Bolivia: La aboliciòn del estado patriarcal

___Bolivia_Minga2021

Bolivia

La abolición del estado patriarcal

María Isabel Caero*
*Boliviana, Licenciada en Arquitectura. Actualmente se dedica a Consultoría ACOBOL y ONU/MUJERES. Elaboración de guías metodológicas para políticas municipales. Temas de especialidad: Género, Violencia contra las mujeres, Planifcación Urbana, Género.
Sonia Quiroga**
**Boliviana, Médica Veterinaria, zootécnica y zoóloga. Militante de defensa de los derechos de las mujeres. Miembro de varias organizaciones: MG,Frente de Mujeres Soberanía y Paz.

La situación de las mujeres ha sido de desigualdad y violencia desde épocas ancestrales, su situación desmejoró en la colonia, permaneció así en la república y hasta nuestros días. A pesar de haber sido parte de las luchas de emancipación contra los diferentes sistemas opresores, en la actualidad no se puede hablar de que ellas hayan conseguido equidad y justicia en el Estado plurinacional.
Si bien es cierto que con el proceso de cambio se han dado avances sobre la situación de las mujeres, especialmente en lo que se refere a la participación política, al entrar en un análisis más detallado de algunos datos actuales, sobre los diferentes ejes de sus vidas, se comprueba que la situación se mantiene en desventaja. Por ello y desde el compromiso por aportar hacia un cambio que benefcie a las mujeres se han desarrollado propuestas en diferentes temas como en lo político, en la gesti ón del Estado, en la economía, en la salud, en la no violencia, en la educación, entre otras, con el objetivo de ir superando las desigualdades estructurales.

1. Antecedentes

Las sociedades antiguas en el tiempo fueron evolucionando, de la misma forma también evolucionó y cambio la concepción y el rol de la mujer. En el marco de sociedades cazadoras y recolectoras y también en las sociedades agrícola sedentarias, las ocupaciones y aspiraciones de las mujeres fueron diferentes a las de los hombres.
En las sociedades pre inca e inca, ya en la cosmovisión andina, las mujeres llegaron a ocupar espacios sagrados. Los mitos del nacimiento del hijo del sol, asocia lo femenino a la importancia de su rol para la subsistencia de los seres humano.
Las mujeres en la época precolombina dependieron del rol que tenían en las instituciones donde participó: hogar, producción y especialización, religión, poder, guerra y conquista, porque se considera que eran, másbien, parte de un proceso intelectual de asociación indispensable y sagrada. Por esta razón, se destaca la Pachamama (Madre Tierra), Mamacocha (Madre del Mar), Urpay Huachac (Diosa de los Peces y Aves Marinas), entre otras deidades, lo que signifca que la mujer en ese tiempo se la consideraba en un rol de protectora de vida y energía. De esta forma las Diosas femeninas eran valoradas como constructoras, protectoras, educadoras y bastión de la sociedad, la fgura de la madre en el mundo prehispánico jugó un papel determinante. Se dice que en estas sociedades existía una división del trabajo basado en la complementariedad; es decir, el rol de la mujer era indispensable para el rol del hombre, y viceversa.

De la misma forma, un estudioso sobre los indios del Perú, afrma que “la sociedad indígena cumplió una transformación profunda y se vio empequeñecida por las nuevas enfermedades, la desaparición de sus dioses,la introducción de la moneda, la obligación de pagar tributo y, por la ubicación de los indios en espacios pequeños y de menor interés” (Cf. Watchel y Tandeter, 1976).
En la colonia española el rol de la mujer no fue correctamente valorado. De esta forma las mujeres indígenas se volvieron esposas, amantes o simples acompañantes de los españoles. En muchos casos fueron asesinadas cuando se rebelaban por conseguir mayor autonomía (Guamán Pomade Ayala, 1615).

La principal función que el régimen colonial asignó a las mujeres fue el de reproductoras. De las “mujeres blancas” se esperaba que debían constituir una familia legítima, de “linaje puro”, es decir, blanco y cristiano.
Pero las indias han sido las que más han sufrido explotación, opresión y discriminación. Las mujeres pobres en la colonia han sufrido humillaciones brutales por las acciones coloniales de apropiación de los cuerpos y así han ocurrido violaciones y violencia permanente. Las acciones violentas se daban desde cachetadas y puñetes, hasta mujeres a las que se amarraba y se les daba de latigazos. Todo combinado con insultos, muestras de desprecio, violación o imposición sexual. Eso se daba dentro de la casa, pero también podía manifestarse en espacios públicos. Todo ello expresa la concepción de supremacía de los hombres frente a las mujeres, tanto de los hombres blancos y en menor escala de los indios.

