Venezuela: La lucha del Cacique Sabino Romero y el pueblo Yukpa

La lucha del Cacique Sabino Romero y el pueblo Yukpa

El Cacique Sabino Romero, es un referente de la lucha por los derechos indígenas y en particular del pueblo Yukpa en el occidente venezolano. Un 3 de Marzo de 2013, sicarios le quitaron la vida pero su ejemplo de coraje y constancia perduran.

Los Yukpa son un pueblo amerindio que habita en la Sierra de Perijá, un ramal de la cordillera de los Andes que se extiende entre Venezuela y Colombia. Su idioma pertenece a una rama de la familia lingüistica Caribe. El territorio Yukpa ancestral comprendía desde el Rio César en Colombia hasta el Lago de Maracaibo en Venezuela.

Los Yukpas son el único grupo étnico de filiación Caribe que reside en el occidente venezolano. Tradicionalmente, se organizan en familias extensa encabezadas por un jefe de la comunidad. En Venezuela, segun el censo de 2011 la población asciende a 10.640 personas.

El despojo histórico del territorio

La historia del despojo al territorio ancestral a los indígenas Yukpa se remotan a siglos atrás pero en la época moderna cuatro décadas bastaron, desde 1920 a 1960, para que vieran invadidas sus tierras por petroleras como Shell (Colon Development Company), Standard Oil, Colpet y Creolela, por misiones religiosas y por ganaderos. Ya para 1970 habían perdido el 90% de su territorio original de 1900.

Las tierras planas, con mejores condiciones agrícolas fueron el primer objetivo para la ganadería y los criollos fundaron el municipio Machiques de Perijá sobre tierras que pertenecían históricamente al pueblo Yukpa. Los bosques del piedemonte fueron sustituidos por pastura para el ganado y a muchos indígenas no les quedó más opción que convertirse en peones de haciendas. Otros simplemente fueron desalojados y comenzó para ellos una vida errante llena de penuria. Familias enteras salieron a ciudades cercanas y del interior del país a sobrevivir vendiendo cestas y sombrero de paja tejidos. Pero otros Yukpas no aceptaron el despojo ni el desplazamiento como opción y se rebelaron.

La Resistencia de Sabino

Han sido constantes las luchas entre comunidades o grupos de familias indígenas Yukpa contra los ganaderos. En esa lucha histórica los jóvenes como Sabino Romero Izarra se hicieron hombres.

Sabino Romero, nacido alrededor de 1965 creció viendo sus tierras invadidas y desde muy jóven acompañó la lucha de sus mayores en tiempos en que el aislamiento enterraba en el olvido la matanza de indígenas. La macabra frase “vamos a cazar indios” se hizo común entre los hacendados recién llegados que precisaban desplazar a las comunidades originarias para extender sus fincas. Los Yukpa siempre fueron guerreros y Sabino se destacó como uno de los mejores en una lucha que no ha cesado y junto a varias comunidades yukpa continuó en el siglo XXI la lucha por recuperar las tierras que ancestralmente les pertenecían.

En palabras de Sabino: “Ante éramos felices, andábamos vestido con kuericha, cazábamos y comíamos pajaritos, recogíamos caracoles, maíz, pero los hacendados nos quitaron las tierras, luego llegaron los Padres Capuchinos, nos trajeron pantalones, azúcar, pan dulce, cuadernos; luego se fueron y ahora debemos comprar azúcar, libros, todo, y trabajar en las hacienda, y esa no es nuestra vida”.

La nueva Constitución de la República Bolivariana de Venezuela promulgada en 1999 reconoció por primera vez y extensamente los derechos indígenas y su derecho al territorio:

Artículo 119. El Estado reconocerá la existencia de los pueblos y comunidades indígenas, su organización social, política y económica, sus culturas, usos y costumbres, idiomas y religiones, así como su hábitat y derechos originarios sobre las tierras que ancestral y tradicionalmente ocupan y que son necesarias para desarrollar y garantizar sus formas de vida. Corresponderá al Ejecutivo Nacional, con la participación de los pueblos indígenas, demarcar y garantizar el derecho a la propiedad colectiva de sus tierras, las cuales serán inalienables, imprescriptibles, inembargables e intransferibles de acuerdo con lo establecido en esta Constitución y en la ley.

Pero las labores de demarcación de las tierras que indicaba la Ley así como el pago de las bienechurías a los ganaderos no llegaron con prontitud. Ante esa situación en distintas oportunidades varias comunidades Yukpas ocuparon algunas fincas como forma de presión.

Sabino comenzó a ser amenazado de muerte desde 2004, cuando encabezó la toma de varias haciendas que venían funcionando en territorios yukpa, como las denominadas Paja Chiquita, Tizina, Kusare y Brasil. Allí restablecieron su hábitat los indígenas a través de las comunidades Río Yaja, Chaktapa, Guamo-Pamocha y Shiraji.

