Argentina_Buenos Aires: Foro Agrario

.

Foro Agrario: la verdadera sociedad rural

Agroecología, propiedad de la tierra, justicia y el rol de la mujer atravesando y despatriarcando cada palabra. El inédito Foro Agrario reunido en Buenos Aires reunió a más de 3.000 campesinos, agricultores y productores que están simbolizando lo más nuevo, vital e inteligente desde el punto de vista de la alimentación, la salud, los territorios, la producción y la sociedad. La construcción de un programa que pronto será dado a conocer, como un mensaje a la clase política argentina.

El escenario del micro estadio de Ferrocarril Oeste no fue ocupado por actores, protagonistas o celebridades, sino por el público. Y por lo que el público fue capaz de elaborar durante dos días de trabajos y comisiones para discutir la realidad del campo.

Ese público no fue espectador sino protagonista este martes 7 y miércoles 8 de mayo, que tienen destino de ser fechas recordadas durante mucho tiempo. Se congregaron 3.000 campesinas y campesinos, productores, agricultoras, gente llegada desde diversas provincias para hacer algo que una mujer misionera, micrófono en mano y gorra verde de la Unión de Trabajadores de la Tierra, describió así, dándole un sentido totalmente nuevo a una palabra:

  • “Esto es una gran re-unión”.

Iban subiendo al escenario voceros de las distintas comisiones con propuestas a corto, mediano o largo plazo. En algunos casos las leían y en otros las habían plantado en grandes hojas de papelógrafos.

La comisión de Horticultura y Fruticultura, por ejemplo, propuso un reconocimiento de la emergencia socio-productiva del sector a nivel nacional, y compra pública por parte del Estado a productores agroecológicos, entre muchas otras ideas prácticas, que generarían mejor producción y mejores alimentos para escuelas y hospitales, por ejemplo. La comisión de Pueblos Originarios planteó la restitución  de territorios que por ley pertenecen a comunidades indígenas, una Ley para la propiedad comunitaria, desmilitarización y anulación de la ley antiterrorista.

Otra mujer desde el micrófono reclamaba agua potable para las comunidades campesinas, y alumbrado público en zonas donde transitan “por el problema de las violaciones”. Otro grupo propuso que “la madre tierra sea sujeto de derecho”. Se habló de la inutilidad de los contratos de alquiler por un año que deja a los pequeños productores siempre en el abismo. Del desastre de la intermediación que con sus camiones aplasta los ingresos de los productores, y multiplica los egresos de los consumidores de frutas y verduras, por ejemplo.

Otra de las comisiones enumeró: “A corto plazo, inversión en infraestructura, servicios sociales básicos, educación. Queremos seguir viviendo en el campo. Ley de reparación histórica de la agricultura familiar, Promover el acceso a la tierra, redistribución de tierra para la producción agroecológica. Ley de fomento de agroecología. Promover redes de comercialización para la producción agroecológica e incorporar compras estatales a ese tipo de producción. Ley nacional que regule el uso de agrotóxicos”.

Así, el público del Foro, protagonista en lugar de espectador, fue dando a conocer las propuestas que confluirán en el Programa Agrario que este encuentro campesino, esta re-unión, presentará a la clase política.

En cualquier caso, ese programa ya es un proyecto y una meta, de aquí en más, para protagonizar el futuro.

Los ejes, según Maritsa Puma, 22 años, de Chuquisaca: “Tierra, agroecología, igualdad de género”. Agrega Rubén Gutiérrez, 25 años, de Potosí: “Apostamos a la soberanía alimentaria, a un modo sano de producir, y a la reforma agraria”.

“La política es muy mezquina”

“No me salen palabras para describir lo que viví acá. Discutimos algo nuevo. Para nosotras, que venimos de provincias y tenemos que transmitir a los compañeros, es un desafío. Estuve en el taller de género. Tuve una experiencia en Santa Clara, en Jujuy, donde el exmarido de una compañera le pegó tres tiros. Ella sobrevivió, pero nos dimos cuenta de la cantidad de mujeres que sufren violencia en el campo. Esto me sirvió mucho para desahogar problemas y llevar información para ayudar en los territorios”.

