Uruguay: Se murió Luisa y no pudimos con la impunidad

_____Urug_compañera Luisa Cuesta

Hoy debemos sentirnos derrotados

Se murió Luisa y no pudimos con la impunidad

Se nos fue Luisa Cuesta, la madre de Nebio Melo y de todos los detenidos-desaparecidos. La incansable luchadora que en los últimos años se convirtió en un ejemplo de dignidad y coraje en la lucha contra la impunidad. Especialmente para muchos jóvenes  ella se convirtió en un referente ético en estos años de “impunidad amparada desde el poder”.

También se murió la mujer que a principios de la década del 60, cobijo en su casa, el germen, los inicios balbuceantes de importantes luchas y de intentos de organizar a los trabajadores, especialmente a los asalariados agrícolas. Su cocina fue testigo entre otras cosas de evaluación y balance de las “columnas paralelas” que acompañaban las marchas de los “Peludos” de UTAA.

Luisa, empleada de un taller de chapa y pintura, sindicalizada y militante de la Asociación de Empleados y Obreros de Mercedes (AEOM) y del Plenario Intersindical. Por lo tanto también se murió una militante de la clase obrera.

Luisa, reprimida en las vísperas del Golpe de Estado de 1973 por su militancia junto a los trabajadores, fue a parar junto a muchos otros compañeros al 5º. De Infantería, donde hoy funciona Mercedes Terminal Shopping.

En ese lugar, fueron salvajemente torturados centenares de presos políticos de todas las organizaciones de izquierda de nuestro país.  Se practicó la violación y diversos abusos sexuales contra decenas de jóvenes. También fueron torturados militantes del Plenario Intersindical de Soriano y muchos presos trasladados desde: Montevideo, Carmelo, Dolores, Juan Lacaze, Bella Unión y de otras localidades.

Allí, Luisa soportó con firmeza los abusos de la patota del S2 encabezada por el Teniente Gustavo Criado. Por lo tanto también se murió una Presa Política de la dictadura uruguaya.

Luisa que buscó a Nebio en Buenos Aires hasta que para preservar su propia vida tuvo que refugiarse en el Alto Comisionado de Naciones Unidas junto a su nuera y su nieta. Luego del Golpe de Estado en Argentina fue sacada hacia Holanda donde vivió su exilio. Por lo tanto también se murió una Exiliada Política expulsada de Argentina y perseguida por el Plan Cóndor.

En sus años de exilio, Luisa fue una incansable batalladora denunciando a la dictadura y reuniendo solidaridad con los presos políticos y sus familias. Estuvo en el origen de las organizaciones de los familiares de detenidos-desaparecidos. Se Murió también una fundadora de FEDEFAM. (Federación de Familiares)

Desde su retorno al país fue una de las entrañables “viejas”, que mantuvieron en alto la bandera de la búsqueda de los desaparecidos. En estos últimos 40 años; le tocó soportar el desprecio, el ninguneo, la mentira y el ocultamiento de información. Llegaron a entregarle documentos con nombres tachados, censurados.

Junto a las otras madres,  la taparon con un manto de impunidad y nosotros no pudimos con eso. Nos derrotaron, no supimos y no pudimos cumplir

Se murió además mi compañera de cana del 73, mi compañera y vecina del exilio ya que durante un período largo vivimos a tres cuadras uno del otro.

Se murió también la abuela sustituta (durante el exilio) de mi hija Claudia y de los hijos de todos los exiliados que vivíamos cerca de ella.

Junto con el símbolo que ella significa en la lucha contra la impunidad, se nos va Luisa Cuesta que fue mucho más que la madre de Nebio Melo.

Ya no voy a poder compartir su charla, sus acuerdos y sus desacuerdos. No voy a poder compartir su mate y su vinito. Voy a extrañar sus cocinas: la de Florencio Sánchez extremo este, la de Koog aan de Zaan y la de la calle Luis Brusco en Montevideo.

Hasta siempre Luisa, con el compromiso de que el reconocimiento de una derrota no signifique  para nada la intención de bajar los brazos.

Néstor Gurruchaga.  Cédula de Identidad- 3.395.998-7.

fuente: http://infoposta.com.ar/notas/9961/hasta-siempre-luisa-presente-ahora-y-siempre/


About this entry