Chile y las zonas de sacrificio: crónicas de saqueo, corrupción y ecocidio

Chile y las zonas de sacrificio: crónicas de saqueo, corrupción y ecocidio

En Chile, a 150 Kilómetros de Santiago, se encuentra la bahía de Quintero-Puchuncaví. Allí, en la costa del pacifico, se instalaron las industrias que transformaron el territorio, el ambiente y la salud de la población. Una zona de sacrificio que profundizó la política de saqueo, la corrupción y el ecocidio que marcaron las últimas décadas, mientras sus 50 mil habitantes exigen al estado una urgente solución

 Redacción Enfant Terrible  

Por Ezequiel Peressini desde Chile para Enfant Terrible

 

El Smog en Santiago de Chile oscurece los grafitis. Las paredes rayadas son tatuajes en la piel de la ciudad. Las demandas sociales que aún esperan ser resueltas. La sequía provocada por el saqueo del agua y los recursos trasformó al Rio Mapocho en un temeroso curso de agua que se hace espacio entre los depositarios de basura y contaminación. Las rutas del sur son una pasarela en la que desfilan los camiones de las empresas forestales custodiados por Carabineros, que depilan el territorio originario del perseguido y criminalizado Pueblo Mapuche con el negocio maderero.

.

Autovía de Punilla: acampe desmonte ilegal y desalojo

La historia de Chile se tensa en el naufragio de un modelo impuesto a sangre y fuego, atrapado como en el nudo de una novela; en la que todo cambió, pero lo nuevo todavía no surge. Mientras tanto, los salmones nadan en piscinas artificiales alimentados con porquería a la espera incierta de la exportación. En ese mientras tanto los símbolos de las multinacionales que se iluminan en los edificios “cuicos” y corporativos “de Plaza Dignidad al oriente”, se nutren de la pobreza en las poblaciones –o barrios periféricos y populares – que soportan con rabia la desigualdad social en la que el 1% más rico posee casi el 50% de la riqueza y el 50% menos rico vive con una riqueza negativa del -0,6 %, debido a la cantidad población endeudada. Allí, en el chile de las contradicciones, estallidos, revoluciones y reacciones los pueblos se cocinan bajo las nubes toxicas de las zonas de sacrificio.

Puchuncaví – Quintero: La bahía del ecocidio en el tablero de ajedrez capitalista

El territorio no es una hoja en blanco. Es más bien un tablero de ajedrez, cuya distribución de piezas depende de las disputas y las luchas, donde los reyes del color ganador buscarán imponer sus intereses. Desde la conquista Española y más aún desde que el capitalismo es imperialista, la división económica de los países impuso la semicolonización de Latinoamérica y a Chile le tocó – junto a Perú – jugar el rol de productor de minerales. Fue entonces, embanderado como el primer productor de cobre, que en manos de la clase dirigente desarrolló un brutal modelo extractivista. La Bahía de Puchuncaví y Quintero se fragmentó en ese sentido y cada recuadro del tablero de ajedrez fue ocupado.

.

Catamarca: minería y ecocidio en el salar del Hombre Muerto

Desde hace 58 años la bahía de Quintero-Puchuncaví fue re colonizada por diversas empresas. Esta vez no eran el conquistador Pedro de Valdivia y su amigo Milán Vicenzo del Monte, -sobrino del Papa Julio II- quienes ocuparon esas tierras luego de la conquista Española. Era la política de industrialización y minería del ex presidente Jorge Alessandri Rodríguez. Esa política buscaba el desarrollo industrial del país y para ello el espacio geográfico debía perforarse y transformarse. 

Durante la primera mitad de siglo, en la región vivían pequeños agricultores, pescadores artesanales y miles de visitantes de las ciudades disfrutaban de las playas, el esparcimiento y la recreación; haciendo honor al vocablo araucano “Puchuncahuin” del cual deriva “Puchuncaví”, que quiere decir “Donde abundan las fiestas”.  

Pero todo cambia. En 1958 la empresa de energía Chilectra fue la primera en instalarse en la bahía. En 1964 lo hizo la fundición de Enami, que desde 2003 fue tomada por Codelco (empresa estatal de Cobre) por los excesivos pasivos de Enami que ascendían a 500 millones de dólares.