Alicia Vega es la coordinadora de la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Tierra (UTT) de Jujuy-Salta, salió de la ciudad de Fraile Pintado en un micro el domingo a la noche, viajó 30 horas, llegó el lunes a última hora y el martes ya comenzó a participar de este Primer Foro Nacional por un Programa Agrario Soberano y Popular, organizado por la UTT junto a organizaciones rurales, universidades, sindicatos y movimientos sociales.

“Es, sin duda, un hecho histórico”, resume Alicia el masivo encuentro que se había postulado con la idea de plantear “cambios estructurales y productivos profundos” para presentar a los candidatos a elecciones.

-¿Qué significa eso?

-Nos da bronca porque somos arrendatarios y hay muchas tierras que no ocupa nadie y son de empresarios. A los políticos les diría que se fijen allí. En Güemes tomamos tierra, sacamos gente del basural para enseñar a producir y que los niños tengan un futuro mejor. Eso nos da bronca, porque la política es muy mezquina. Que pongan los ojos en nosotros, que damos de comer al pueblo.

De la violencia machista a la forma de producción extractiva, Vega ejemplifica en números muchas de las discusiones de los paneles. “En Fraile Pintado estamos pagando 40 mil pesos la tierra porque somos arrendatarios. A eso sumale que los sobres de semillas salen otros 40 mil, el abono y los químicos. Ahora, en la UTT estamos trabajando en la agroecología, aprendiendo, y viendo que da muchísimos resultados. Es mucha la diferencia”.

Un ejemplo: “Un productor gasta 100 mil pesos en químicos y abonos, pero en preparados nuestros gasta muchísimo menos. Todos nos estamos capacitando, y los compañeros están más animados. Muchas compañeras murieron por cáncer por salir con la mochila a sus espaldas, pero ahora somos más fuertes en todo. Y para eso sirve este encuentro: nos llevamos mucho más para transmitir”.

Se iba consolidando la imagen de que esta fue la re-unión de la gente que vive en el campo: no la que lo hereda.

La que lo hace vivo: no la que lo envenena y lo mata.

La que trabaja la tierra: no la que la explota y la contamina.

La que produce alimentos: no la que exporta commodities.

La que busca el hacer y el futuro: no la que abusa del poder y del pasado.

Maritsa Puma: “La idea del Foro estuvo recontrabuena, porque cada organización estaba por separado, y acá nos estamos unificando en las reuniones. Yo estuve en Semillas. Al principio no se animaban a hablar muchos campesinos y productores de lo que les pasaba. De cómo nos hacen perder la cultura”. Maritsa integra el Consultorio Técnico Popular de la UTT, además  de producir verduras en la zona de El Pato (La Plata) con su familia.

“De a poco todos agarraron confianza y empezaron a contar sus cosas, cómo se pierde con las semillas. Se abrieron todos y pudimos tirar propuestas a corto plazo y también a largo plazo”.

¿Por qué ocurre esa dispersión o incomunicación entre organizaciones? Rubén Gutiérrez: “Todas luchaban muy separadas, cada una por su lado, y se armaban espacios de discordancia. No llegaban a acuerdos. Tenían luchas en común pero no se apoyaban entre ellas. Esa incomunicación empezó como una competencia a ver quién tiene  más gente, o más fuerza. Es una competencia donde se medían desde el lado más machista posible: a ver quién la tiene más larga. Ahí ya veías que estaba todo mal encaminado, porque partían de una cosa competitiva, individualista y machista”.

