos que pensar que hay en México según estadísticas de la Dirección de Estadística: un millón de esclavos  y que existen formas de feudalismo, dentro de un orden capitalista.”

El estado de Guerrero ha sido un lugar donde se ha definido mucha de la historia del país, sus pueblos han sido participes de las guerras de independencia y la revolución mexicana. Es un estado con bastos recursos naturales, la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad CONABIO menciona sobre Oaxaca, Chiapas y Guerrero que “La  flora  y  la  fauna  de  estos estados  presenta  una  proporción  significativa  de  especies  endémicas  y  varios  ecosistemas  de  alta prioridad  para  la  conservación:  selva  baja,  bosque  mesófilo,  bosque  seco,  humedal  y  sabana.”

Aun así las concesiones mineras por lo menos del periodo 2005 a 2010 están conformadas por casi 200,000 hectáreas tan solo en la región Costa-Montaña de Guerrero, justo donde según la CONABIO el bosque mesófilo es más abundante y debería de ser protegido. Los recursos naturales entonces, representan la mayor ambición de las empresas nacionales y transnacionales, aunque esto no es exclusivo de este estado ya que de acuerdo a un reportaje del diario La Jornada publicado en Noviembre del 2015“En los últimos 10 años, las empresas mineras extranjeras y nacionales han obtenido del subsuelo nacional 774 toneladas y 667 kilogramos del metal áureo. Durante tres siglos de colonia, la minería  novohispana extrajo 190 toneladas de oro.”

Tampoco la ambición de la clase política mexicana está muy lejana a la acaparación de grandes extensiones de tierra, basta señalar que al ex gobernador de Chihuahua, César Horacio Duarte, se le han asegurado 11 propiedades, una de ellas es un rancho cuya superficie asciende las 30 mil hectáreas.

Otro de los experimentos sociales en Guerrero es la llamada Reserva de la Biosfera de la Montaña de Guerrero. Que ha pretendido cambiar el “uso de suelo” de 157 mil 896 hectáreas de seis municipios de La Montaña. El conflicto detono el  6 de septiembre de 2012, cuando una nota del periódico El Sur informo del convenio firmado para la implementación de la Reserva de la Biosfera de la Montaña de Guerrero, por el entonces rector de la Universidad Intercultural del Estado de Guerrero (UIEG) Rafael Aréstegui Ruiz y Carlos Toledo Manzur, titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales del Estado (SEMAREN) en presencia de Taurino Hernández Moreno, Coordinador Regional de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP).

El 13 de abril del 2013, después de por lo menos 10 foros organizativos el Consejo de Autoridades Agrarias emitió la Declaración de Cochoapa el Grande, que fue ratificada por las comunidades y entregada a los gobiernos para su conocimiento. Documento en el cual manifestaron;

Muchas Autoridades Agrarias y Asambleas Comunitarias hemos dicho que no fuimos bien informadas sobre estas certificaciones, algunas ni siquiera contamos con los expedientes y con la información de los compromisos que cada comunidad adquirió, ni el régimen de manejo al que quedó sujeto cada polígono. O sea que no se informó o fuimos engañados con las Áreas Voluntarias Destinadas a la Conservación, certificadas entre 2007 y 2011 en predios de 13 núcleos agrarios.”… “Las áreas certificadas se vuelven zonas que la comunidad no puede tocar o zonas donde se limitan las prácticas tradicionales de uso y disfrute de los bienes naturales. Su carácter de ÁREA PRODUCTIVA DEDICADA A UNA FUNCIÓN DE INTERÉS PÚBLICO las vuelve claramente susceptible de EXPROPIACIÓN.”

Casualmente en esta área que se pretende destinar a la supuesta conservación existen por lo menos 35 concesiones mineras. Esto muestra claramente que las deducciones de este movimiento campesino principalmente agrario, son acertadas. Sintetizando sus declaraciones, han expresado que el gobierno pretende con engaños declarar la Reserva la Biosfera en esta región, después toda la superficie de tierra, al cambiar su uso de suelo puede ser expropiada, específicamente las aéreas donde existen concesiones mineras, porque las decisiones sobre la supuesta Área Natural Protegida ya corresponderían a la federación y se permitiría, sin necesidad de consultar a la población, cederla para su explotación por parte de las empresas mineras, cuya actividad está catalogada como de prioritaria para la nación.