En 1965 se aprobó el “Primer Plan Regulador Intercomunal de Valparaíso” con el que se entregó el uso de la tierra al desarrollo industrial permitiendo que poco después se instalara la Central Termoeléctrica Ventanas I y Ventanas 2. Ambas, en la actualidad, se encuentran en manos de las multinacionales tras la privatización de Chilectra. 

En 1987 se modificó el Plan Regulador – que, modificado sigue aún vigente – para permitir la ampliación a nuevas industrias. Así, en la década de 1990 Oxiquim instala su terminal marítimo para productos químicos que será ampliado en 2013, Gasmar introduce el negocio del Gas Licuado y la Empresa Melón instaló moliendas y almacenamiento de Cemento. Durante la década del 2000 todo empeoró: se instala Cordex con la actividad petrolífera, que abre la puerta a la multinacional Angloamerican, empresa que sostiene una bodega para almacenamiento en el mismo puerto de Ventanas. En 2004 COPEC crea la planta de lubricantes al centro de la Bahía, en Loncura.  En 2010 construye la central termoeléctrica Campiche y el terminal marítimo de gas licuado GNL Quintero y comenzó a funcionar la Termoeléctrica Nueva Ventanas en manos de AES Gener.

.

Los reyes ordenan el tablero: Oxiquim, Navarrete y Pinochet

.

Este recorrido cronológico no es aleatorio. Es fruto del avance del modelo depredador. Los reyes ocupando cada casilla del tablero de ajedrez. Las empresas de amigos llenándose los bolsillos. Desde el Golpe Militar de 1973, el rey se llamó Augusto Pinochet, quien buscó ahogar en sangre el ascenso obrero y popular de la década del 60 y 70. Un proceso en que los obreros de los Cordones Industriales pedían armas para cuidar su conquistas y hacer avanzar la revolución por sobre la reacción. Pinochet impuso su dictadura y esto también se reflejó en la Bahía y es parte de sacrificio. 

El “Pinocho” tenía un amigo: Vicente Navarrete Marinot. Vicente era un empresario de bajo perfil, que desde las sombras de la década de 1960 buscaba acuerdos para impulsar con su empresa Algina en el negocio de la explotación de algas rojas para la industria química y la exportación a EE.UU. La empresa creció y adquirió la textil Sintex, un holding del que participaba la empresa Oxiquim. Ya para mediados de los 80 Vicente controlaba a ambas empresas. ¿Cómo logró este enorme crecimiento y desarrollo? A través de acuerdos con la dictadura, facilitados por su amistad con Pinochet, que duró hasta la muerte del dictador el 10 de diciembre de 2006 – paradójicamente el mismo día Internacional de los Derechos Humanos – cuando Vicente canceló sus actividades para participar en los honores fúnebres de su amigo.  

Las amistades de este tipo son sólidas como roca. Cuando Navarrete falleció en 2013, el directorio de sus empresas quedó en manos de Fernando Barros, abogado personal de Pinochet y asesor tributarito de Piñera quien, salvado de caer en 2019 por el Acuerdo por la Paz y sus alfiles parlamentarios, hoy amasa una fortuna de 2.800 millones de dólares entrando al raking de los más ricos del mundo según la Revista Forbes. 

Así, de la misma forma que el conquistador Pedro de Valdivia le regaló todo lo que hoy es Quintero al sobrino del Papa Julio II, la dictadura criminal de Pinochet protegió, cuidó y armó a los personeros saqueadores – del que Navarrete es solo un ejemplo – quienes ya sin título nobiliario, pero con título de propiedad, se enriquecen a costa del sufrimiento del pueblo como nuevos conquistadores. El negocio es redondo: Oxiquim registró una ganancia en 2020 de M$17.218.749, lo que representa un aumento de 10,3% respecto de la obtenida en el mismo período del ejercicio anterior.

