España_Asturias: Cielo sin armas

____salud si_ armas NO

ASTURIES, CIELO SIN ARMAS

31 julio 2020

Los bombardeos atómicos de Hiroshima y Nagasaki (6 – 9 de agosto de 1945) están a punto de alcanzar su 75 aniversario. Y en esta siniestra onomástica el Festival Militar Aéreo, solo momentáneamente “derribado” por la crisis sanitaria provocada por el COVID-19, se traslada al mundo virtual, y prometen sus organizadores, de cara a la edición de 2021, extenderse hasta nueve días en el marco de una celebración más amplia que incluirá globos aerostáticos, drones y cometas.

En resumen, desde nuestro ayuntamiento se sigue fomentando y afianzando la propaganda bélica en los cielos de Gijón, y se hace desde la perversión de asumir como propia una propuesta que desde varios años, diversos colectivos pacifistas trasladamos a los grupos municipales y en el pleno del ayuntamiento; la sustitución de la exhibición militar por una celebración del Viento que incluyera cometas artesanales y otros volátiles no bélicos, y mucho más sostenibles y ecológicos. Con esto se pervierte una figura que pretendía ser una alternativa pacífica y medioambiental a una celebración bélica y contaminante, y se reviste de colorines lo que sigue siendo una exhibición de aparataje de muerte.

La Coordinadora Asturiana de ONGD, el Conseyu de la Mocedá de Xixón, Acción en Red y las organizaciones que integran el Consejo Local de Cooperación, seguimos mostrando nuestro rechazo a esta expresión de militarismo, y reivindicamos la construcción de una cultura de paz. Contradictorio gobierno local que con una mano organiza jornadas solidarias en el Día de los Derechos Humanos y actividades en los centros educativos por el Día de la Paz, y con la otra promociona armas pesadas en los cielos de nuestra ciudad.

La actual pandemia nos ha puesto ante el espejo y ha demostrado nuestra vulnerabilidad. Invirtiendo en armamento, apuntamos al enemigo equivocado. Con los 2.800 millones que nos cuesta el submarino S-80 podríamos pagar el sueldo a 62.500 enfermeros/as. El avión A-400 nos cuesta 5.200 millones, el equivalente de 27.700 camas de hospital.

Durante 2020 el presupuesto militar español aumentará en 3.059 y superará los 20.000 millones de euros: seis veces más que en Ingreso Mínimo Vital. “Si este ingente gasto militar de más de 20.000 millones anuales destinados (según los gobiernos) a proporcionar seguridad, se hubiera destinado al ámbito de la salud y de los servicios sociales a buen seguro hubieran proporcionado una mayor seguridad a la ciudadanía”

La alternativa ha sido y es… gastos militares para escuelas y hospitales. Menos bombas, más sanidad. La alternativa es la Cultura de Paz, la resolución pacífica de los conflictos, el respeto a la soberanía de los pueblos. No se puede matar el virus con bombas. Pero sí con una sanidad pública, de calidad, universal, que hay que potenciar, restando gastos militares para hospitales.

Queremos los cielos de Asturias limpios de aviones de guerra!

enviado por aaarjona@nodo50.org


About this entry