A pesar que las mujeres han sido parte de la lucha contra la colonia, por ejemplo, Juana Azurduy de Padilla y las Heroínas de la Coronilla entre otras, la llegada de la república no ha signifcado mayores niveles de justicia e igualdad. No debemos olvidar que solo a partir de la Revolución de 1952, las mujeres pudieron acceder al voto universal y mejorar su ingreso a la escuela, pero las brechas de desigualdad, entre hombres y mujeres como entre las mismas mujeres persiste hasta el presente siglo.
Con el Proceso de cambio, y la Revolución democrática y cultural, es cierto que en la idea de construir el Estado Plurinacional, un elemento de logro signifcativo ha sido la inclusión de los indígenas, originarios, campesinos y también aunque con menor fuerza de las mujeres pertenecientes a estos grupos y de alguna manera de las mujeres en general, esa inclusión no solo signifca la posibilidad que se tome en cuenta sus necesidades y propuestas en la gestión del gobierno del MAS-IPSP, signifca también el rescate, valoración y respeto de sus identidades.

Por ello, fue muy importante que se respete la diversidad plurinacional de nuestro país y la diversidad entre mujeres y hombres para rescatar sus diferentes propuestas y formas comunales de relacionamiento y de respeto de las otras y otros.

2. Conceptos

2.1. El patriarcado
El patriarcado es la forma de opresión milenaria de los hombres hacia las mujeres que nace con la agricultura, la división de clases y la propiedad privada, mediante el patriarcado se subordina a las mujeres por la “necesidad” de asegurar que los hijos sean de un solo padre y para que puedan heredar de él; además se potencia la función reproductora de la mujer, por encima de sus otras capacidades, ya que para la defensa del grupo era
importante un mayor número de hijos. Así la práctica del patriarcado se transmitió de generación en generación a lo largo de la historia, sirvió de base para los otros sistemas dominantes: económicos, políticos y religiosos, de esta forma presentamos la siguiente triada:

Por tanto, si la lucha de las mujeres no se vincula con la lucha antiimperialista, anticapitalista, anticolonialista y antipatriarcal, es perfectamente asimilable por el sistema de poder dominante porque sirve a sus intereses.

3. Algunos datos sobre la situación de las mujeres
Son pocos los datos discriminados por sexo que existen en el país, pues en los censos las preguntas son neutras. Apelamos a informes de otras fuentes como de la Coordinadora de la Mujer y Ciudadanía (OXFAM 2014).

3.1. Participación económica
De acuerdo con el informe de la Coordinadora de la Mujer, de marzo de 2019, sobre la “Situación de las mujeres”, con el Proceso de cambio, se ha dado un progresivo reconocimiento de la contribución de las mujeres a la “generación de riqueza en nuestro país”, tanto por su incorporación al mercado laboral y principalmente por el trabajo que desempeña dentro el hogar a través de las tareas de cuidado que no son remunerados. En ambos casos, su contribución a la economía familiar y a la economía del país es importante (OXFAM 2014).

En la nueva CPE gracias a la presencia de mujeres como constituyentes se lograron incluir muchos artículos que tienen que ver con el reconocimiento de derechos de las mujeres entre ellos el Artículo 338 de la CPE que reconoce el aporte de las mujeres con su trabajo doméstico y se debe incluir en las cuentas nacionales.

Las mujeres representan el 49% de la población económicamente activa y el 46% de la población ocupada, son el 43% de la población asalariada y constituyen el 53% de los trabajadores independientes, además representan el 4.9% de la tasa de desempleo (cinco de cada diez mujeres tienen empleo y seis de cada diez trabajan en la informalidad).
El 70% de la población pobre del país está conformada por mujeres y niños, y el 90% de las familias pobres están encabezadas por mujeres (OXFAM 2014).