Este método de ingeniería social compleja, que lleva por lo menos 10 años preparándose en el laboratorio social, es sumamente coherente con la política neoliberal actual que busca por distintos medios encubiertos, despojar a grandes grupos de la población de enormes cantidades de tierra para cederla a empresas que la exploten, a cambio de multimillonarios beneficios económicos. La motivación esta clara, las formas y los métodos son los que continúan perfeccionándose, para poder detonar el gran proceso de despojo de tierras y territorios a nivel nacional, más cruento y voraz que ha vivido nuestro país des las épocas de la colonia o el porfiriato.

Pero quienes y sobre todo cómo se pagan las consecuencias de experimentar las formas y los métodos del maquillaje, que permite sustentar como una supuesta democracia moderna a toda la maquinaria de la necropolítica neoliberal en México. Algunas pequeñas pero significativas pistas, son las que continuaremos analizando.

 

                                                             -II-

 

                                                                                         ( https://youtu.be/SMxTQSWpmbk )

Guerrero, el laboratorio del miedo II

Intereses empresariales nacionales e internacionales, que van desde la minería, el fracking, la privatización de recursos naturales y hasta el trasiego de Amapola, pasando por la generación de energía hidroeléctrica y la siembra de cultivos transgénicos, están con la mira puesta en el estado de Guerrero. Entidad con por lo menos 3 millones 183 mil 548 personas -el 90% de la población del estado- sobreviviendo en la pobreza y pobreza extrema. De acuerdo a la Auditoría Superior de la Federación, se reporto que las multinacionales mineras que operan en México tuvieron ingresos por 552 mil millones de pesos entre 2005 y 2010, sólo desembolsaron 6 mil millones de pesos en impuestos, poco más del 1% de sus ganancias, describió en su informe de 2010.

El laboratorio social del miedo en Guerrero experimenta las más diversas formas de terror para el control social y están funcionado. Los pueblos de este estado han sido determinantes en las guerras de la independencia, la Revolución Mexicana, y en la historia reciente con los levantamientos armados encabezados por Lucio Cabañas y Genaro Vázquez, ya en los años noventa se sabe de por lo menos tres guerrillas que continúan reivindicando demandas sociales en el estado.

El video que acompaña este segundo reportaje, muestra los efectos del miedo inducido e interiorizado a través de todo un complejo proceso de terrorismo de estado hacia la población, en este caso de la capital del estado de Guerrero. En conjunto con los demás testimonios y la investigación que acompaña esta segunda entrega, conoceremos algunas de las formas y métodos con los que el estado mexicano, continúa imponiendo el modelo de necropolítica-capitalista a pesar del descontento y desacuerdo de la mayor parte de la población.

El pasado 20 de Marzo, un grupo armado ingreso por la mañana a la telesecundaria Cuitláhuac, ubicada en la colonia Frontera de Acapulco, además de robar pertenencias, dinero y celulares, se dieron tiempo para cortar el cabello a las alumnas y maestras de la escuela.

Ese mismo día 100 vecinos de los poblados de Laguna de Huayenalco y de San Bartolo, en San Miguel Totolapan abandonaron sus hogares y se fueron desplazados por temor a la extrema violencia que se vive en el municipio.

Esa misma mañana fue ejecutado un taxista a balazos en la colonia Candelaria del municipio de Chilapa. De acuerdo al conteo del periódico el Sur, en lo que va del 2018 suman 36 homicidios en Chilapa en los que presuntamente estuvo involucrada la delincuencia organizada.

El día anterior, el 19 de Marzo, fueron ejecutadas 5 personas en distintas colonias de Acapulco, una de ellas completamente desollada, además de un herido en una balacera contra un sitio de camionetas de pasajeros.

Y así, podríamos hacer un recorrido en retrospectiva que nos muestre diariamente la verdadera dimensión del terror que se vive en Guerrero. Tanto así, que incluso en Noviembre del 2017 los burócratas de la Fiscalía General del Estado, abandonaron sus labores debido al fétido e insoportable olor que despedían los más de 600 cadáveres sin identificar que se acumulan en el SEMEFO de Chilpancingo, que sólo tiene capacidad para albergar 250 cadáveres.

