Argentina: Red de Plantas Saludables por el Buen Vivir

Somos una Red de personas que trabajamos de manera horizontal , no jerárquica, y que nos une el interés y el amor x las plantas, la revalorización de los saberes populares y el intercambio de información, favoreciendo aquellas acciones que fortalezcan el buen vivir-

Argentina

Boletín nº 3 Red de Plantas Saludables por el Buen Vivir

LA RED Y LA PANDEMIA

Ya a punto de salir el 3er número del boletín, nos sorprendió el COVID-19 que, además de la enorme sorpresa e incertidumbre que significa, cambió de cuajo la realidad de nuestras vidas. Y eso nos obligó a modificar algunos artículos ya escritos y a tratar de enfocar esa realidad y el papel de la Red en esta situación.

Además de eso, el boletín contendrá la actividad de la Red en el último período y en el 5to encuentro.

Ahora cada une de la Red, estamos llenos de interrogantes, reflexiones y angustia de no tener claro qué sucederá al final del túnel y qué podemos hacer para que ese final sea algo mejor de lo que hemos vivido hasta ahora.

Se escribe, con bastante ligereza, que nada será igual a lo anterior y que lo que está por venir instalará “una nueva normalidad”, que nos obligará a nuevas adaptaciones en nuestro vivir que seguramente requerirá actuar acorde a ello.

 

¿Qué hacer…

… para atravesar éste periodo de “anormalidad” al de la “nueva normalidad que aparece envuelta en una nube caótica, aún de imprevisibles resultados?.

¿Podría ayudarnos, aceptarnos como seres vulnerables, ecodependientes, fortaleciendo nuestros lazos comunitarios, en lugar de aislarnos, cambiando miedo por confianza, como ya está sucediendo a lo largo y ancho del país y el mundo?.

Sabemos que toda crisis conlleva la posibilidad de dos salidas o más y lo que decide la alternativa es la relación de fuerza y quién gana la pulseada.

Una cosa aparece cada vez más clara y es que el sistema capitalista en el que vivimos es de muerte, es un necrosistema incapaz de asegurar lo más básico y esencial, que es la vida.

Y si es así, ¿toda nuestra inteligencia y esfuerzo deberíamos ponerlos en asegurarla, creando nuestras propias arcas de Noé , que nos garantice el Buen Vivir, que significa hacer profundos cambios en todos los sentidos, desde cada une, hacia formas comunitarias, de autonomía, autogestión, que nos conduzcan a una relación más armónica, de respeto y cuidado con la madre naturaleza, de la que somos parte?.

Y pensemos si no debemos cultivar aún más la comprensión, la organización, la ayuda mutua, la cuidadanía y hacernos cargo de tomar, cada vez más, nuestras vidas en nuestras manos, en lugares de trabajo, barriadas, municipios, provincias… “Cada lugar a su modo”, como dicen los zapatistas.

Para la Red, ésto no es nada nuevo, es lo que tratamos de hacer desde su nacimiento, pero ahora la situación reclama más urgencia.

Más enredades y creatives que nunca, hagamos lo mejor que podamos donde nada de todas las formas de vida nos sean ajeno, contribuyendo a cuidar y salvar Nuestra Casa Común, ya que la salud del planeta y nuestra salud no son separable, van juntas.

Cambiar el miedo por la confianza aceptando nuestras vulnerabilidades, interdependencias y ecodependencias, y fortalezcamos nuestros lazos comunitarios, en lugar de aislarnos en una cuarentena autista, sorda, ciega, egoísta.

Cuando decimos “condiciones de vida” consideramos los ecosistemas naturales, sociales, políticos en que nuestras vidas se desarrollan y que generan determinados estados de salud emocional y física.

Hagámonos cargo de tomar nuestras vidas en nuestras manos: alimentación consciente y saludable, ayunos periódicos, descanso, cariño, ternura, alegría, arte, silencios, compartencia generadora de endorfinas, celebración en comunidad.

Menos pantalla y más conversatorios en nuestros territorios existenciales, microsociales, comunitarios, para volver a zurcir la trama dañada en la que nuestras vidas vienen transcurriendo.

Recurramos a nuestras plantas amigas y a nuestros alimentos sanadores:

Para mejorar nuestras defensas: jengibre, tomillo, equinácea, hierba tulsi, marrubio. Para protegernos de posibles virus: tomillo, salvia. Para reducir el estrés: albahaca sagrada, levadura de cerveza, kefir, garbanzos.

Refundar los paradigmas del futuro. Hay que insistir en el empeño.

Con el “Buenísimo” no se reconstruye un país desecho. Un manifiesto suscrito por más de doscientos cincuenta economistas y otros científicos, del 22/4/20 concluía: “la salida de la crisis provocada por la pandemia del coronavirus debe estar orientada a sentar las bases de una sociedad más justa, más igualitaria y ecológicamente sostenible”. 

 

SUMARIO:

Editorial…3

Lo que nos une: Feminismo Comunitario…6

V Encuentro…8

Nuestras Buenezas: AJENJO DULCE…12

Glosario…15

Árboles nativos. Algarrobo. Parte II…15

Guía práctica: Herbario. Parte I…18

Tejiendo la red: Experiencia Tupac Amaru…26

Protectores Herbales…28

ver ediciòn completa:

https://st4.ning.com/topology/rest/1.0/file/get/7869747881?profile=original

encuentrodeplantasbsas@gmail.com

https://www.facebook.com/groups/537822096392420

 

fuente: https://educacionyeconomiasocial.ning.com/profiles/blog/list?user=0c8rjnsm4h19f


About this entry