La maternidad y las tareas de cuidado de los niños y de la familia en general, continúan siendo un obstáculo para el desarrollo laboral de la mujer pues durante el embarazo y la crianza de los niños pequeños salen del mercado laboral, al no ser compatible el empleo con la maternidad.
Tanto el estado como la empresa privada, preferen contratar varones por el costo que implica la maternidad. Por esta situación las mujeres se ven obligadas a trabajar por salarios menores y con horarios extendidos.
La brecha salarial entre hombres y mujeres oscila entre el 44 y el 62% (OXFAM, 2014). Las condiciones laborales de las mujeres se caracterizan por su precariedad y por encontrarse mayormente en la informalidad,
como consecuencia sin derechos laborales, sin seguro de salud ni aportaciones a los sistemas previsionales de corto y largo plazo. Por esta raz ón las mujeres en menor cantidad acceden a la seguridad Social y a sistemas de jubilación.
Quienes acceden a un salario, por lo general son eventuales, lo que les impide sindicalizarse. Adicionalmente, están expuestas al acoso laboral, sexual y otras formas de violencia.

3.2. Violencia
De cada diez mujeres siete han sufrido violencia en el país, en alg ún momento de su vida de las cuales solo el 67% presenta denuncia formal y de estas, solo el 33% tiene sanción penal, el resto no obtiene sanción alguna (OXFAM 2014). Otra forma de violencia es el acoso y la Violencia Política, el año 2018 se han presentado 87 denuncias de acoso político, que a pesar de contar la Ley 243 de Acoso y Violencia Política, muy pocos casos han llegado a sancionarlos. El tema de la violación es la agresión más impactante, cada día se producen seis violaciones a mujeres o niñas.

3.3. Salud
La mortalidad materna en Bolivia es la más alta de Latinoamérica. El aborto representa el 13% de mujeres y es la tercera causa de mortalidad materna. Tres de cada diez mujeres ya son madres a los 19 años. Dos de cada diez mujeres no acuden a ningún lugar para atención en salud sexual y salud reproductiva. Según el Ministerio público, solo en 2017 se registraron 4708 denuncias referentes a violencia sexual (OXFAM 2014).

3.4. Educación
Las mujeres representan el 8.1% de la tasa de analfabetismo, mientras que los hombres alcanzan el 2.9 %. El 17% de mujeres del área urbana asiste a la universidad. La educación formal aún refuerza la desigualdad y los roles de género. Las mujeres ocupan solo el 26% de la cobertura informativa de los medios de comunicación (OXFAM 2014). En el espacio privado y público se continúa cosifcando el cuerpo femenino como un objeto sexual.
Continúa la discriminación hacia las mujeres indígenas por su vestimenta, su idioma y color de piel.

4. Avances en el proceso de cambio
Se puede reconocer muchos avances para las mujeres desde la asunción al poder del MAS-IPSP desde el año 2006, pero no son sufcientes porque permanecen situaciones de discriminación, tal es el caso de la selecci ón de mujeres para ir como candidatas a los diferentes niveles del gobierno. Y la permanencia de concursos de belleza que vuelven el cuerpo de las mujeres en mercancía. De la misma forma el sistema de educaci ón y comunicación mantiene mensajes estereotipados y androcéntricos.

4.1. CPE
Como ya dijimos anteriormente, un avance importante para mejorar la situación de las mujeres se ha dado con la inclusión de muchos artículos en la CPE en varios temas, entre las que podemos citar: • Reivindicación de los derechos de las mujeres, • La responsabilidad de padres y madres con los hijos • El tema de la no violencia • Se uso un lenguaje no sexista.
En la Ley Marco de Autonomías y Descentralización, entre las competencias se incluye la responsabilidad de los gobiernos sub nacionales a desarrollar planes para benefciar a mujeres, niños y grupos vulnerables (Estado Plurinacional de Bolivia, 2010).
Otros artículos como el derecho a la propiedad de la tierra y a superar las brechas entre mujeres y hombres.

4.2. Leyes
Se resalta el avance conseguido con la inclusi ón en las leyes electorales de la paridad y alternancia en los sistemas electorales, llegando a ocupar Bolivia el tercer lugar en el mundo con mayor presencia de mujeres en los legislativos nacionales y sub nacionales.

Otros ejemplos son las leyes que benefcian a las mujeres, como por ejemplo, la Ley 348 para garantizar a las Mujeres una Vida Libre de Violencia y la Ley 243 Contra el Acoso y la Violencia Política hacia las mujeres (Estado Plurinacional de Bolivia, 2012 y 2013), sin embargo, no constituyen aún instrumentos de total protección por la vigencia del pensamiento patriarcal y por la corrupción existente en las instancias que deben aplicar estas normas.