Mientras tanto, de acuerdo a la revista Proceso, el dirigente estatal del PRI Heriberto Huicochea Vázquez está generando ganancias millonaria por el cobro al gobierno estatal, del también gobernador priista Héctor Astudillo Flores, 6 millones de pesos por un periodo de 15 años, de la  renta del panteón La Paz para el resguardo de los cadáveres que aún no cuentan con la debida identificación. Este lucrativo negocio se comienza a expandir en todo el país. En Tamaulipas recientemente se inauguró el panteón forense con la llegada de 400 cadáveres. Así, se completa un cuadro siniestro donde se puede lucrar incluso con la muerte y donde continúa desenvolviéndose la corrupción de este sistema de la necropolítica mexicana.

Las razones del miedo.

El tratado de la argumentación elaborado por Chaim Perelman en 1959, desentraña minuciosamente la labor principal de quienes por profesión se dedican a convencer con argumentos:

“La argumentación abarca el razonamiento filosófico y científico que refuta los errores de otros y defiende la propia teoría. El campo de la argumentación, ocupa el ámbito propio de todas las formas de razonamiento persuasivo, desde la prédica hasta la arenga, desde la plegaria hasta el discurso, donde quiera que la razón es empleada como:

  • Defender una causa
  • Obtener un consenso
  • Guiar una elección
  • Justificar o determinar una decisión.”

La argumentación debería de ser, por tanto, el arma fundamental de funcionarios públicos y políticos para gobernar y resolver las problemáticas nacionales en la supuesta democracia representativa, en la que insisten, vivimos. Sin embargo, la realidad –no una abstracta y teórica realidad– sino, la realidad en la que decenas de millones de mexicanos y mexicanas vivimos es muy distinta. En este México donde según los datos oficiales del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, tan solo en el mes de enero del 2018, fueron asesinadas de forma violenta entre tres y cuatro personas cada hora en el país, es decir 82 personas todos los días.

Indiscutiblemente no estamos frente al llamado estado de derecho que tanto les gusta predicar a absolutamente todos los candidatos presidenciales y funcionarios públicos. Esta realidad nos muestra claramente que vivimos en un régimen violento y autoritario, donde quien tiene la potestad de decidir quién vive y quien muere, es en principio el estado. Porque hay que decirlo; falta hacer las cuentas de clase, ¿Cuantos de los más de 250 mil asesinados o de los más de 33 mil desaparecidos en tan solo 10 años de la llamada guerra contra el narco son pobres y cuántos son de clase acomodada?

Falta mucho por analizar seriamente, pero en rango de escolaridad, por ejemplo, de acuerdo al diario El País: “en esos 10 años los hombres entre 18 y 25 años sin primaria representaban apenas 0,88% de la población, pero el 16,4% de los homicidios… Entre 2007 y 2016, murieron asesinadas un total de 133.560 personas entre 12 y 40 años de edad. De ellas, 114.700 tenían una escolaridad menor a la esperada dado su rango de edad.”

Pero ¿Por qué el estado mexicano opta por la necropolítica-capitalista como método de control social? Tal parece que cuando ya no existen argumentos que puedan sostener una mentira, el mejor aliado de empresarios, políticos y funcionarios públicos es “el miedo” como resultado de un sistemático terrorismo de estado.

El neurocientífico Wulf Haubensak, miembro del equipo del CalTech (Instituto Tecnológico de California), y quien también es parte del equipo del neurobiólogo David J. Anderson, del CalTech, y del profesor Andreas Lüthi, del Instituto de Investigación Biomédica Friedrich Miescher en Basilea (Suiza). Equipo científico que en su reciente estudio “circuito del miedo” han comprobado la existencia de dos tipos de células neuronales en la amígdala que se turnan para abrir y cerrar las “puertas” del miedo y controlan este proceso de “ida y vuelta”, explica en parte de una entrevista para la revista científica Nature:

P: ¿Qué es el miedo?