La Termoeléctrica Compinche: Bachelet y la Embajada yanqui

Los reyes dejaron de existir, no hay espacios para cuentos, aunque los vínculos entre poder político y concesiones privadas entre amigos sigan a la orden del día. En el año 2007 la multinacional AES Gener presentó los estudios de impacto ambiental para instalar una termoeléctrica a carbón y coque de petróleo en la localidad de Ventanas. En 2008 el Consejo Ecológico de Quintero-Puchuncaví respondió con un recurso en contra de su instalación. En 2009 y luego del maratón de apelaciones la Corte Suprema declaró ilegal su instalación por no acogerse a los usos del suelo dispuestos en la normativa vigente ya que las tierras donde AES Gener buscaba instalar la central, estaban destinada a áreas verdes para impulsar planes de remediación.

La empresa recurrió a los más altos mandos del imperialismo yanqui para retomar la ofensiva luego de la derrota legal en manos de un pueblo movilizado. En Estados Unidos el lobby es normal, tan normal que en los vestíbulos de gran tamaño llevan el mismo nombre, copiando el rol que cumplen las salas cercanas a las oficinas de los diputados y senadores del parlamento yanqui y la Casa Blanca, donde las presiones y sobornos son moneda corriente para que la legislación siempre corra al mismo lado.

.

.

Una investigación periodística de Cipper, retomando información filtrada en los WikiLeaks, demostró que durante junio de 2009 el presidente de AES, Andrés Gluski, se reunió con el ex embajador de los Estados Unidos, Pual Simons para informarle que si pasaba más de un año sin poder instalar la central en cuestión, el proyecto debía cancelarse. El 4 de agosto, Simons habló con el entonces ministro del Interior de Michelle Bachelet, Edmundo Pérez Yoma, para trasladarle esta preocupación y llegar a la entonces Ministra de Vivienda Patricia Poblete, quien tenía la llave para destrabar el conflicto.

El 9 de noviembre Poblete recibió a Simons, quien le solicitó “medidas oportunas para desarrollar una salida positiva para la compañía y sus inversiones”. El 31 de diciembre de 2009, el Diario Oficial publicó el Decreto Supremo Nº 68 que, como un traje a medida de la multinacional, allanó el camino para su instalación modificando el ordenamiento del suelo a favor de la empresa.

Entre Blinky y los hombres verdes: la salud se hipoteca en las zonas de sacrificio

Muchos recordarán a Blinky, el pececito naranja de tres ojos de Los Simpsons. Él aparece para graficar el impacto ambiental de los vertederos de desechos de la planta nuclear en las aguas de la ciudad de Springfield cuando Bart y Lisa van a pescar a un lago cercano. La historia del pececito toma relevancia cuando Marge se lo sirve de cena al Señor Burns en medio de su campaña política con la que postulaba para alcalde de la ciudad. Burns no lo come y le cuesta la elección. De esta manera, Matt Groening, demostró maravillosamente en tono de comedia, la tragedia cotidiana que se repite en diversos lugares del mundo.

En Quintero-Puchuncaví no hay pececitos de tres ojos, pero el daño al ambiente y la salud esta largamente documentado. Según el Mapa de Conflictos Socioambientales de Chile, una investigación comenzada en 1982 determinó que en la zona de Quintero se detectó una disminución de la producción agrícola y muerte por metales pesados de diversos animales. En 1999 la revista la Revista Panamericana de Salud Pública realizó un estudio en Puchuncaví demostrando que niños de 6 a 12 años habrían sufrido enfermedades agudas respiratorias por exposición ametales pesados como SO2 y PM10.

En 2011 el ex Seremi demostró que “los análisis realizados en las matrices de polvo y suelos indican la presencia de contaminación en todos los establecimientos educacionales”. Los daños ambientales fueron inocultables y en 1990 el Ministerio de Minería reconoce la situación promulgando el decreto Nº185/91 con el que buscarán regular, sin conseguirlo, las emisiones de arsénico, anhídrido sulfuroso y material particulado. El objetivo no se consignó y en 1994 la Zona fue declara saturada por anhídrido sulfuroso y material particulado por parte del Ministerio de Agronomía.