Cada vez más se evidencia la necesidad de encarar políticas públicas educativas, persuasivas y legales, para disminuir los índices de violencia en contra de las mujeres basadas en el género y así mismo desarrollar políticas para resolver las tareas de trabajo doméstico y trabajo de cuidado, se necesita lograr la corresponsabilidad en el cuidado de niños, ancianos, personas con discapacidad entre hombres y mujeres y el aporte de la participación del estado brindando servicios de cuidado y educación temprana a los niños para favorecer su desarrollo integral y armónico, estas acciones son una contribución valiosa al mejoramiento del capital social del Estado de ciudadanos con pleno desarrollo de sus capacidades.

5. Propuestas transformadoras

Se quiere hacer una revolución profunda, tanto de las relaciones económicas y políticas como de la cultura, la educación y especialmente para cambiar los valores de discriminación y de desigualdad, aspectos estos que hacen que existan grandes diferencias y desigualdad en la población y en especial para las mujeres. Se retoman 3 principios del proceso de cambio, porque no puede haber revolución sin cambios estructurales. Por esta situación se requiere trabajar hacia tres idearios:

5.1. Socialismo comunitario
Construir las bases del Socialismo comunitario, rompiendo todas las reglas, normas y costumbres capitalistas, neoliberales e imperialistas.

5.2. Vivir bien

Es romper con las visiones clásicas del desarrollo solo como crecimiento
económico perpetuo, lineal y antropocéntrico. Vivir Bien es el acceso a recursos y servicios materiales y simbólicos en igualdad de condiciones para hombres y mujeres, respetando y cuidando a la madre tierra, y garantizando una convivencia pacífca, incluyendo la equivalencia entre mujeres y hombres, en el marco del respeto mutuo.

5.3. Despatriarcalización

Signifca destruir el ideario por el cual se considera a la mujer en una escala inferior a la humana, entonces debemos empezar por superar el lenguaje sexista y machista con la inclusión del femenino.

A nivel general y desde un horizonte despatriarcalizador, proponemos transformar la cultura machista y patriarcal y construir un estado de igualdad y equidad. Debemos trabajar por la eliminación de patrones culturales y estereotipos discriminatorios, coloniales y patriarcales ligados al capitalismo, que se da en las relaciones de poder y en instrumentos ideológicos, como son la educación, el arte, la ciencia, los medios masivos y la religión (Lanza, 2012).

Despatriarcalizar y descolonizar el estado implica transformar la gestión pública, el andamiaje burocrático y las relaciones de poder, que se basan en la supuesta superioridad de lo no indígena y lo masculino, es decir del machismo/sexismo y del racismo.

Despatriarcalizar la gestión pública es garantizar la participación de las mujeres en todo el proceso de planifcación del Estado, ejerciendo su ciudadanía plena. Pero además que todas las políticas, planes, programas y proyectos no sean neutrales y se considere sus necesidades y propuestas de solución.
Por otro lado, la lucha por reivindicaciones propias de las mujeres, se deben orientar inexcusablemente a una lucha por el cambio de las estructuras económicas y sociales, hacia el socialismo. En la medida que superemos el sistema inhumano, competitivo orientado solo al mercado junto a las demandas de las mujeres, habremos dado pasos importantes para conseguir una sociedad más justa y equitativa.

6. Propuesta de despatriarcalización del estado.

La mujer ha caminado muchísimo en la dirección correcta, en el sentido dirigido a la igualdad de oportunidades y dignidad. Y eso también de muestra que la humanidad se ha desarrollado de manera inteligente.
En el proceso de cambio se ha visibilizado con mayor fuerza la necesidad de incluir el tema de la despatriarcalización en el Estado y de esta manera se ha creado primero la Dirección de despatriarcalizacion y descolonización y posteriormente el Servicio Plurinacional de la mujer en la estructura estatal.
Entonces, si la posición política e ideológica es trabajar o luchar por una revolución transformadora, profunda e integral del Estado, debemos orientar las luchas para implantar el socialismo comunitario, recuperando el concepto del Vivir Bien por ser el nuevo paradigma surgido de los pueblos originarios y trabajar por la despatriarcalización (propuesta desde las mujeres). Que pretende cambiar el sistema capitalista, patriarcal y colonial.