R: Podría decirte que, desde un punto de vista neurocientífico, el miedo es un estado emocional del cerebro provocado por un estímulo que predice el peligro y activa comportamientos defensivos. Pero “conoces” mejor lo que es cuando lo experimentas. Es el estado más intenso en el que pueden entrar tu mente y tu cuerpo y solo tiene una meta: tu supervivencia.

Sí, sobrevivir y ¿De qué es capaz de hacer el ser humano con tal de sobrevivir? Múltiples experiencias documentadas muestran que para lograr la sobrevivencia, incluso en circunstancias atípicas, hay humanos que han comido a otros seres humanos.

Es por ello que el terrorismo de estado en sus múltiples manifestaciones (narcotráfico, militarización, tolerancia cero, paramilitarización, etc.) se encarga no solo de aterrorizar a determinados segmentos de la población, también se encarga de que por medios oficiales o no, el resto de las personas que no vivió directamente la experiencia la conozcan y sepan perfectamente que están sujetas a vivirla en carne propia, en cuanto su comportamiento lo amerite y/o el estado así lo decida.

De tras de la Cámara de Gessel.

La Comisión de la Verdad para la Investigación de las Violaciones a los Derechos Humanos durante la Guerra Sucia de los años sesenta y setenta en el estado de Guerrero, creada en 2011, tuvo una corta duración y su informe final en Octubre de 2014 es apenas una pequeña muestra de las distintas técnicas de terror de las que es capaz de infundir el Estado mexicano. El laboratorio social en el estado de Guerrero no es reciente, este informe revela incluso la realización de los llamados “vuelos de la muerte” donde de acuerdo a testimonios de militares revelados por la Comverdad, cerca de mil 500 personas algunas vivas, que fueron arrojadas al mar, algunas otras ejecutadas previamente en la base militar de Pie de la Cuesta, en Acapulco.

Enrique González Ruiz, quien fuera presidente de la Comverdad, declaro públicamente que: “El jefe de la estación de la CIA desayunaba todos los días con el extitular de la Dirección Federal de Seguridad (DFS), Miguel Nazar Haro, para darle seguimiento a la guerra sucia desatada por el Ejército en Guerrero”.

Hecho que no parece tan distante cuando en julio del 2017, Mike Pompeo director de la Central Intelligence Agency, mejor conocida en todo el mundo por sus siglas en inglés, como la CIA, declaró:

“Pero basta señalar que estamos muy optimistas de que pueda haber una transición en Venezuela, y nosotros en la CIA estamos haciendo lo mejor de sí, para entender la dinámica allá para que podamos comunicársela a nuestro Departamento de Estado y otros, los colombianos. Acabo de estar en Ciudad de México y Bogotá la semana antepasada, hablando sobre este tema precisamente, intentando ayudar a entender las cosas que podrían hacer para poder lograr un mejor resultado para su rincón del mundo y nuestro rincón del mundo”.

Y más recientemente en Enero de 2018 Pompeo advirtió que: “la CIA trabajará especialmente para enfrentar “riesgos políticos” que pudieran presentarse en América Latina y México.”

El trabajo secreto de la CIA continua y cada vez es más evidente, con estas declaraciones publicas de su propio director. Sin embargo, no es nada nueva su intervención en los asuntos políticos de nuestro país, así como sus intenciones y propósitos. El agente secreto de la Central Intelligence Agency (CIA),  Philip Burnett Franklin Agee, quien realizó operaciones encubiertas en Uruguay, Ecuador y México contra las organizaciones políticas de izquierda, narra en su libro Inside the Company, refiriéndose específicamente al caso mexicano que le toco vivir:

“Washington DC, 20 de Diciembre de 1966.

Debido a la importancia estratégica que tiene México para los Estados Unidos, su tamaño, su proximidad y abundancia de actividades de sus enemigos, la estación Ciudad de México es la más grande de todo el hemisferio. Tiene unos quince oficiales de operaciones con cobertura del Departamento de Estado, además de unos doce funcionarios sin cobertura oficial, fuera de la embajada. Se suman a estos, una cantidad de oficiales de apoyo, en comunicaciones, servicios técnicos, asistentes de inteligencia, empleados administrativos y secretarios, que hacen que el personal de la estación ascienda a unas cincuenta personas.