En 2012 se ordenó una exhumación judicial a 4 de los cuerpos de los ex trabajadores subcontratados de la fundición de Ventanas, donde se encontraron gran cantidad de metales pesados. Esto fue expuesto en el documental “Hombres Verdes” donde carolina Vergara, viuda de Clemente Aguilera Romero quien era ex trabajador de Enami-Codelco y falleció el 22 de mayo de 2019, relata que

“Cuando mi esposo se sacaba la ropa del cuerpo, la ropa le salía amarilla. Las sabanas quedaban marcadas, todo el cuerpo de él, manchado. (…) el líquido que ellos a veces tenían en el cuerpo, era por la contaminación que les quedaba así la ropa”

La también viuda Eliana Morales quien afirma que cuando su marido se acostaba, al levantarse las sabanas estaban verdes. ¡Hombres verdes, el mismo color de los billetes de dólares que abundan en las cuentas bancarias de las grandes empresas!

.

https://www.youtube.com/watch?v=8RSUaqkORW4
.

¿Quién le pone el cascabel al gato?

Casi 60 años de sacrificio. 60 años de saqueo. 60 años de contaminación. Y los problemas aún continúan. A pesar de que los informes públicos de Medio Ambiente manifiestan que los picos de contaminación se han reducido en un 93% desde la implementación del Plan de Prevención, pasando de 85 incidentes en 2017 a solo 4 en 2021. En abril y junio de 2022 nuevos episodios sacudieron las comunas de la Bahía desde Concón a Quintero lo que determinó un nuevo cierre de los establecimientos educativos y la declaración de la emergencia ambiental.

El 17 de Junio el directorio de Codelco resolvió por mayoría el cierre progresivo de la fundición Ventanas de Codelco, lo que ya se encontraba en planes de Piñera. El nuevo Gobierno de Boric apoyó la decisión y algunas organizaciones ambientalistas ven con simpatía la medida, pues la paralización de las industrias era un reclamo de los habitantes de la Bahía. A su vez, los trabajadores de la Federación de Trabajadores del Cobre (FTC) comenzaron un paro rechazando la medida que dejaría en la calle a más de 700 trabajadores y otros cientos de terrcerizados, mientras exigen mayor inversión para reconvertir la fundición de Cobre y así producir con mayor seguridad ambiental y sanitaria. El 23 de mayo el Gobierno y la FTC llegaron a un acuerdo y el paro se levantó a cambio de que los trabajadores participen de la mesa de trabajo que planificará el cierre de la planta.

Como vimos, en el complejo operan más de 15 grandes empresas en diversos rubros de la actividad industrial y extractiva. La fundición de Codelco es solo un fragmento de la problemática en un Chile que tiene el encargo de la actividad minera y que dicha producción es la que más aporta para el desarrollo económico y social del país. ¿El cierre de Ventanas resolverá el problema? Parece poco probable si no se toman medias de fondo con el conjunto de las industrias privadas que operan en el complejo industrial. ¿Es un paso adelante el cierre de la fundición Ventanas? A primera vista pareciera que sí, pero a su vez esta política provocaría una mayor re primarización de la economía al reducir la capacidad de fundición y refinamiento de la Empresa estatal, actividad que quedará en manos de las multinacionales que se llevan del país por el puerto de Ventanas el “concentrado de Cobre” sin fundir ni refinar y en sus casas matrices lo funden en óptimas condiciones ambientales quedándose con enormes cantidades de oro, plata y otros minerales.

¿Se llevaran a cabo los monitores de calidad del aire? ¿Se aplicara el Plan de Prevención y Descontaminación Atmosférica para las comunas de Concón, Quintero y Puchuncaví? ¿Se sancionará a las empresas contaminantes? ¿Se tomaran medidas de remediación y descontaminación que son urgentes?

El tablero de ajedrez se sigue moviendo, y la pelea de distintos sectores el pugna buscan ubicarse en el mejor lugar. ¿Será posible que el pueblo movilizado junto a los trabajares logreo dominar la partida y poner en jaque al Rey que hasta el momento lo entregó todo? ¿Podrán los peones reconocer que la partida final para poner en pie un nuevo sistema productivo será contra los reyes de ambos colores?

La historia lo dirá, la mecha está encendida y las demandas del estallido social, entre las que se encuentran los gritos desesperados por la justicia ambiental, son mucho más que rayados y grafitis decorativos. Son el motor de la historia contemporánea de Chile donde las mayorías populares ya no soportan el mientras tanto.

.

fuente:  https://enfantterrible.com.ar/ambientalismo/chile-y-las-zonas-de-sacrificio-cronicas-de-saqueo-corrupcion-y-ecocidio/


About this entry