7. Propuestas especificas

7.1. Participación

A nivel político
Es necesario democratizar el poder y lograr la participación sustantiva de las mujeres en todos los niveles de decisión tanto a nivel político, como en las relaciones sociales y familiares (democracia radical). La propuesta de las mujeres es:

• Mejorar lo avanzado en la participación política con paridad y alternancia en los niveles legislativos, a lo que se debe añadir, evitar el acoso y la violencia política hacia las mujeres, promoviendo la
tolerancia, la igualdad de género, erradicando la violencia, la discriminación y la intolerancia.
• Garantizar la participación de las mujeres en igualdad de condiciones en las estructuras de las organizaciones sociales. Promover el liderazgo femenino.
• Es importante que las mujeres organizadas sean parte del control
social del Estado en todos sus niveles (Protagonistas 2019).
En la gestión de políticas públicas • Desarrollar normativas orientadas a la equidad de mujeres y hombres en los niveles de decisión de todos los niveles del Estado, esto signifca incluir la paridad en los niveles ejecutivos de los gobiernos nacionales y sub nacionales
• Se debe garantizar la participación de las mujeres en la planifcación en el marco del Sistema de Planifcación Integral del Estado (SPIE), y en los presupuestos
• Incluir las necesidades y demandas de las mujeres en la planifcación y gestión pública, especialmente en las ciudades, lograr el derecho a la vivienda por parte de las mujeres, conseguir el acceso a servicios básicos, a equipamientos, desarrollar propuestas de apoyo para el acceso al empleo decente y a emprendimientos productivos, de la misma forma apoyo para el trabajo de cuidado, garantizar una ciudad segura y una movilidad y transporte seguro adaptado a sus necesidades, a sistemas de abastecimiento óptimo, a áreas verdes y a un medio ambiente sano y con respeto a la madre tierra.

7.2. Participación económica y de cuidado
La reproducción material del patriarcado en los sistemas econ
ómicos y productivos, se basa en la división sexual del trabajo y en el privilegio masculino a la propiedad de la tierra y a la riqueza, excluye a las mujeres a un acceso equitativo de recursos, ingresos, trabajo y oportunidades, produciendo dependencia, explotación, discriminación y desigualdad.

Se propone: • Reconocimiento del valor del trabajo doméstico y de cuidado e incluir en las cuentas nacionales (Art. 388 CPE)
• Políticas de conciliación entre el trabajo de cuidado y el trabajo productivo, superando la dicotomía de lo público y lo privado
• Corresponsabilidad entre el hombre y la mujer en el trabajo de cuidado al interior de la familia, en la comunidad, en la sociedad, en el mercado y en el Estado, es lo que plantea la Ley Municipal de Corresponsabilidad en el trabajo no remunerado para la igualdad de Oportunidades (GAMC, 2019)
• Políticas para mejorar la capacitación de las mujeres, desarrollar medidas de acción afrmativa para cualifcar su inserción al mercado laboral (empleo decente)
• Garantizar el acceso equitativo de mujeres y hombres a los bienes del estado y la sociedad (tierra, vivienda, recursos, ingresos y a la protección social, seguridad social y jubilación en igualdad de condiciones)
• Eliminar todas las formas de discriminación de las mujeres en el ámbito laboral. Igual remuneración por igual trabajo (Protagonistas 2019).

7.3. Salud
Una de las bases del patriarcado en relación a la situación de las mujeres es la subordinación sexual. El cuerpo de las mujeres es el lugar donde se ejerce la dominación y su apropiación y control son los soportes de las relaciones de género desiguales en la sociedad patriarcal, por ello la propuesta es:
• El reconocimiento y elaboración de políticas públicas sobre los Derechos Sexuales y Reproductivos (autonomía, derecho al aborto, defnición de tener o no tener hijos, derecho a la información, uso
de métodos de contracepción)

• Maternidad segura (tanto a nivel de salud como económico)

• Reducción de la mortalidad materna

• Respeto a las libertades sexuales (Protagonistas, 2019).

7.4. Educación y cultura
Nuestra sociedad se caracteriza por tener un sistema simbólico estructurado de supremacía masculina, que es la base para la producción y reproducción del patriarcado mediante la cultura, la educación y los medios de comunicación que legitiman el dominio masculino frente al femenino.