La confrontación violenta no se hizo esperar y a ella se sumó el paramilitarismo colombiano que ha penetrado en esa región fronteriza. En Machiques, Perijá, desde el 2005 los hacendados formaron grupos paramilitares (1) con colombianos y algunos indígenas, que agreden a comunidades indígenas yukpa para arrebatarles la tierra y la vida. En el intento de asesinar a Sabino Romero, grupos armados asaltaron, entre otras, la comunidad Chaktapa en febrero de 2007, sacaron a disparos a la gente y quemaron sus casas.

A este panorama explosivo se sumaban las concesiones para explotación del carbón y otros minerales abundantes en la región.

El 22 de Julio de 2008 los ataques violentos contra los Yukpa hicieron blanco en el padre del cacique Sabino, el anciano centenario José Manuel Romero a quien le arrebataron la vida a golpes sicarios al servicio, según denunciaron los Yukpa, de un hacendado de nombre Alejandro Vargas, presunto dueño de la hacienda Kusare.

Sobre este caso el relato de testigos cuentan una historia que no es nueva: el ganadero pistola en mano arrojó al anciano Yukpa José Manuel Romero contra el suelo, donde lo patearon y apalearon antes de escapar hacia las montañas. José Manuel sufrió de dolores de espalda y en el cerebro. Su hijo, Sabino Romero, cuenta que días después del ataque, empezó con vómitos de sangre y producto de la agresión murió. 

En Agosto de 2008 cuando un grupo de militares acantonados en la zona trataron de impedir el paso de una caravana de movimientos sociales que habían acudido en solidaridad e invitados por la comunidad de Sabino, se produjeron forcejeos y disparos por parte de los uniformados, lo cual provocó la rápida reacción del presidente Hugo Chávez al día siguiente: “Entre los indios y los hacendados, este gobierno está con los indios… Los indígenas Yukpa deben ser protegidos por el Gobierno, por la Fuerza Armada, por el Estado”, dijo con énfasis. En el siguiente video se pueden ver las órdenes dadas por el presidente Chávez para atender con carácter de urgencia el conflicto por la recuperación de tierras indígenas en Perijá.

 

A pesar de la orden presidencial, a pesar de las leyes que amparan a los indígenas y de las diligencias efectuadas desde las distintas entidades del Estado que se volcaron a Perijá, la solución a la demarcación a los derechos indígenas no llegaría rápidamente ni en forma definitiva y satisfactoria.

La situación en Perijá no es simple. En la larga lucha por la demarcación de tierras ha habido posiciones encontradas entre los Caciques de distintas comunidades que han sido aprovechadas y atizadas por terceros ajenos al mundo indígena para beneficio propio.

La violencia continuó tal como lo relata el periodista Clodovaldo Hernández (2): “Otros miembros de su familia y aliados (de Sabino) también resultaron muertos en hechos violentos que quedaron impunes. En cambio, la muerte de otras dos personas (yukpas) en medio de disputas por las tierras (…) sí dio lugar a un proceso judicial, tal vez porque estos casos, los asesinatos, fueron atribuidos a Sabino y a otros dos caciques. Por esta causa, pasaron casi año y medio privados de libertad en una cárcel de Trujillo.”

Efectivamente Sabino Romero junto a otros dos caciques fueron encarcelados tras ser imputados por las muertes de dos miembros de otra comunidad Yukpa, Hevert García y Mireya Romero, ocurridas en un altercado entre los líderes de ambas comunidades. Eso ocurrió el 13 de octubre de 2009. Se afirma que falsos testigos recibieron dinero de terratenientes ganaderos para inventar acusaciones contra a Sabino y a su yerno. Durante su estancia en prisión, Sabino declaró: “Yo sé que este problema viene por la demarcación, a nosotros nos quieren sacar, ya nosotros sentimos que los ganaderos y la demarcación nos quieren sacar de las tierras”.

Tras 17 meses en prisión Sabino es declarado “inculpado” y liberado. A los pocos pocos días, se instala en la comunidad de Tokuko, la instancia de justicia indígena Yukpa, constituida por autoridades legitimas Yukpa (ancianos y ancianas, sabios y sabias, y caciques mayores) la cual luego de escuchar a cada uno de los involucrados, a sus testigos y los demás indígenas yukpa interesados, y después de deliberar por dieciocho horas sentencia la inocencia del cacique Sabino Romero y la de Alexander Fernández.

Sabino había sido acusado y detenido injustamente.

Desde el año 2001 hasta 2011, según Informe (3) de la Defensoria del Pueblo en el proceso de demarcación “se otorgó un total de 43 títulos de propiedad colectiva del hábitat y tierras indígenas en beneficio de siete pueblos, los cuales no refieren a la integralidad del territorio de cada uno de ellos, sino que corresponden a diversas comunidades pertenecientes a los mismos.”