Rubén percibe que el Foro puede replantear esas jaulas mentales. “Más allá de que cada uno tenga sus diferencias, o su propia forma de hablar, todos estamos atrás de la tierra,  la semilla, el agua, los medios de producción populares para el pequeño y mediano agricultor. Este Foro puede unificar  luchas, pero no solo de organizaciones campesinas sino también en los barrios, y con los consumidores que también son afectados por el modelo de producción actual”. Por eso la apuesta es “pasar a un modo sano y agroecológico, a la soberanía alimentaria, y a la reforma agraria”

Maritsa: “Las mujeres están más, y tiene que estar la juventud. Nos pasa que  muchos jóvenes tenemos que ir a la ciudad si queremos estudiar, pero decíamos que la Universidad tendría que poner institutos en el campo para que las mujeres que tienen hijos también puedan prepararse, o que haya lugares que atiendan a los niños para que las madres jóvenes puedan ir a estudiar”. Quienes hayan tenido la posibilidad de ver en la práctica el talento de estas productoras y productores comprenderá que cualquier inversión en este tipo de dispositivos es, para decirlo como los papelógrafos, pura ganancia a corto, mediano y largo plazo.

El cambio de la historia

Durante los encuentros de las comisiones, desde las gradas, se observaba una imagen particular. No había un orador, ni alguien hablando para miles de personas que escuchan sentadas. La imagen no era de rectángulos de individuos mirando hacia un mismo lado, sino que se veían círculos de personas.

Cada círculo era una comisión distinta, como si cada círculo tocara a otro y se multiplicara en dos, en cinco, en diez más. “En total fueron 23 comisiones temáticas”, dice a lavaca el coordinador nacional de la UTT, Nahuel Levaggi. “Por ejemplo, están las vinculadas a las producciones: lechería, granos, pesca, forestal. Otras más pendientes de la comercialización: comercio exterior, logística. También cuestiones transversales: género, juventud, acceso a la tierra”.

El trabajo futuro será la sistematización de ese material. “Lo que sucedió fue un hecho inédito por la cantidad de participación de trabajadoras y trabajadores de la tierra, por desafiarse a discutir y proponer qué queremos más allá de lamernos la herida o de contar lo mal que estamos, sino que estamos proponiendo un programa agrario integral para todas las dimensiones de la producción agropecuaria. Es muy amplio”.

-A partir de hoy, ¿sonaría extraño que un funcionario desconozca esta discusión?

Hoy cambió la historia. Estoy convencido. Y viene cambiando. De hecho, tenés hoy a políticos hablando de soberanía alimentaria, y eso es porue cambia el sector que está discutiendo esa política agropecuaria, cuando hasta el momento había sido potestad de alguna oficina adentro de las grandes corporaciones. De hecho, ningún político tuvo propuestas para el agro, y no discutirlo es funcional a que el modelo de agronegocio se fortalezca y que diversas carteras como el INTA o la Secretaría de Agroindustria sean meros despachos de esas corporaciones.

Asistieron al acto los diputados José Aragón, Leonardo Grosso, Luis Basterra, Juan Huss y la senadora Marilin Sacnun,  entre otros. En un costado, con su bastón, la siempre joven Miryam Gorban, titular de la Cátedra Libre de Soberanía Alimentaria de la Faculad de Medicina de la UBA hacía un gesto con las manos como la de algo insuperable y decía a lavaca dos palabras: «Estoy emocionadísima».

Remolacha, cebolla y salud

En Ferro también hubo feria a precios populares:

  • Remolacha: $15 el paquete.

  • Cebolla: $15 el kilo.

  • Kale: $15 el paquete.

  • Rúcula: $10.

Mieles agroecológicas, cervezas, vinos de comunidades diaguitas, manzanas sabrosas sin venenos, salsas, dulce de leche y una innumerable cantidad de productos que demuestran una forma de producción no extractiva. Pero Mercedes Taboada, productora de Florencio Varela (sur del conurbano bonerense) e integrante del Movimiento Nacional Campesino Indígena (MNCI), lo explicaba mejor: “En este contexto, este Foro fue importantísimo: demostramos que somos un actor político”.

