Bolivia: El legado del Mallku Felipe Quispe Huanca

___Pukara_Febr2021

Bolivia

El legado del Mallku Felipe Quispe Huanca

 

Julio Cesar afirmaba: “Al final, es imposible no convertirse en lo que los demás creen que eres”.

Eso es cierto, sobre todo cuando la opinión de los poderosos, de los medios, se esfuerza por imponer en el pueblo una determinada imagen de alguien.

¿Qué imagen se trata de imponer de Felipe Quispe, ahora que está muerto?

El caso del Mallku Felipe Quispe Huanca es paradójico. En vida, nunca se convirtió en lo que los demás creían de él. Políticos, académicos y analistas forjaron la imagen de un intratable, resentido, racista, cargado de malos deseos para la población boliviana de origen europeo. Ello, seguramente, porque no asumía la “regla de convivencia” implantada por los dominantes: El indígena, al ser descendiente de los vencidos, debe manifestar sumisión hacia los vencedores. Será “igual” si se achica, mima pensamientos y poses… si se esfuerza por ser gracioso. Entonces, se lo

aplaude como se festeja a los primates que en un zoológico, detrás de barrotes, hacen monerías para merecer unos cuantos cacahuetes. 

Felipe Quispe era voz digna que enrrostraba a los opresores. Esos desplantes, en lugar de motivar e incentivar reflexión, y autocrítica, despertaba odio en muchos criollos, pues verificaban que no era un mico quien así se expresaba, sino un cóndor que levantaba vuelo, y eso era intolerable.

La vida y de Felipe desmiente esos prejuicios. A la imagen de racista irreductible se opone su práctica

política con bolivianos, cualquiera haya sido su “raza”. Su vocación era su pueblo como causa, fin politico, que podía comprometer personas de diversa procedencia. Compañeros, amigos y militantes los tuvo entre criollos y mestizos. Si hubo engaño y abandono fue, lamentablemente, de algunos de estos últimos, y no a la inversa.

La caricatura de terrorista sediento de sangre, sembrador de luto, intransigente en la lucha armada, es impugnada por su frecuente incursión, en todo recurso que implicaba el adelanto y empoderamiento indígena. Fundó organizaciones políticas y participó en varias elecciones. Dirigió el sindicalismo campesino boliviano. Fundó, inclusó, un club juvenil de fútbol.

Amante de la lectura, de la formación académica, de la racionalidad para entender e influir en la realidad social, fue inmune a la desviación pachamamista. Su amor a la cultura indígena, a la propia religiosidad, no obedecía a los cánones impuestos por ONGs, organismos internacionales y la academia occidental, sobre lo que es el indio y su cultura.

Felipe Quispe fue el aymara ancestral y, al mismo tiempo, contemporáneo. Toca a las nuevas generaciones asumir su legado y culminarlo. La razón de su lucha no era solamente “analizar” y “criticar” la realidad, sino actuar en ella y empoderarse de ella. El desafío está hoy más vigente que nunca.

Foto portada: Felipe Quispe Huanca el 1 de noviembre del 2000, enPeñas, en la fundación del MIP. A su lado, su hijo Santos Quispe Quispe.

Blvia_Pukara__via

EN EL PUKARA Nº 174 DEL MES DE FEBRERO 2021

El tema central: “luces y sombras de Felipe Quispe. Las peculiaridades del Mallku”. J.L. Machaca Quispe desarrolla los aspectos por los que el Mallku, en el sendero de líderes como Tupaj Katari, pasará a la historia; también los aspectos que hicieron no pudiese cumplir sus objetivos políticos.

También:

– Editorial:  «El legado del Mallku Felipe Quispe Huanca«. Existen distorsiones sobre la personalidad y objetivos de Felipe Quispe. Estas obedecen en gran parte a la configuración todavía colonial de Bolivia. Corresponde a las nuevas generaciones rectificar esas apreciaciones cumpliendo los objetivos históricos del Mallku.

– “Don Felipe Quispe Huanca, el Mallku”. Una experiencia en Achacachi, con jóvenes y en el marco de cursos de formación política nos muestra un Felipe Quispe que partía de convicciones acendradas, pero que era capaz de confrontarlas con la realidad y tomar lecciones de ello. Emma Bolshia Bravo Cladera relata esos eventos.

– “Felipe Quispe Huanca: Una vida plena”. Ximena Vásquez Yutronic era periodista gráfica cuando conoció a Felipe Quispe. Relato testimonial de acciones y actitudes que nos dan una idea del Mallku como dirigente social, organizador político y persona humana.

– “Felipe Quispe -el Mallku- y las experiencias continentales de coordinación indianista: el CISA”. Felipe Quispe estuvo siempre relacionado con los acontecimientos indígenas a nivel continental. Aureliano Turpo Choquehuanca relata la vinculación que tuvo con él, a partir de su experiencia como Coordinador del CISA.

– “Sembrar para cosechar”. “Felipe murió haciendo lo que más amaba: luchar por los pobres, por las comunidades indígenas y campesinas. Murió por sus ideales, por la defensa de nuestros recursos naturales, por la Madre Tierra que sigue siendo torturada… “. Tatiana Mancilla Paz nos relata la impresión que le dejó el Mallku, cuando era candidata del MIP en la zona Sur de La Paz.

– “Felipe Quispe Huanca y el Ejército Guerrillero Tupak Katari – EGTK”. Reproducimos un artículo de Paulino Marín publicado en 1995 en el Boletín Chitakolla, que nos muestra la apreciación en los medios indianistas de entonces de la experiencia de Felipe Quispe Huanca con el Ejército Guerrillero Tupak Katari, EGTK.

Sírvase encontrar en el siguiente enlace un ejemplar en pdf del Pukara Nº 174:

Pukara Nº 174

 
fuente: Pukara
https://www.facebook.com/groups/104122321484/permalink/10158043491826485/
enviado por peportmo@gmail.com


About this entry