También se prioriza lo blanco en desmedro de lo indígena campesino y la
producción de mercancías en lugar del cuidado de la vida. Entonces lo que proponemos es:

La elaboración de nuevos modelos educativos transformadores y liberadores • Tener un sistema educativo que elimine las desigualdades y que desmonte el aspecto cultural, simbólico y material del patriarcado, del colonialismo y del capitalismo y transforme todo aquello que naturaliza la subordinación y disminución de la mujer en las relaciones sociales
• Que cuestione y transforme las relaciones desiguales y de poder entre mujeres y hombres y en el Estado y promueva la solidaridad, la colaboración y el respeto a los derechos humanos, en un marco de igualdad, equidad, tolerancia y justicia social (GAMC, 2019)
• Que revalorice los sistemas productivos comunales y las culturas
originarias para el bienestar de la comunidad
• Visibilizar el aporte de las mujeres a la historia y a la cultura
• Promover la participación de la mujer en igualdad de condiciones en el deporte
• Cambiar el sistema de comunicación que es sexista, misógino y discriminatorio. Mediante el diseño de una política comunicacional no estereotipada y no discriminatoria.

7.5. No violencia
La violencia contra las mujeres es el mecanismo más drástico para mantener el sometimiento de las mujeres y desvalorizarlas, por tal razón planteamos: • La aplicación de la Ley 348 de forma efectiva por parte de todas las instancias de la administración del Estado involucradas (Estado Plurinacional de Bolivia 2013)
• La apropiación y seguimiento de la aplicación de la Ley por parte de la sociedad
• El Control social al sistema judicial para que cumpla su función,en contra de la violencia.
• Lograr la efciencia en la aplicación de la Ley 243 Contra el Acoso político y violencia contra las mujeres (Estado Plurinacional de Bolivia, 2012)
• Información y capacitación en espacios públicos y privados en contra de la Violencia
• Para paliar la violencia económica por parte de los esposos, el estado debe dotar las pensiones familiares a las madres, y los hombres que omiten esos pagos se hacen deudores del Estado. De esta forma los hijos y la mujer no quedan desvalidos.

8. Conclusiones
A nivel inmediato se debe apoyar que el proceso de cambio se oriente decididamente a un proceso hacia el Socialismo Comunitario, donde mujeres y hombres puedan vivir Bien. Debemos trabajar por transformaciones profundas a nivel económico, es decir contra el sistema capitalista, para que también se supere el sistema extractivista y los transgénicos, para garantizar la soberanía alimentaria, respetando a la madre tierra sin explotarla.
Que todos y todas tengan igualdad de oportunidades para acceder a un trabajo decente. Que se trabaje por el cuidado de la vida en todas sus dimensiones.
Que se elimine el colonialismo y el patriarcalismo de los hechos y de los imaginarios.
Nuestra lucha por la eliminación del capitalismo, es para que no haya personas extremadamente ricas y otras con niveles de pobreza extremos y evitar que las personas sean individualistas y competitivas para rescatar y fortalecer el sentido de comunidad y para conseguir un Estado plurinacional inclusivo, equitativo, justo y redistributivo.

____Bolivia_Muj en lucha

Bibliografía
Constitución Política del Estado – CPE (2009), Estado Plurinacional de Bolivia Coordinadora de la Mujer.
Estado Plurinacional de Bolivia (2012), Ley N°243 Contra el acoso y violencia política hacia las mujeres, La Paz, Estado Plurinacional de Bolivia.
Estado Plurinacional de Bolivia (2010), Ley Marco de Autonomías y descentralización, La Paz, Estado Plurinacional de Bolivia.
Estado Plurinacional de Bolivia (2013), Ley N° 348. Ley para garantizar a las mujeres una vida sin violencia, La Paz, Estado Plurinacional de Bolivia.
Guamán Poma de Ayala, Felipe (1615), Primer Nueva Crónica y Buen Gobierno.
Lanza, Martha (2012), Curso: Despatriarcalización, descolonización, políticas y PSG, Fundación Cabildeo, La Paz , SUKINI DESIGN.
Guamán Poma de Ayala, Felipe (1615), Primera Nueva Crónica y Buen Gobierno. Virreinato del Perú.
GAMC (2019), Ley N° 380. Ley Municipal de Corresponsabilidad de las tareas del cuidado no remunerado para la igualdad de oportunidades, Cochabamba, Gaceta Municipal.
OXFAM (2014), La situación de las mujeres en Bolivia, La Paz ,Edición Mónica Novillo.
Wachtel, Nathan y Enrique Tandeter (1976), Indios del Perú frente a la conquista española, Alianza, España.
Protagonistas (2019), Agenda política desde las mujeres. Horizontes para avanzar hacia la despatriarcalización y la democracia paritaria, Coordinadora de la Mujer, IDEA, Gregoria Apaza, La Paz, ONU /MUJERES.
Minga
Año 4 / Número 5 / Primer semestre 2021 / Cochabamba – Bolivia
https://minga-cital.com/

About this entry