La cooperativa que integra Mercedes se ubica en Ingeniero Alan, en la zona rural de Florencio Varela, casi en el límite con Berazategui. Son 72 productores. “Pero si sumamos al Frente Agrario, a la Federación Nacional Campesina, la 1610 y la UTT, somos 1800 productores solo en ese cordón”.

Algunas organizaciones están en un modo de producción que es de transición de los agroquímicos a un formato agroecológico. Mercedes subraya que su cooperativa produce todo sin venenos.

-¿Cómo definís a la agroecología?

-Es salud y vida. Después, comer sano y seguro. No podemos definirla de otro modo, porque nos viene a dar una mejor calidad de vida. Cuidamos nuestra salud y la de los consumidores, porque volvemos a lo que nosotros ya sabíamos y aprendimos hace muchísimos años, desde nuestros ancestros, porque nuestros abuelos y tatarabuelos siempre produjeron sin veneno. Los agroquímicos entraron con la llamada Revolución Verde. Antes no existían ni se hablaba de veneno. Pero hoy es más fácil comer del cartón o de una lata que un producto sano, fresco y seguro.

La Nueva Etapa

Una de las comisiones se dedicó especialmente a la Ley de Semillas, el proyecto que las corporaciones buscan aprobar en el Congreso para apropiarse de los bienes de pequeños productores. La comisión estuvo coordinada por Carlos Vicente, de la organización GRAIN y la revista Biodiversidad. “Es tremendo el nivel de dependencia de las semillas producidas por las empresas”, dice a lavaca. “La soja la produce Monsanto, el maíz Syngenta, y nombramos a los grandes, pero también el acceso a las semillas del tomate, morrones o berenjenas también están cooptadas por las corporaciones. Son semillas importadas, y hay un enorme desafío para producirlas acá. Es un desafío tan grande como el de la tierra, para no seguir siendo esclavos de esos grupos”.

Los dos días del Foro le dejaron una impresión. “Es el comienzo de una nueva etapa, en una época donde sólo el 5 por ciento de la tierra en Argentina está en manos de campesinos y productores familiares. Que más de 3000 personas nos reunamos para decir que otro campo y otra agricultura son posibles dicen mucho, en país con 35 por ciento de pobres”.

Vicente también alerta sobre que los pueblos rurales se están despoblando porque la gente se va del campo en dirección a las ciudades. Pero las comisiones reflejaron un presente con horizonte: “Es muy impactante que hay mucha claridad en que el camino a futuro es la agroecología. Estamos hablando de que estos productores son quienes producen el 90 por ciento de nuestras verduras y hortalizas diarias. Y hay otro aspecto interesante: aquí conviven quienes están produciendo sin agrotóxicos y quienes sí usan. No hay un rechazo, sino una capacitación, que beneficia tanto a productores para producir bien y ganar mejor, como a consumidores que pueden empezar a pensar en acceder a alimentos de calidad, sanos y baratos”.

La productora Nelsi Bequer andaba con un tupper con guiso de lentejas en sus manos. Llegó desde Andresito, en Misiones, y es integrante de la Coordinadora de Trabajadores Rurales de la provincia (COTRUM). “Estoy en una cooperativa de pequeños productores, somos 130 familias, pero el Estado no nos escucha ni nos tiene en cuenta”.

Para Nelsi sólo hay una salida, que es la misma que expresa este Foro:

“El punto cierto es la organización. Si estamos organizadas, logramos hacer muchas cosas. Veo gente que no está organizada, y eso te lleva a no tener visión certera de lo que quieren hacer. Yo tengo 61 años y estoy firme, siguiendo la lucha porque es una conclusión que tomé hace muchos años. Toda la vida me crié trabajando la tierra, ahora ya me cuesta por la edad, pero doy mi opinión a miles de jóvenes”.

¿Y qué les dice?