Los desacuerdos manifestados por autoridades Yukpa ante el proceso de demarcación efectuado hasta ese momento, se concentraban en tres puntos planteados el 5 de mayo de 2012 ante autoridades del Estado y ante diputados indígenas: “1. Solicitar a la Comisión Nacional de Demarcación la revisión y corrección de los títulos otorgados, en virtud de que éstos reconocen el derecho de terceros ocupantes, carecen de mapas físicos, y no fueron consultados, por lo que solicitaron su participación directa en la Comisión; 2. Exigir el pago de las bienhechurías a los ganaderos que se encuentran dentro de las poligonales demarcadas, y 3. La investigación de los homicidios y el cese de la campaña de desprestigio contra el Cacique Sabino Romero.” (3)

La denunciada “campaña de desprestigio” contra Sabino continuó y con ella amenazas a su vida que acabaron cumpliéndose: La noche del 3 de Marzo de 2013 transitaba junto a su esposa e hijo por una carretera en la Sierra de Perijá. Regresaba de las elecciones de cacique mayor en la parroquia Libertad, cuando un par de sicarios en moto lo interceptan y le dispararon varias veces. Sabino murió y su esposa, Lucía Martínez, resultó gravemente herida.

A un mes del asesinato la Fiscalía dicto privativa de libertad a uno de los presuntos asesinos materiales, Ángel ‘Manguera’ Romero Bracho, quien en 2015 fue condenado a la pena máxima: 30 años de prisión. En agosto de 2014, se dicto sentencio sobre otros cinco acusados a penas de 10 años por la comisión de los delitos de homicidio calificado en grado de complicidad correspectiva, lesiones personales en detrimento de la pareja de Sabino Romero, así como asociación para delinquir. Los autores intelectuales siguen el libertad lo que ha motivado la protesta indígena.

Tras la muerte de Sabino, el Gobierno venezolano dirigido por el Presidente Maduro pagó las bienechurias de 38 haciendas a los ganaderos entre ellas la compensación de las tierras de Chaktapa la comunidad de Sabino. Pero otras tierras indígenas de Perijá como las de Kuse todavía no han sido demarcadas y los terratenientes cometen atrocidades como el secuestro en 2018 de la maestra indígena Mary Fernandez y sometiéndola a torturas en la Hacienda Las Delicias.

La lucha que lideró Sabino continua por parte de muchas comunidades Yukpa en Perijá. Siguen movilizándose, rescatando sus tierras, denunciando, acudiendo a la capital a hacerse oir por las autoridades nacionales. Y continua también contra ellos el asedio y arrinconamiento por mafias que en ese territorio se entremezclan con tráfico de ganado, empresas mineras y redes de corruptela que hacen nido en instituciones locales.

La criminalización de la lucha persiste para tratar de aislar y condenar a los indígenas que se mantienen firmes en la defensa de sus derechos. Hace pocos días, el sábado 27 de Febrero 2021, un grupo de indígenas efectuaron un rescate de sus tierras ocupadas por un hacendado en la finca Barranquilla con el objetivo de exigir que se retome la demarcación de las cuencas de El Tukuko y Yaza. En los medios los titulares distorsionaron el suceso con titulares como este: “Ganadero secuestrado por indígenas”. Seguir criminalizando la lucha de los Yukpas no llevará sino a una mayor espiral de violencia donde los muertos según nos enseña la historia los ponen en mayoría los pueblos indígenas.

A partir del asesinato de Sabino Romero en 2013 una consigna se levantó en Venezuela: “Sabino marca el Camino”. En ese camino es urgente la acción contundente del Estado venezolano sobre este complejo conflicto histórico para hacer valer el derecho del pueblo indígena a su tierra.

La lucha por los derechos y bienestar de los Yukpas, compete a todos los venezolanos por ser raiz originaria de la Nación. Pero además se traduce en la defensa de las aguas y los bosques verdaderas riquezas del país, que a diferencia del carbón garantizarán la vida a las generaciones actuales y futuras.

Por William Sandino / 03-2021

Notas:

(1) “El Negocio de la Guerra”, Darío Azzellini. Monteavila. 2009

(2) Artículo de Clodovaldo Hernández. “Cacique Sabino: Muerte anunciadísima” https://www.laiguana.tv/articulos/24133-cacique-sabino-muerte-anunciadisima-clodovaldo-hernandez/

(3) Aportes de la Defensoría del Pueblo de la República Bolivariana de Venezuela, al Informe sobre la aplicación de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas “Reconocimiento, Reparación y Reconciliación” 15/02/2019


Si quieres conocer más sobre Sabino y la lucha del pueblo Yukpa te recomendamos los siguientes enlaces:

Documental del cineasta venezolano Carlos Azpurúa sobre la lucha del lider yukpa Sabino Romero Izarra.

Entrevista del comunicador venezolano Luis Esán a Sabino Romero en 2012 en una de sus visitas a Caracas un año antes de su asesinato. https://www.youtube.com/watch?v=251C5xX8d48

Audio de Entrevista a Lucía Martínez Romero, integrante del pueblo yukpa y viuda del cacique Sabino Romero realizada en 2016.

Carta de Lucía Martínez viuda del cacique Sabino a la Fiscal General de la República en Junio 2016: https://ecoradiosur.wordpress.com/2016/09/28/venezuela-carta-de-lucia-martinez-esposa-del-cacique-sabino-romero-a-la-fiscal-general/

fuente: https://ecoradiosur.wordpress.com/2021/03/02/la-lucha-del-cacique-sabino-romero-y-el-pueblo-yukpa/


About this entry