Operaciones de enlace.

Lo más importante dentro del programa operacional es el proyecto LITEMPO, que está administrado por Winston Scott, jefe de la estación desde 1956, con la asistencia de Annie Goodpasture oficial del caso, que también ha estado en la estación por varios años. Este proyecto abarca una complicada serie de programas de apoyo operativo a diversas fuerzas de seguridad civil mejicanas, con el propósito de intercambiar información, realizar operaciones conjuntas y elevar constantemente las funciones de seguridad pública y recolección de información interna del país.

A la cabeza de la operación LITEMPO está el presidente de México, Gustavo Díaz Ordaz, que ha trabajado estrechamente con la estación desde que fue ministro de gobierno, durante la administración de Adolfo López Mateos  (1958-74). Entre Díaz Ordaz y Scott se ha desarrollado una estrecha relación de trabajo.”  (pp 404)

El 30 de mayo de 1984, el asesinato del periodista Manuel Buendía, quien fuera un férreo denunciante de los pasos de la CIA en México” , marca un hecho significativo que sirve de ejemplo, para analizar que la necropolítica capitalista en México, no es solo un mote teórico de moda, que pretenda ajustar la realidad a la teoría, sino que resulta ser una ventana, que nos permite entender como ha sido posible la continuidad en el poder de una clase política y empresarial que gobierna este país a través de un régimen totalitario y militarista, disfrazado de democracia representativa.

Juan Rafael Moro Ávila Camacho descendiente de una prospera familia Priista jalo el gatillo, y de acuerdo con Granados Chapa:

“El Moro Ávila se acercó sigiloso a Buendía, y tiró del faldón de la gabardina para dificultar los movimientos del periodista y asegurarse de que no portaba blindaje alguno. Empuñaba una pistola poderosa, una Browning de nueve milímetros, con la que disparó hasta cinco veces. Por instinto defensivo, como si pretendiera usar su propia arma, y por el efecto físico de los disparos, Buendía giró hacia la derecha, por lo que los balazos tuvieron trayectorias diferentes. Lo ultimó, uno tan certero como el resto, que le perforó el pulmón. Buendía se desplomó. Moro Ávila caminó un breve trecho, como si nada, y puntual apareció la motocicleta a cuyo asiento trasero subió.”

El 13 de junio de 1989 es detenido José Antonio Zorrilla Pérez, quien fuera director de la Dirección Federal de Seguridad cuando el Moro Ávila asesinara a Buendía. El asesinato del periodista había sido planeado y ordenado por José Antonio Zorrilla, porque el periodista estaba a punto de revelar públicamente los nexos de la DFS con narcotraficantes y esta investigación lo involucraría directamente. Unas horas después del asesinato de Manuel Buendía, sus oficinas fueron allanadas por agentes que desaparecieron toda la documentación de sus investigaciones recientes. Zorrilla montó en su momento todo un escenario donde al más puro estilo mexicano, detuvo a varios “chivos expiatorios” para culparlos del asesinato del periodista.

Tan solo algunos meses después del asesinato de Manuel Buendía, Rafael Caro Quintero se fugaba a Costa Rica el 9 de marzo de 1985 bajo el amparo de las credenciales de la Dirección Federal de Seguridad, firmadas por Zorrilla Pérez.

En Febrero del 2009, durante el sexenio de Felipe Calderón, fue liberado Juan Rafael Moro Ávila Camacho, quien además afirma que su vida en prisión fue de lujo, nunca probo la comida del rancho e incluso dentro del Reclusorio Norte mantuvo una banda de rock y pudo establecer un estudio de grabación.

En el sexenio de Enrique peña Nieto, en septiembre de 2013 fueron liberados José Antonio Zorrilla Pérez quien dejó la cárcel después de 24 años de reclusión, por ordenes de la juez de Ejecuciones y Sanciones del Reclusorio Varonil Oriente Belem Bolaños, quien ordenó que Zorrilla Pérez quede bajo custodia en su domicilio.