-Que tienen que organizarse. Y seguir. Como lo que está pasando acá. Sólo así vamos a poder terminar con las multinacionales y con todos los venenos y las injusticias que tenemos.

fuente:  http://www.biodiversidadla.org/Noticias/Foro-Agrario-la-verdadera-sociedad-rural

Foro Agrario: La unidad campesina por venir

Finalizó luego de dos jornadas intensas en el estadio de Ferro el Foro Agrario Nacional y Soberano. La cita tuvo lugar para al menos tres mil campesinos y campesinas de todo el país. Una unión, no sólo de los y las trabajadoras de la tierra, sino también de los que pugnan por una soberanía alimentaria, un avance de la producción agroecológica sin el uso de venenos en los campos, y por sobre todas las cosas con un objetivo claro en el horizonte: La reforma agraria nacional.

 

Por Federico Paterno. Fotos: Arveja Esperanza y Juliana Miceli.

Fueron dos días de trabajo, mesas debate, charlas y reflexiones. Delegadas y delegados de las organizaciones campesinas. Fueron 23 las comisiones que se armaron y debatieron en este 7 y 8 de Mayo, en el cierre del foro se pudo oír en el microestadio las síntesis de cada comisión. Una mirada antipatriarcal y feminista de las mujeres trabajadoras de la tierra, con un rol central en los territorios campesinos. Entre los puntos que se fijaron a corto y largo plazo se pudo leer el cartel que advertía:

-A corto plazo:

-Rechazo a ley de semillas

-Ley de alquileres

-A mediano y largo plazo:

-Distribución de la tierra

-Alfabetización alimentaria desde la escuela

-Subsidio focalizado en la cadena de valor (que considere a los intermediarios).

Las diversas propuestas que se encaminaron tuvieron como finalidad un programa agrario que será entregado con las respectivas propuestas a la clase dirigente que tendrá roles electorales en las próximas elecciones de Octubre. Este encuentro tuvo como decisión convocar a la unidad de los movimientos campesinos y de pequeños productores y productoras de la tierra. Buscar romper con la lógica partidista, y avanzar hacia una reforma agraria integral y campesina.

El camino que conecta hacia el microestadio donde estaban los oradores principales y las butacas para poder alistarse para estar un poco más cómodo, tenía un gazebo que indicaba MTE Rural, una organización que nació durante el 2015 y que realiza tareas de producción frutihortícola y ganadera, actualmente con trabajo productivo en las provincias de Mendoza, La Pampa, Entre Ríos, Santiago del Estero, Tucumán, San Juan, Rio Negro, Corrientes y Buenos Aires, entre otras. Esta organización es un brazo rural del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) y la CTEP.

Carlos Vicente es un luchador, de los más antiguos, por la soberanía alimentaria contra el patentamiento de las semillas, desde su organización GRAIN y la revista Biodiversidad formó parte de este foro y dialogó con ANCAP “Es un momento histórico toda esta posibilidad de encuentro de organizaciones tan diversas y que vienen de diferentes tradiciones es un punto de inflexión para la cuestión del campo, para cuestionar los ejes centrales de la problemática Argentina, como es la concentración de la tierra en pocas manos ,la histórica expulsión de campesinos y trabajadores rurales del territorio, ir hacia un modelo de producción agroecológico de base campesina. Nos dirigimos hacia el objetivo de la soberanía alimentaria. Acá no hubo bajada de línea, fueron 23 talleres. Desde la tierra se sienten problemas angustiantes, se reflejan en propuestas, desde políticas públicas para que este foro siga uniendo y construyendo”.

