Argentina: Caminata de Mujeres Indìgenas por el Buen Vivir

Basta de Terricidio!

 

QOMI’ QOLAQTAC     SEGUIMOS CAMINANDO

#Caminata#BastaDeTerricidio#BloqueNorte desde #Rosario territorio plurinacional

Abril de 2021

Empezamos a caminar la primer semana de marzo desde territorio Qom, ya algunas hermanas del paraje El Canal Bermejito salimos de nuestras casas para ir a la ciudad de Roque Sáenz Peña en Chaco, para vender canastos, artesanías y ahí encontrarnos con la hermana Alejandra. Fue ahí donde empezamos a hablar y consensuar sobre caminar, hacernos visibles, hacernos escuchar. Decidimos dejar nuestras artesanías, nuestras familias, hijes y mucho más para que finalmente se empiece a gestar conciencia, sensibilidad, compromiso y la responsabilidad como seres humanos, como seres vivientes de este universo.

Como mujeres indígenas salimos a caminar para sanar, como hacedoras de vidas.

Nos encontramos con la urgencia de que se empiece a visibilizar lo que nos está pasando como Cuerpo Territorio, como Indígenas y sobrevivientes de este Estado racista, colonial, patriarcal y asesino. Caminamos para decir BASTA DE TERRICIDIO, BASTA DE CALLAR, BASTA DE SEGUIR ARRASANDO CON NUESTROS TERRITORIOS.

Desde Sáenz Peña caminamos a Quitilipi, donde nos recibió la hermana Delia y dónde luego conocimos a compañeras de Somos Monte Chaco, quienes nos ayudaron muchísimo en logística y acompañamiento, amorosidad que agradecemos todas.

Seguimos a la ciudad de Resistencia donde nos encontramos con hermanas indígenas del territorio, llevando el llamamiento y protesta de que el Terricidio sea considerado un crimen de lesa humanidad y lesa naturaleza.

El #Terricidio, es todo lo que el Estado argentino y sus cómplices hacen con nuestras vidas y territorios. Como indígenas venimos sufriendo el desarraigo de la vida en nuestro territorio, vemos la contaminación y asesinato de nuestros ríos, lagunas, mar y suelos. Nos cansamos de ser nosotras las que tenemos que pagar por estos hechos y perdiendo vidas inocentes desde niñes y ancianes. Salimos a caminar para sanar, sanar el dolor que siente nuestra Madre Tierra.

Caminando se ha vuelto a presentar la realidad a la que sobrevivimos las hermanas que habitamos los territorios del norte.

En la terminal de ómnibus de Resistencia la empresa Águila Dorada se ha negado a vendernos pasajes por vernos indígenas, en los lugares que necesitábamos alojarnos y nos fueron negados. El racismo una vez más. Cuando hacemos compras y a todo lado que vamos, el ser y pararnos como indígena les molesta a los criollos.

Seguimos nuestro transitar hasta provincia de Santa Fe, territorio qom y moqoit. Nos encontramos con varias comunidades con quienes creamos lazo y red de hermanas que no existían. Encontramos a varias hermanas que no sabían del Movimiento, de nuestro existir como mujeres indígenas organizadas. Las animamos a que puedan pararse frente a los machos de su comunidad, que pretenden acallar sus voces. Pudimos hablar mucho, compartir y animarlas. Esto nos fortaleció, seguiremos hermanadas y acompañándonos.

Después recorrimos Paraná, Entre Ríos, territorio Charrúa. Nos encontramos más fortalecidas. Nos recibieron vecines autoconvocades que resisten frente a las políticas del gobierno de Paraná para frenar la tala de árboles.

Partimos de Paraná rumbo Cayastá, Territorio Moqoit, allí nos encontramos con más hermanas que nos esperaron para compartir en una ceremonia del fuego.Nos preparamos para continuar nuestro andar, salimos de Cayastá por la ruta n°62 donde estuvimos caminando varias horas. Éramos 10 hermanas y 2 niñas, ya agotadas y sin agua comenzamos a hacer dedo. Nadie frenaba hasta que un señor de origen boliviano al reconocernos por la whipala nos levantó. Nos preguntaba qué hacíamos solas en esa ruta, ya que hubo muchos hechos de asesinatos y abandono de mujeres muertas y niñes. Continuaba su relato diciendo que nadie alzaba a personas en ese lugar por miedo.

Nos llevó al pueblo más cercano, Cayastacito, habitado por más hombres campesinos y machistas, un lugar peligroso según nos comentó una mujer del poblado. Por razones de seguridad decidimos no pasar la noche ahí. Se hizo tarde y terminamos encontrando un señor que nos cobró para poder llegar a Laguna Paiva que estaba a 28k. Llegamos y nuevamente tuvimos un episodio de racismo en un alojamiento. Tras horas de caminata y andar, sólo buscábamos un lugar para dormir y nos encontramos con que no querían que «mujeres indias» estén en un alojamiento donde sólo se recibían turistas. Nos hicieron esperar mientras decidían si nos alojaban o no, hasta que finalmente nos niegan el alojamiento y terminamos quedándonos en un lugar abandonado en una terminal vieja.

En la medianoche volvimos a salir a la ruta para llegar a Santa Fe. Entre todo eso vimos y notamos que en el territorio santafesino abunda que la mujer está dejada de lado, estos pueblos gobernados y llevados por los machos esconden muertes, complicidad y mucho más que se necesita hacerse conocer. Estos terricidios no se hacen visibles.

Esa noche decidimos irnos a Rosario donde estamos en la casa de la hermana Noel, nos encontramos seguras y nos quedaremos en esta ciudad para visitar comunidades y realizar varias actividades.

En nuestro transitar pudimos escuchar, ver y sentir a los pobladores que nos comentaron que hay voces que no tienen justicia.

Nuestra caminata es para sanar estas cosas.

#NaciónQom#NaciónDiaguita#NaciónWichi

fuente: https://www.resumenlatinoamericano.org/2021/04/15/argentina-caminata-bastadeterricidio-bloquenorte-qomi-qolaqtac-seguimos-caminando/


About this entry