Y un mes antes, el 9 de agosto de 2013 fue liberado Rafael Caro Quintero de la prisión de Puente Grande, Jalisco. Quien actualmente es identificado por la DEA en su más reciente informe Evaluación Nacional de Amenaza de Drogas 2017 , en el que se afirma que el Mayo Zambada y Rafael Caro Quintero son los lugartenientes del Chapo Guzmán y encabezan células que se encargan de recibir y controlar la distribución de droga para ese grupo en Phoenix, Arizona.

En diciembre del 2017 Roberto Álvarez Heredia vocero del Grupo de Coordinación Guerrero, afirmaba a los medios, que por lo menos 15 agrupaciones criminales se disputan el control para el trasiego de drogas en la entidad, para llevarla hacia Estados Unidos donde ha crecido mucho la demanda de heroína, afirmó. Guerrero es el estado donde se produce más del 60% de amapola del país, el más violento de todo México y el segundo lugar nacional en pobreza y pobreza extrema.

Descubrir el complejo entramado de intereses detrás del laboratorio social que significa el estado de Guerrero es una labor sin dudas titánica. Pero quizás estas pequeñas pistas puedan ayudar a no dejarlo pasar sin estar atentos y atentas a lo que ocurre en la entidad, porque quién sabe, quizás pronto podamos percibir estrategias de control social similares en nuestro entor no.

 

– III –

Guerrero, el laboratorio del miedo III

Con el presente reportaje cerramos esta pequeña serie en la que situamos al estado de Guerrero en México como un laboratorio social, sin insinuar que sea el único en el país o que esta situación es nueva. Pero si con el interés de que podamos ser observadores mucho más críticos de lo que sucede en esta entidad, donde el infierno de la violencia está logrando concretar la permanencia de un estado terrorista.

¿Cómo es esto posible? es una de las interrogantes más profundas, sobre todo cuando lo que indican cifras, hechos, tendencias y testimonios, es que el estado mexicano continua extendiendo este sistema de control social a todo el país, para mantener la continuidad de una clase política y empresarial en el poder.

Puntualizamos aunque de forma muy escueta, lo que el miedo infundido en amplios sectores de la población puede ocasionar, sin embargo es indispensable sumar a este análisis, uno de los efectos ocasionados a causa del terrorismo de estado; la negación de la realidad. Fenómeno psicósocial sin el cual no es posible entender qué a pesar de las innumerables evidencias de la simbiosis del biopoder del estado mexicano con el crimen organizado, como método para someter a la sociedad a través de la necropolítica capitalista, no se ha logrado generar un movimiento social capas de revertir esta situación.

Primero hagamos un breve recorrido por algunos ejemplos recientes en el estado Guerrero, que muestran claramente esta simbiosis del biopoder político del estado con la narcoviolencia que día con día, no solo acrecientan cadáveres que se desbordan en las morgues, sino qué también, acumulan pruebas de ser partes articuladas de un mismo proyecto de gobierno, sostenido por el terror.

La innegable simbiosis del estado y la delincuencia organizada.

“Si no quieren amanecer en cachitos vajenle de huebos” [Sic]

Esta fue una de varias de las amenazas recibidas por el periodista Marco Antonio Coronel después de mostrar las imágenes en video, donde claramente se ve a policías municipales de Chilpancingo, Guerrero. Estar vinculados con la desaparición forzada del joven Efraín Patrón Ramos durante las primeras horas del 29 de diciembre del 2017. La televisora Televisa y el periodista cesaron de darle seguimiento al caso, después de estas amenazas.

7 Jóvenes desaparecieron entre el 25 de diciembre del 2017 y el 5 de enero del 2018, videos, testigos y declaraciones de los sobrevivientes señalan no solo la complicidad, sino la participación activa de elementos de las corporaciones policiacas tanto estatal como municipal y su coordinación con los llamados grupos de la delincuencia organizada.

La evidente participación de las fuerzas de seguridad pública, obligo a que el 4 de enero, la SEDENA y la Policía Federal acuartelaran a toda la Policía Municipal de Chilpancingo para investigar los hechos. Dos de esos jóvenes secuestrados aparecieron torturados y asesinados días después dentro de bolsas de basura, otros dos aparecieron con vida aunque torturados y con severas consecuencias psicológicas y de los demás aun no se sabe su paradero.