Venezuela en el Foro

La forma de trabajar la tierra y su manera de producir en Venezuela fue explicada a ANCAP por medio de Juan Carlos Pintos de la Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora “Nosotros venimos avanzando en varios procesos, en 2015 aprobamos la Ley De Semilla para nacionalizarla y garantizar que no se patenten y se alquilen. Deben ser de la humanidad, no de multinacionales. Tenemos un trabajo con el rescate de las semillas propias de la naturaleza venezolana y algo importante es lo que venimos haciendo con en proceso agroecológico, queremos acabar con los agrotóxicos, venimos desde los consejos comunales y sectores campesinos haciendo grandes esfuerzos para que esto pase, a pesar del duro momento de crisis que hoy vivimos en Venezuela”. Respecto a la experiencia de estar en este foro reflexionó “Este foro fue impresionante, primero por la unidad de las organizaciones populares, sus debates estratégicos en torno a la producción y la necesidad de tener la tierra con el proceso de agroecología. El sistema de unidad latinoamericana son proyectos comunes en toda Latinoamérica, son proyectos alternativos que nos permiten dar respuestas profundas y estructurales, a esos modelos capitalistas y neoliberales que generan hambre y pobreza en todo el mundo, el pueblo organizado es la alternativa. El pueblo debe empoderarse del proceso productivo en el país”.

Un Foro y muchas ideas de producción

En uno de los lugares que había para recorrer en este foro, se podían advertir varios puestos de productos regionales, de las diferentes organizaciones que estuvieron presentes: Frente Agrario Evita, Movimiento Nacional Campesino Indígena (MNCI), UTT y El Encuentro Nacional de Organizaciones Territoriales de Pueblos Originarios (ENOTPO), entre varias.

Ofelia Gutiérrez pertenece a la cooperativa Puna, donde realizan trabajos artesanales en fibra de llama, con la Red Puna hace mas de 30 años llevan adelante un trabajo en los territorios campesinos, ésta red, está compuesta por 32 organizaciones de La Puna y  la Quebrada de Jujuy, y a su vez forman parte del MNCI. “En este momento estamos pasando un grave problema con el tema de las tierras, en  la parte Del Carmen, el gobierno de Morales está queriendo desalojar a los campesinos donde producen las hortalizas donde producen sus tierras. Nos quiere echar, pero seguimos resistiendo. El gobierno hace oídos sordos a nuestros reclamos. Por eso este foro popular es importante para poder hacernos escuchar de manera nacional y latinoamericana”.

Se escucha dentro del estadio que está por comenzar el cierre de la última jornada. Se alistan varios y varias jóvenes con sus tambores en la última fila para dar cierre a toda percusión. Las banderas dentro del estadio permiten ver la presencia de varias organizaciones de campo y del tercer Cordón del Conurbano Bonaerense como es el caso de la Cooperativa de Trabajadores Rurales de San Vicente (CTR), con un trabajo de territorio en la Comuna Darío Santillán y Campo Juan Nahuelcurá. Un trabajo de producción agroecológica y de un tambo en crecimiento constante, por medio del cual ofrecen sus quesos y diversas verduras en sus puestos zonales. Estuvieron en estas jornadas también el Movimiento Campesino de Santiago Del Estero (MOCASE), la Federación Nacional Campesina, La 1610 de Florencio Varela, y la Asociación de Trabajadores Rurales y Estibadores de Salta (A.T.R.E.S).

Luis Pérez es un pequeño productor de Florencio Varela y referente de la Asociación de Productores Hortícolas de la 1610, habló con ANCAP “Somos 17 pequeños productores hortícolas y venimos trabajando hace años con el INTA Y Senasa, éste gobierno destruyó el INTA, sacó a los técnicos que es fundamental, el gobierno está ausente con esta realidad que tenemos, hoy no hay comida en la mesa siendo que la producimos. La mayoría alquila para poder producir, el alquiler es cada vez más caro. Nosotros vamos a marcar la cancha a cualquier partido que esté, los trabajadores de campo no tenemos derecho a nada. Nos sacaron el monotributo social agropecuario, ahora para poder arar tuve que comprar dos vacas, es un retroceso”.

