Nicaragua: Exigen liberaciòn de 13 defensores de derechos humanos

_para la libertad3

LA APDHE EXIGE LA INMEDIATA LIBERACIÓN DE LOS 13 DEFENSORES DE DERECHOS HUMANOS RECIENTEMENTE DETENIDOS EN NICARAGUA

25 de noviembre 2019
comunicacion@apdhe.org

“LA ASOCIACIÓN PRO DERECHOS HUMANOS DE ESPAÑA EXIGE LA INMEDIATA LIBERACIÓN DE LOS 13 DEFENSORES DE DERECHOS HUMANOS RECIENTEMENTE DETENIDOS EN NICARAGUA”

La Asociación Pro Derechos Humanos de España exige al Gobierno de Nicaragua la inmediata liberación de Amaya Coppens, Ivania Álvarez, Wendy Juárez, Olga Valle, Maria Margarita Hurtado, Hansel Quintero, Atahualpa Quintero, Neyma Hernández, Marvin Lopez, José Medina, Jesús Teffel, Wilfredo Brenes, Jordan Lanzas, Roberto Butching, Derlis Hernández y Melvin Peralta, que fueron detenidos arbitrariamente el pasado 14 de noviembre, cuando acudían a la iglesia San Miguel Arcángel a llevar agua a familiares de presos políticos que llevaban siete días en huelga de hambre.

Los 13 detenidos se encuentran recluidos en el centro de detención “El Chipote”, en Managua, donde no tuvieron acceso inmediato a sus abogados, y permanecen en prisión preventiva con cargos por “tráfico de armas”, tras la audiencia que se celebró el 18 de noviembre ante el Tribunal de Managua. Según algunas fuentes, se cree que podrían estar siendo torturados, tal y como ya ha denunciado la Asociación Nicaragüense Pro-Derechos Humanos.

En los días posteriores a la detención, la policía nacional ha intensificado el acoso a las personas que se encontraban en la iglesia, les ha cortado el agua y la luz, ha amenazado con desalojarles por la fuerza, y ha impedido que se les proporcionen alimentos.

La concentración de los familiares en la Iglesia tenía como único objeto demandar al Gobierno de Ortega que cumpla de forma efectiva el acuerdo que él mismo suscribió en marzo de 2019, por el que se comprometió a poner en libertad a todas las personas detenidas exclusivamente por ejercer su derecho a la libertad de expresión y de reunión pacífica, desde que comenzaron las protestas en el país el 18 de abril de 2018. Recordemos que durante las protestas, el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes creado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, ha estimado que, al menos, 350 personas han sido asesinadas, 2.000 personas heridas y torturadas, y más de 80.000 personas forzadas al exilio.

Algunas de las 13 personas ya habían sido detenidas con anterioridad, como es el caso de Amaya Coppens, de 25 años, de nacionalidad belga y nicaragüense, estudiante de medicina, que pasó 6 meses en prisión. Amaya había regresado recientemente a Nicaragua, tras denunciar ante el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas la situación de represión que se vive en el país.

La Unión Europea ya ha instado a la liberación de los opositores detenidos, así como muchos otros organismos internacionales como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos o la Organización de Naciones Unidas, que a través de su Secretario General, Antonio Gutierres, ha expresado su preocupación por la situación en la iglesia nicaragüense de San Miguel Arcángel, y reclamó que se respeten los derechos de las personas que ejercen su derecho de protesta.

Desde la APDHE rechazamos este nuevo ataque y hostigamiento a los defensores y defensoras de derechos humanos en Nicaragua, y denunciamos la violación del derecho a la libertad de expresión y de manifestación pacífica, y a la libertad de circulación. Asimismo, instamos a las autoridades a que pongan fin a la detención arbitraria de estas personas, al trato que están recibido en prisión y al hostigamiento judicial que se está ejerciendo contra algunas de ellas, recordándoles que mientras permanezcan bajo su custodia son responsables de garantizar la integridad física y psicológica de las mismas.


About this entry