A la fecha no han sido procesados policías municipales por los hechos, y a pesar de que la seguridad de la capital del estado fue tomada por el Ejercito Mexicano y la Policía Federal, la violencia no ha disminuido. Basta señalar que el pasado 29 de Marzo con el asesinato de un joven de 20 años en la calle Galeana de la colonia Morelos de Chilpancingo, suman 48 asesinatos atribuidos a la delincuencia organizada, en los tres primeros meses del 2018.

El caso de los 7 jóvenes  levantados en Chilpancingo a finales del 2017 y principios del 2018, donde participan policías municipales, nos remite inmediatamente al caso de los 43 jóvenes normalistas desaparecidos en Iguala desde el 26 de Septiembre del 2014. Donde también se ha documentado sobre manera la participación no solo de elementos policiacos municipales, sino incluso del 27 batallón de infantería de la SEDENA, detallada en el informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI).

Pero algunos de los principales implicados sacrificables como el perredista José Luis Abarca, ya había sido denunciado fuertemente por asesinato apenas un año antes. Cuando el jueves 30 de mayo de 2013 fue ultimado el líder social Arturo Hernández Cardona, Ángel Román y Rafael Balderas, después de ser secuestrados junto con más miembros de la organización Unidad Popular, en la ciudad de Iguala.

El testimonio de Nicolás Mendoza Villa, chofer de Hernández Cardona relata:

“Abarca ordenó que llevaran al ingeniero a la fosa. Allí le empezó a decir: ‘¿Por qué me pintas el Ayuntamiento, eh? Ya que tanto me estás chingando, me voy a dar el gusto de matarte”. Hernández Cardona intentó permanecer de pie, callado. “Vi cómo Abarca le apuntaba a la cabeza, en la mejilla izquierda, y le disparaba. Una vez caído en la fosa, le volvió a disparar”. Tras el crimen, una fuerte lluvia se derramó sobre aquel paraje.”

La complicidad de distintos ordenes de gobierno en este caso es incuestionable, ya que el mismo Hernández Cardona junto con otros dirigentes de su organización habían acudido desde el 29 de Mayo del 2013 ante la Fiscalía Regional Norte de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Guerrero. Donde presentaron una denuncia de hechos ante el agente del ministerio publico y señalaron al alcalde José Luis Abarca, su esposa y directora del DIF municipal María de los Ángeles Pineda y al jefe de la policía municipal Felipe Flores Velázquez, donde detallaron:

“Estamos compareciendo ante esta agencia investigadora para que analice y realice las investigaciones necesarias, con el fin de evitar que se pueda registrar un hecho delictuoso más grave, donde algunos integrantes de la Unidad Popular pudiesen incluso perder la vida propia.”

“Tenemos el temor fundado de que José Luis Abarca Velázquez, presidente municipal constitucional de Iguala, pudiese ordenar privarnos de la vida a los dirigentes de la UP.”

Los vínculos de Abarca y su esposa con los Beltrán Leyva y Guerreros Unidos, han sido ya ampliamente difundidos.

La negación de la realidad como mecanismo de defensa en la psique social.

Como entender que crímenes como estos, que demuestran a toda vista nacional e internacionalmente, que en México todos los niveles de gobierno, de todas las distintas fuerzas políticas que hoy se vuelven a disputar el poder presidencial en las elecciones del próximo julio del 2018. Se coordinan, se hacen cómplices del encubrimiento y la impunidad, sin que la gran mayoría del pueblo mexicano logre movilizarse al grado de, por lo menos, destituir a esta clase política corrupta y asesina.

Anna Freud en su libro El Yo y los mecanismos de defensa describe que los mecanismos de defensa desde el punto de vista del psicoanálisis tienen como propósito:

“El propósito de los mecanismos de defensa del yo es proteger la mente/sí mismo/yo de la ansiedad o sanciones sociales y/o para proporcionar un refugio frente a una situación a la que uno no puede hacer frente por el momento.”…

“Los peligros instintivos contra los cuales se defiende el yo son siempre los mismos, aunque los motivos por los cuales  percibe una determinada irrupción como riesgosa, son referibles a diferentes causas”.