La voz de la UTT

Lucas es parte de la Unión de Trabajadores de la Tierra, y nos ofrece una reflexión final de lo que le deja estas jornadas de trabajo: “Es histórico haber llegado a esta instancia, después de muchísmos años de lucha, las organizaciones en Argentina veníamos planteando que se dé un proceso de comunicación entre los gobiernos a través de un análisis, nuestro análisis es a través del foro y en una situación de crisis que hay en Argentina. Con este gobierno no se puede hablar nada, no sólo eso, sino que cada vez que presentamos una propuesta es totalmente ninguneada, también nos reprimen como en Constitución. Presentamos un proyecto de ley que está cajoneado por orden del gobierno. Llegamos a mayo, es muchísimo trabajo que se está dando en el microestadio de Ferro donde nos juntamos todas las organizaciones campesinas, intelectuales que vienen trabajando en las Universidades, las cátedras libres de soberanía alimentaria, diversos actores, desde la soberanía marítima, la pesca la problemática de la carne, la leche, pueblo originarios, comercialización, 23 comisiones que empezaron a trabajar desde ayer, hoy estamos dando el final, donde los compañeros y compañeras presentaron cuáles fueron las deducciones, cuáles eran las políticas que hay que implementar a corto y largo plazo”.

A pocos meses de una elección presidencial aprovechamos desde ANCAP para consultar a Lucas, como integrante de UTT, que piensa sobre la ausencia de políticas,  con un cambio de paradigma a la hora de producir y pensar en otra forma de producción, que otro campo sea posible “La historia de los partidos en la Argentina , los partidos tradicionales, si bien con el gobierno anterior tuvimos algunas políticas públicas acertadas y eso es indiscutible, nos terminamos encontrando que el gobierno anterior le abrió la puerta a Monsanto, metió la soja sin ningún tipo de control en la Argentina, pensando que generaba divisas, eso primero fue moviendo la frontera como si fueran barrios privados y countries, sobre los campos en la Argentina sin analizar la contaminación del agua o de los suelos, eso está claro, alpresidente vos lo escuchás y dice que se pueden fumigar mientras los chicos están en las escuelas, no hace ningún tipo de análisis porque son una clase que están muy lejos del pueblo y de la realidad. Creemos que este foro tiene que influir y lo que se viene dando es esta unidad de las organizaciones campesinas. Esta unidad nos da fuerza a los que venimos luchando por el acceso a la tierra, el acceso al agua, sabemos que, si nos tocan a uno, nos tocan a todos y esta unidad es un primer paso a empezar a disputar lo que durante mucho tiempo nos hicieron creer que el campo era la sociedad rural”.

En el cierre del foro tomó la palabra de manera fervorosa Nahuel Levaggi, coordinador nacional de la UTT, se sirvió un vaso de fertilizante natural y lo tomó, aplaudido por todos los presentes, después sirvió un vaso de agua con gotas herbicida y preguntó ”¿Quien se anima a tomar esto?”. Nadie se animó. Finalizó “Hoy la historia no vuelve para atrás, hoy hablamos de acceso a la tierra, de derechos y de agroecología. El agrotóxico hay que decirlo, si mata a un bicho, mata al ser humano!!”.

 

Audios: http://www.biodiversidadla.org/Recomendamos/Nuestras-voces-Primer-Foro-Nacional-por-un-Programa-Agrario-Soberano-y-Popular

 


fuentes:

https://noticiasancap.org/2019/05/10/foro-agrario-la-unidad-campesina-por-venir/

 https://argentina.indymedia.org/2019/05/10/foro-agrario-la-unidad-campesina-por-venir/

otros enlaces relacionados: http://uniondetrabajadoresdelatierra.com.ar/2019/05/09/1-foro-agrario-un-avance-historico-para-el-campo-que-produce-alimentos-y-puede-combatir-el-hambre

http://www.resumenlatinoamericano.org/2019/05/10/a-proposito-del-primer-foro-agrario-otro-campo-es-posible/

“Cambió la historia. Este Programa Agrario que exigimos será un motor de vida, de trabajo digno, de acceso a la tierra, de fomento a las diversidades culturales y de soberanía alimentaria.»expresó Nahuel Levaggi, coordinador nacional de la UTT

 


About this entry