Para el psicoanálisis uno de estos mecanismo de defensa es la negación de la realidad,  el cual consiste en negar un hecho real como consecuencia de la incapacidad del yo para poderlo asumir. la psicoanalista Anna Freud lo describe como:

“Negación del yo a aceptar una parte del ello, en todas estas situaciones conflictuales. Las mediadas de defensa, la seguridad del yo y la evitación del displacer. El principio del placer en el yo del niño pequeño. Resistencia del yo infantil a las impresiones del mundo externo… Capacidad del yo de negar la realidad y capacidad de reconocerla y valorarla críticamente.”

Aunado a esto debemos también entender que existe una complejidad al analizar los efectos de la Guerra en la sociedad,  de acuerdo con el psicoanalista social Ignacio Martín Baró, en su texto EL impacto psicosocial de la guerra:

“No se puede asumir que la guerra tenga un efecto uniforme en la población, el análisis debe hacerse de acuerdo a las siguientes coordenadas: la clase social, el involucramiento en el conflicto y la temporalidad.”

“la  experiencia  de  vulnerabilidad  y  de  peligro, de indefensión  y  de  terror,  pueden  marcar  en  profundidad  el  psiquismo  de  las  personas,  en  particular  de  los  niños.  El espectáculo de violaciones o torturas, de asesinatos o ejecuciones masivas, de bombardeos y arrasamiento de poblados enteros es casi por necesidad traumatizante.”

Se requerirá de innumerables instrumentos de análisis y estudios sociales, para entender que efectos han permeado ya en la población de un estado, como el de Guerrero donde aún se recuerdan frescos los días de la Guerra Sucia y se viven con horror los de Guerra contra el narco. Sin embargo en este laboratorio social, se experimentan los beneficios que pueden extraerse de tales e inhumanas situaciones, para mantener este régimen de biopoder totalitario. Quizás así podemos encontrar parte de la explicación que nos muestre, cómo es posible que las y los ciudadanos abalen ya sea por acción u omisión a gobiernos corruptos, violentos y desmedidos.

La impresionante tolerancia de la mayor parte de la sociedad mexicana a estos gobiernos con las características ya descritas y que no resultan beneficiosos para está. Suelen explicarse, con frases como “es que somos muy aguantadores” o “es la apatía del pueblo” estas frases simplistas pueden llevarnos no solo a una percepción errónea de los acontecimientos político-sociales, sino a reforzar imaginarios sociales convenientes para las clases dominantes.

Por ello es apremiante profundizar en la realidad concreta que se nos presenta, para entender con más certeza los múltiples mecanismos de control social que se ejercen desde el poder político y empresarial. Así como los efectos que padecemos sociedades tan sometidas como la mexicana, donde sin duda, expertos asesores de los partidos políticos y gobiernos, si las aprovechan, para lograr favorecer campañas políticas electorales o inmovilizar a amplios sectores sociales ante injusticas plenamente demostrables.

Siempre cabe la posibilidad, entonces, de que a la par de las elaboradas invenciones de complicadas coordinaciones gubernamentales para esconder actos deleznables. Existen diversos sectores sociales esperando acuñar esas invenciones como propias, a sabiendas de su total falsedad, para encontrar argumentos que les permitan negar la realidad como un mecanismo de defensa psicosocial. Ya sea por impotencia al entenderse incapaces de solucionar la problemática, por no querer poner en riesgo lo poco que han logrado conseguir a pesar de las adversas circunstancias o por no querer perder los privilegios que tienen.

Las variables con las que el biopoder de la necropolítica capitalista puede experimentar en México y específicamente en Guerrero, son muy diversas y van desde la pobreza, la marginación, la violencia desmedida, el terrorismo de estado, hasta el uso a su conveniencia de los medios de comunicación, los programas sociales, las instituciones educativas, los fondos de emergencia, etc. Sin embargo sus objetivos no tienen demasiadas variables, recayendo una y otra vez, en la necesidad de la continuidad en el poder por parte de las clases dominantes.

 

fuente:  https://subversiones.org

Guerrero, el laboratorio del miedo I

Guerrero, el laboratorio del miedo II

Guerrero, el laboratorio del miedo III


About this entry



Categorías


A %d blogueros les gusta esto: